Gobierno empezó estrategia de cuatro pilares para que país esté totalmente conectado en cinco años

Por: Krisia Chacón Jiménez 22 mayo, 2016
 La escuela José Martí, ubicada en Heredia, le ofrece servicios tecnológicos tanto a los docentes como a sus alumnos a través de un aula digital que fue instalada por Samsung como parte de su programa de responsabilidad social.
La escuela José Martí, ubicada en Heredia, le ofrece servicios tecnológicos tanto a los docentes como a sus alumnos a través de un aula digital que fue instalada por Samsung como parte de su programa de responsabilidad social.

El Gobierno pretende edificar un país que sea inclusivo en el área digital para el 2021.

Dicha meta se sostenderá en cuatro pilares: CR Digital, gobierno electrónico, alfabetización en tecnologías e instalar una economía digital.

Este plan fue discutido en el marco de las jornadas anuales de análisis que realiza el Programa de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (Prosic).

En esta ocasión, el conversatorio se relacionó con el Plan Nacional de Desarrollo de Telecomunicaciones (PNDT), el cual contempla esas cuatro columnas para lograr la inclusión digital.

Sin embargo, el país todavía tiene piedras en el camino que hacen que la construcción de una sociedad digital inclusiva sea una obra difícil de levantar.

La brecha digital, el estancamiento de la educación y la desarticulación de las políticas públicas son los problemas a los que se enfrenta el Gobierno como ingeniero del proyecto.

Revestir los cimientos

Las paredes tecnológicas en Costa Rica necesitan de revestimiento, ya que con el primer PNDT –que abarcaba el periodo 2009- 2014– se alcanzaron el 78% de las 201 metas propuestas, según datos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt).

Cynthia Morales, gerente del departamento de Política Económica del Micitt, explicó que están conscientes del trecho que faltó por recorrer y que el nuevo PNDT camina con ambición.

“La visión para el 2021 es transformar a Costa Rica en una sociedad conectada a partir de un enfoque inclusivo del acceso, uso y apropiación de las tecnologías”, dijo Morales.

Con la mirada puesta en el 2021, los trabajos de albañilería comenzaron y la primera columna ya está en pie: CR Digital.

A través de cinco etapas, el plan liderado por el Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) pretende llevar conexión a las zonas más vulnerables.

La primera fase se llama Comunidades Conectadas y tiene como objetivo llevar Internet a los Ebais, escuelas, colegios y centros comunitarios.

El segundo programa es Hogares Conectados, el cual dotaría de conexión fija y de una terminal a las casas calificadas en condición de pobreza.

El tercer plan es Centros Públicos Conectados y facilitaría 40.000 dispositivos para los centros comunitarios.

En la lista de CR Digital también está el plan de Espacios Públicos Conectados, que dotaría a 240 puntos de acceso público de Internet gratuito.

El quinto programa es la Red de Banda Ancha Solidaria, la cual mejoraría la conexión en los lugares donde las personas concurren a recibir servicios públicos.

Humberto Pineda, director de Fonatel, dijo que la inversión es de $328 millones e impactará a 2.056.896 habitantes.

El segundo pilar de la estrategia al 2021 trata de la inclusión digital a través de la alfabetización.

Karla Salguero, jerarca de la dirección de Recursos Tecnológicos del Ministerio de Educación Pública (MEP), explicó que la institución está enfocada en valorar el estado real de la conectividad en las escuelas y colegios.

“El 96% de los centros educativos cuenta con conexión, pero el 73% tiene Internet de menos de cinco megas”, dijo Salguero.

Cantidad frente a la calidad, es la lucha que tiene el Gobierno para levantar este soporte.

Para lograr la alfabetización, las metas para el 2018 incluyen más de 62.000 personas certificadas en módulos del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) mediante la utilización de las TIC.

Además, que el 100% de la plataforma tecnológica educativa esté implementada en 317 centros educativos del MEP y que todos los colegios con bachillerato internacional tengan conectividad de banda ancha de 20 Mbps.

El tercer pilar de la estrategia es contar con un gobierno electrónico.

Por un lado, el Gobierno Abierto busca la participación ciudadana, transparencia y acceso a la información, y por el otro, el Gobierno Electrónico pretende la agilización de trámites mediante el uso de canales digitales.

Desde el 2012, Costa Rica formó la alianza para conformar el Gobierno Abierto, pero todavía está trabajando para alcanzarlo a pesar de que el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, declaró la estrategia de Gobierno Abierto como de interés público el pasado 7 de diciembre.

Con el uso de las nuevas tecnologías, las instituciones públicas pondrían a disposición los datos de interés público y así se fomentaría la transparencia, la lucha contra la corrupción e incentivar la participación ciudadana.

El concreto que usará el Gobierno Electrónico para sostenerse será que para el 2018 el 100% de los Ebais tengan todos los servicios del Expediente Digital Único en Salud y que el 50% de los ministerios realicen teletrabajo.

Además, para el 2021 el 10% de los trámites del Gobierno Central se puedan hacer por móviles.

Para completar la estructura, el cuarto pilar está conformado por la economía digital.

El PNDT plantea que para el 2017 la televisión digital sea para todos y que el 100% del Sistema de Factura Electrónica se encuentre operando.

Para el 2018 se espera que se logre la democratización del uso del Espectro Radioeléctrico para TV Digital (24 MHz) y que el 70% de los concesionarios de la modalidad de autobús implementen un servicio de transporte digital.

Nivelar oportunidades

Al lograr forjar esta estructura el país pretende incrementar el uso y apropiación de Internet por parte de la población para que alcance el porcentaje de usuarios conectados en los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Este grupo élite tiene dentro de sus estándares que el 80% de los habitantes tengan conexión a banda ancha.

Costa Rica aspira en contar con toda la infraestructura para ingresar a las filas de la OCDE, pero todavía cuenta con un terreno falseado.

Con una inversión en tecnología del 0,56 del Producto Interno Bruto (PIB) y con 184 distritos en estado de subconexión y desconexión, según datos del Micitt, es difícil levantar la obra.

Las nuevas autoridades locales también representan una preocupación, pues según un estudio realizado por EF de los 81 planes de gobierno, solo 21 tienen objetivos integrales para llevar conexión a los cantones.

Otro desbalance es la falta de profesionales. El mercado necesita 8.000 técnicos y profesionales especializados en tecnologías de la información y comunicación (TIC), según el estudio “El mapeo sectorial de tecnologías digitales 2014”.

Ante este panorama, ¿estará el país preparado para ofrecer la edificación digital?

En busca de una edificación digital

El Gobierno se propuso trabajar en cuatro pilares para lograr que Costa Rica se acerque a la tecnología.

I

CR Digital

Atacar la brecha digital: A través de cinco etapas, el plan liderado por Fonatel pretende llevar conexión a las zonas vulnerables con la participación de las mismas operadoras de telecomunicaciones como adjudicatarias.

Estrategia: Fonatel invertirá unos $57 millones durante este 2016 en la implementación de proyectos de acceso a Internet e impulsará iniciativas de conectividad que incluyen subsidios y entrega de equipos a centros de atención.

II

Alfabetización digital

Educación tecnológica: Las autoridades educativas pretenden incentivar el estudio de las carreras afines con la tecnología, además estimulan la conexión en las escuelas y colegios, así como las capacitaciones en el tema.

Estrategia: Con el Programa de Tecnologías Móviles ‘Tecno@prender’, el cual pretende ser un proyecto de inclusión y de disminución de la brecha digital, el MEP pretende dotar de recursos tecnológicos a los centros educativos.

III

Gobierno electrónico

Transparencia y eficiencia: El Gobierno pretende ofrecerle servicios más eficientes a la población a través de Internet. Agilidad con el acceso a la información, trámites públicos en línea y aplicación de las TIC son las apuestas.

Estrategia: Los dos frentes son el Gobierno Abierto que busca la participación ciudadana, transparencia y acceso a la información, y el otro es el Gobierno Electrónico, que pretende agilizar los trámites en línea.

IV

Economía digital

Hábitat inteligente: Lograr que la sociedad conviva en un entorno digitalmente amigable y el cual le facilite la movilización y su estilo de vida a través de los diferentes servicios públicos que recibe.

Estrategia: Fomentar el servicio de transportes inteligente a través de pagos electrónicos, acceso a la televisión digital, uso de las facturas electrónicas y la democratización del espectro radioeléctrico de 24 MHz.

Fuente Plan Nacional de Desarrollo de Telecomunicaciones.