Firma también reveló que trabaja con CoreOS, Mirantis y VMware para acelerar despliegue del cloud computing en las empresas

Por: Carlos Cordero Pérez 31 marzo, 2016
El nuevo procesador E5-2600 v4 está enfocado en servicios en la nube.
El nuevo procesador E5-2600 v4 está enfocado en servicios en la nube.

El fabricante estadounidense Intel Corp. anunció este jueves 31 de marzo dos nuevos procesadores (el Xeón E5-2600 v4 y el SSD DC P3320 y P3520) dirigidos a facilitar y hacer más rápidos los servicios de computación en la nube o cloud computing.

Los nuevos productos están dirigidos –según la firma– a ayudar a las empresas a desarrollar y escalar (incrementar) los servicios en la nube de forma flexible, ágil y eficiente, basados en el Software Defined Infraestructure (SDI).

El SDI implica el control de los sistemas informáticos "sin intervención humana" y en términos prácticos implica que la entrega de los servicios en la nube se puede hacer más rápida.

El procesador Xeón E5-2600 v4 de 14 nanometros permite que las empresas puedan determinar los recursos existentes para generar los servicios en la nube en sus distintos niveles con 20% más rendimiento, seguridad, velocidad que los chips anteriores.

La compañía agregó que los SSD DC P3320 y P3520 están optimizados para el procesador Xeón E5-2600 v4 y destacó que son los primeros Solid State Drives (SSD) con la tecnología de alta densidad 3D Nand para aumentar la eficiencia y densidad en el almacenamiento.

Intel también reveló que está trabajando con firmas como CoreOS, Mirantis y VMware para brindar tecnologías que aceleren el despliegue de servicios de nube en las empresas.

El esfuerzo alcanzaría a un mercado que está evolucionando a la nube empujado por la adopción de soluciones de Internet de las cosas (IoT), por ejemplo.

Según la firma de investigación Gartner, la adopción de IoT incrementará 50% el desarrollo de aplicaciones de servicios en los próximos cuatro años.

En lo inmediato el mercado respira optimismo, pues las ventas de servidores se mantienen ya que crecieron 8% en el último trimestre del 2015 (en el mismo periodo del 2014 había aumentado 9%).