Por: Mónica Cordero Sancho 25 junio, 2014
La implementación de Fonatel ha privilegiado la telefonía celular como la tecnología para conectar escuelas a Internet. El presidente Solís destacó que se debe que el sector educativo no puede verse afectada por ninguna la modalidad tarifaria.
La implementación de Fonatel ha privilegiado la telefonía celular como la tecnología para conectar escuelas a Internet. El presidente Solís destacó que se debe que el sector educativo no puede verse afectada por ninguna la modalidad tarifaria.

El Gobierno anunció que presentará una posición sobre la propuesta para fijar y aplicar una tarifa por transferencia de datos al servicio de Internet móvil presentada por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

El presidente Luis Guillermo Solís explicó, durante la conferencia posterior al Consejo de Gobierno este miércoles, que están en el proceso de recolección de información y que “probablemente” presentarán un documento ante la Sutel el próximo lunes 30 de junio; un día antes de la audiencia pública convocada por el ente regulador sobre el tema.
El mandatario recordó que ayer martes se reunió con la presidenta del Consejo de la Sutel, Maryelena Méndez, y representantes de las tres compañías telefónicas.

Añadió que el análisis también incluirá la opinión de Guy de Teramond, exministro de Ciencia y Tecnología y pionero del desarrollo de Internet en Costa Rica y de Alonso Castro, director Centro de Informática de la Universidad de Costa Rica. A ellos se les convocará en los próximos días.

Un adelanto

El mandatario omitió referirse a cuál será la posición del Gobierno sobre la propuesta tarifaria de Sutel, pero adelantó que se buscará la democratización del uso de las tecnologías digitales.

“El uso de las tecnologías digitales no es un accesorio de la vida de las sociedades modernas. Es fundamental y tenemos que garantizar acceso de calidad y en las mejores condiciones de velocidad y costo”, dijo.

Además el mandatario resaltó que el modelo tarifario no puede lesionar los derechos de los estudiantes de la educación pública.

Hasta hoy, los proyectos que ha desarrollado la Sutel para conectar los centros educativos a Internet con el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) han privilegiado la telefonía móvil (3G).

Se trata del fondo creado con los $170 millones que pagaron Claro y Movistar por la concesión que les permite operar en el país y un canon trimestral que paga la industria de telecomunicaciones a Sutel. La eventual aprobación de una tarifa de Internet por descarga en pospago podría afectar el acceso a contenido de las escuelas y colegios.

“Lo que estoy diciendo es que la educación costarricense no puede verse afectada, en ningún caso, por la modalidad (tarifaria) que se decida. El Gobierno preservará el derecho de los estudiantes de tener acceso a los servicios que necesita para estudiar, especialmente los estudiantes de las escuelas públicas. Es el criterio”, manifestó Solís.
La audiencia pública sobre la tarifa de Internet móvil por descarga en pospago se realizará el 1 de julio a las 5:15 p.m. en Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) ubicada en Guachipelín de Escazú.

A la cita también se conectarán en video conferencia los Tribunales de Justicia de Cartago, Ciudad Quesada, Heredia, Liberia, Limón, Pérez Zeledón y Puntarenas. Y se habilitará el Salón Parroquial de Bribri, situado frente de la Escuela Líder de Bribri en Limón, para que la gente participe.