Nuevas redes de fibra óptica podrían cambiar situación de poco dinamismo en tarifas y promociones

Por: Carlos Cordero Pérez 22 febrero, 2015
 Internet residencial se queda estancado
Internet residencial se queda estancado

El mercado de Internet residencial en Costa Rica viene mostrando poco dinamismo, con tarifas que se quedan rezagadas y con limitadas promociones de los operadores en comparación con otros mercados del continente.

Esto podría incidir en que todavía un 44% de la población no tenga acceso a Internet, según el Viceministerio de Telecomunicaciones, mientras que en telefonía móvil la penetración se aceleró con la reforma del mercado.

Además, el 80% utiliza servicios de 1 Mbps de descarga, 10% más de 2 Mbps y menos de 1% utiliza enlaces de más de 10 Mbps.

Los operadores prometen que se va a un mercado más dinámico, con ofertas para los usuarios y a nuevas tecnologías de acceso, como la fibra óptica al hogar (FTTH, por sus siglas en inglés).

Aunque han reducido las tarifas, duplicando las velocidades contratadas a cada cliente y manteniendo la mensualidad, podría faltar más que eso.

La Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom) señala que es necesario resolver problemas en infraestructura que están afectando los costos y la modernización de las redes, mejoras en la interconexión y consolidar el proyecto de Punto de Intercambio de Internet (IXP, por sus siglas en inglés), que reduciría los costos del tráfico internacional.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), el regulador del sector, argumenta que para generar una mejora en la accesibilidad de los servicios en el país se mantiene el mecanismo de fijar tarifas “máximas”, mediante la modelización de redes eficientes y sin considerar las ineficiencias inherentes al mercado.

“En Costa Rica se mantiene una regulación de tarifas de los servicios, debido a que no se ha declarado que existen condiciones para asegurar una competencia efectiva en el mercado”, dijo Walther Herrera, director de mercados de Sutel.

En octubre pasado la misma Sutel había reconocido que desde hace cinco años no se cumple con la regla que exige disminuir anualmente un porcentaje en las tarifas de los servicios regulados.

Vistazo

Una revisión de los servicios y las tarifas de los operadores locales y de otros mercados de la región y de Estados Unidos, muestra la distancia en la que empieza a quedar el país.

A nivel regional en Panamá, por ejemplo, Cable & Wireless (C&W) ofrece tarifas similares a las que cobran varios de los operadores de Costa Rica para enlaces de 1 a 6 Mbps. Sin embargo, en los servicios de 15 Mbps y superiores los precios son menores en la nación vecina.

En comparación con México, las precios de los operadores Izzi Telecom, Maxcom y Telmex son menores que los encontrados a nivel local. Lo mismo sucede en varios mercados suramericanos, especialmente en uno de los operadores en Argentina y con los servicios de algunas de las compañías de Brasil y en Chile.

De hecho, mientras una conexión de 15 Mbps en Costa Rica cuesta entre $65,95 y $90,50 en Chile se puede obtener por $38. Asimismo, por un enlace de 50 Mbps el precio local es de $225, mientras que en Brasil es de $49.

Un informe de eMarketer, una firma de investigación de mercados, precisamente revelado la semana anterior proyecta que los mercados de Brasil, México, Chile y Perú alcanzarán crecimientos del 8% al 11% en la cantidad de usuarios de Internet entre agosto del 2014 y agosto del 2015. Asimismo, indica que Chile alcanzará la mayor penetración de América Latina en el 2015: un 73,5%.

En EE. UU. también se da el fenómeno que los servicios de mayor velocidad resultan más baratos que en Costa Rica. Incluso está el caso de la firma Century Link, que ofrece un servicio de fibra óptica de $39,95 por 40 Mbps, casi $1 por 1 Mbps en promedio, mientras que en Costa Rica un enlace de 1 Mbps tiene un costo al usuario de $14.

Además, en este mercado –por ejemplo– es usual que los operadores lancen ofertas constantes para que los clientes obtengan paquetes de doble play o de triple play (televisión, Internet y telefonía) o de Internet con canales de streaming con tarifas de promoción que se mantienen por uno o dos años.

Tecnología, más determinante

De acuerdo con los especialistas, a la Sutel y a los operadores mismos el precio local está determinado por una serie de factores como los costos de capital, operativos, de infraestructura y comunes (al brindar dos o más servicios), de los enlaces internacionales, los impuestos, las medidas regulatorias y la utilidad.

Juan Gnius, analista de Signals Telecom, una firma de análisis de mercado de telecomunicaciones regional, menciona que también inciden la capacidad financiera de las compañías, los estímulos de las autoridades y la misma tecnología empleada.

De hecho la principal diferencia de precios se está dando entre quienes operan una red de cable módem o DSL (la señal vía la línea telefónica) y los que ya impulsan servicios de fibra óptica. Esa diferencia es patente incluso en EE. UU.

Si bien la inversión es alta en redes para Fiber to the Home (FTTH), los costos de operación son inferiores (pasan del 35% de los ingresos en redes convencionales a 8% en fibra óptica), explicó Geovanny Delgado, de IP Multisistemas, firma asesora en este campo.

Esto se ve en el caso de ETB, de Colombia, cuya tarifa de enlace de 20 Mbps vía fibra óptica es menor a los servicios que brinda mediante DSL, según Signals.

Se esperaría que con los avances de los proyectos de FTTH del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), CoopeGuanacaste y otras empresas los precios al usuario mejoren.

Por supuesto, se deberá dar un paso más allá en la regulación. “También es muy importante la entrada de la competencia efectiva y que los precios se establezcan según cada mercado y no por reglamentos de fijación de precios. La competencia libre dará paso a la diversificación de la oferta”, aseguró José Gutiérrez Salazar, jefe de nuevos negocios de CableTica.

El desarrollo de proyectos para reducir el consumo de banda ancha internacional y que se pueda disponer localmente del contenido más solicitado, como el IXP, ayudará a la reducción de tarifas, según Gilles Maury, consultor de telecomunicaciones de Deloitte.

En el mismo sentido también podrían funcionar la disposición de tecnologías de transmisión a alta velocidad –además de las redes de FTTH– como Docsis 3.0 en los servicios de cable módem y versiones más avanzadas de DSL para las redes de cobre.

Los operadores también comienzan a lanzar promociones más agresivas, que podrían incluir la facilitación de los equipos y dispositivos de acceso —como las computadoras o las tabletas– de la misma forma que ya los hacen las compañías de telefonía móvil, con distintos planes de financiación, sugiere Gnius.

Probablemente será la combinación de los nuevos lanzamientos de redes de FTTH y el incremento en la demanda la que impulsará de manera definitiva la dinamización del mercado de Internet residencial y empujará hacia cambios en el marco regulatorio.

Ya es clara la mayor presión de parte de los usuarios por servicios de mayor velocidad y calidad a un mejor precio.

“La anomalía ha sido que la demanda residencial para banda ancha ha sido muy lenta”, dijo el consultor de la firma Deloitte. “Sin embargo, con la importancia del video streaming en Internet y de los videojuegos en línea, así como la multiplicación de los dispositivos conectados en el hogar, la demanda de velocidades más alta está aumentando”.