Empresas requieren de ingenieros, animadores y administradores de proyectos

Por: Krisia Chacón Jiménez 14 octubre

Trabajar en la industria de los videojuegos no es un juego, se trata de un sector económico que cada vez toma más fuerza en el país a pesar de aún tiene pocos años de existencia.

Los gamers y quienes trabajan desarrollando software para los videojuegos, están encontrando oportunidades laborales que requieren de un perfil académico especializado.

Datos de julio del 2016 de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) revelaron que el mercado mundial de animación, videojuegos y aplicaciones móviles crece con un alto dinamismo (5%, 7% y 26% respectivamente), además se espera que la demanda se incremente en los países que tienen un mayor impacto en la industria (Estados Unidos, Canadá, China y Europa) y que, a su vez, son los principales destinos de la industria costarricense.

En el país hay empresas como Fair Play Labs y Headless Chicken Games que están marcando la pauta en la creación de productos y contratación de personal para el mundo gamer , así como la llegada de transnacionales que le están apostando a la inversión en este campo en donde Costa Rica ha mostrado tener un potencial destacable en la región.

De cara a la industria

El valor del mercado mundial de animación digital en el 2015 fue de $244.000 millones, con un crecimiento anual del 5%, impulsado por una mayor producción de contenido, afirmó Procomer.

El valor de la industria de los videojuegos es de $99.600 millones, la cual continúa con crecimiento dinámico que es impulsado por las consolas, que son el principal generador de ingresos (29%), seguido por dispositivos móviles (27%) y PCs (27%).

Ante este contexto, se evidencia el ímpetu que tiene este negocio, que no se trata solamente de ocio o de un hobbie : la industria de videojuegos, tanto del lado de los gamers como de los desarrolladores, está ante un buen momento.

Pilar Madrigal, gerente de promoción de inversión de la Coalición de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde) afirmó que la industria de animación digital ya tiene varias empresas que operan exitosamente en Costa Rica exportando servicios a los principales mercados del mundo. Algunas de ellas son: The Hangar Interactive, Skim Group, Prodigious, Possible, Magma Studios, Accenture y Findasense.

En el caso de la industria de los videojuegos, Cinde está elaborando un análisis sobre el potencial que se tendría para promover esta industria en el país.

“Cinde está efectuando un mapeo de empresas con potencial de inversión y los mercados donde estas operan con el fin de determinar el abordaje de estas compañías y atraer proyectos de inversión”, explicó Madrigal.

 El Connecturday reúne a amantes de los videojuegos en el país. Este es un ejemplo de eventos que se realizan para estimular esta industria .
El Connecturday reúne a amantes de los videojuegos en el país. Este es un ejemplo de eventos que se realizan para estimular esta industria .

Recientemente la empresa CSS Corp anunció que estaría contratando gamers en el país para funciones de soporte técnico en Estados Unidos, esto abre más espacios dentro de la industria.

En el mercado

Claudio Pinto, fundador de Fair Play Labs, señaló que las oportunidades laborales en la industria de videojuegos son variadas dependiendo de la formación de cada persona.

Los videojuegos pueden ayudar a los gamers a aprender otros idiomas y temas como estrategia e historia.

“En mi opinión un gamer sin estudios formales tiene limitadas oportunidades laborales, pueden trabajar en aseguramiento de calidad o soporte a jugadores ( help desk en call centers ). A menos que se conviertan en jugadores profesionales exitosos por ejemplo en eSports ”, comentó Pinto.

Fair Play Labs está compuesta por ingenieros en computación y sistemas, animadores digitales, aseguradores de calidad, técnicos en computación, expertos en videojuegos y administradores de proyectos.

Pinto relató que su enfoque es prácticamente un 100% al mercado de exportación con proyectos para clientes en Estados Unidos, Alemania y Líbano.

Su éxito ya es evidente pues se convirtieron en el primer estudio del país en estar autorizado por Nintendo para trabajar en el desarrollo de su nueva consola Switch.

Headless Chicken Games es otra compañía que destaca en Costa Rica.

José Pablo Monge, fundador de esta firma, señaló que entre el perfil que busca su empresa están los programadores, artistas digitales generalistas (saben hacer 3D pero también pueden hacer 2D), diseñadores de juegos que tengan experiencia con herramientas como Unity 3D o Unreal Engine 4.

Además, están en busca de colaboradores freelance en el área de programación y arte.

En este estudio han nacido proyectos como ciudad Kölbi que ha sido uno de los juegos nacionales en estar en el top de las tiendas de Google Play y App Store.

Mientras que, a nivel internacional, están cerca de anunciar su primer lanzamiento para PS4, Xbox One y Steam.

“Costa Rica –y esto ha sido dicho por muchos de nuestros socios internacionales–, es el país con mayor potencial de crecimiento en la región. Esto porque nosotros tenemos el talento para poder crear juegos únicos que no han sido vistos en ninguna parte del mundo. Sin embargo, tadavía nos falta experiencia” concluyó Monge.