Se simplifica implementación de servicios y se incorporan nuevas tecnologías

Por: Carlos Cordero Pérez 19 marzo
 Los servicios de computación en la nube están simplificando y acelerando el desarrollo de las aplicaciones que necesitan las empresas, incluidas las pymes, integrando nuevas tecnologías como la inteligencia artificial.
Los servicios de computación en la nube están simplificando y acelerando el desarrollo de las aplicaciones que necesitan las empresas, incluidas las pymes, integrando nuevas tecnologías como la inteligencia artificial.

Hace siete años dominaba la desconfianza sobre la computación en la nube o cloud computing . Entonces se percibía como un cambio de canal: en lugar de tener el software instalado en la computadora, se pasaba a tener acceso a través de Internet.

En la actualidad la atención se centra más bien en cómo los servicios de software , plataformas e infraestructura incorporan nuevas tecnologías, simplifican el desarrollo de aplicaciones para los clientes y son usados por pymes.

La oferta en la nube va desde los típicos sistemas de gestión empresarial (ERP) y de clientes (CRM) a servicios de computación cognitiva (que comprenden textos y voz de usuarios); hasta la analítica de datos operativos, redes sociales, clientes y mercadeo en tiempo real; para comercio electrónico, planificación de la demanda y gestión del negocio.

Además, en la actualidad, la nube permite el desarrollo de “aplicativos” para los clientes, que demandan cada vez más servicios en línea especialmente desde sus móviles. La computación en la nube también hoy es capaz de ayudar a dinamizar proyectos de manejo de datos ( big data ), aprendizaje de máquina e inteligencia artificial (para predecir solicitudes de los clientes).

Las firmas tecnológicas recalcan que estos servicios son hoy más sencillos de implementar, incluyen configuraciones prealimentadas y fáciles de ajustar, así como interfaces para la comunicación e integración de diversas aplicaciones y sistemas.

“Este tipo de servicios nos permiten ayudar a las empresas a agilizar la innovación en el proceso de su negocio, así como ofrecerles analítica de negocio en el tiempo real para una mejor toma de decisiones. Todo lo anterior suministrado con la seguridad, disponibilidad y elasticidad de categoría empresarial”, dijo Francisco Montesinos, gerente comercial de GBM Costa Rica .

Crecimiento

Después de migrar a la nube los sistemas de correo electrónico, las empresas también dieron en el paso a la gestión de clientes o CRM y a otros “aplicativos”.

A nivel centroamericano así fue en el 58% de los casos que adoptaron servicios de software , según un reporte de la consultora Frost & Sullivan y de SAP.

La reducción de los costos (mencionada por el 76% de las empresas), la disponibilidad (65%) y la flexibilidad operacional son las razones principales mencionadas para dar el paso.

IDC estima que el mercado global de servicios de software en la nube crecerá a una tasa anual aproximada de 17% en los próximos cuatro años, para totalizar cerca de $103.900 millones en 2020, 15 veces más que en el 2015.

Si se suman los servicios en plataformas e infraestructura alcanzaría $500.000 millones ese mismo año.

En América Latina los servicios en la nube crecerían 34% anual, para llegar a los $4.000 millones de inversión.

Eso pese a que todavía en la región 7 de cada 10 empresarios siguen argumentando temores de seguridad para implementar servicios de nube.

Sin embargo,   Oracle   advierte que la mayor capacidad de los proveedores de servicios para garantizar la seguridad e integridad de los datos será lo que lleve a más firmas a inclinarse por el cloud computing .

Muchas firmas, en lugar de construir y mantener sus propios centros de datos, tienen buenas razones para reorientar esas inversiones y gastos a servicios de infraestructura, en este caso, brindados por proveedores.

“Ya no debería existir el cuestionamiento de si se deben hacer inversiones en servicios en la nube”, dijo Randall Quirós, director de SAP Centroamérica .

De hecho hoy las herramientas en la nube son comunes incluso para pequeñas empresas y profesionales en distintas actividades. Por ejemplo, múltiples herramientas para mercadeo digital y redes sociales son en la nube, con pago por suscripción.

“En Costa Rica, las empresas de todos los tamaños están adoptando la transformación digital y cada vez más implementan servicios y aplicaciones en la nube”, afirmó Yuri Porras, especialista de soluciones Microsoft .

La oferta pretende ayudar a las empresas en tres ámbitos: la productividad y los procesos empresariales; el desarrollo de una plataforma en la nube inteligente ; y la disponibilidad de servicios de cómputo más personal para cada usuario, ya sea en las empresas o fuera de estas.

Cambio en la nube

Tendencias de la nube en el 2017:

Mundo híbrido: Las empresas combinan servicios de nube y software instalados (on premise).

Lo digital manda: Los cambios y servicios digitales son la norma. Para habilitarlos se recurre a la nube.

Todo tipo de aplicaciones: Antes se usaba en aplicaciones corporativas. Ahora se aplica en los servicios a los usuarios internos y externos.

Cambio de enfoque: Se va de la captura (con Internet de las cosas) al análisis de datos, con apoyo de la inteligencia artificial y el aprendizaje de máquina. Algunos servicios incorporan estas tecnologías; también hay servicios independientes.

Más apoyo en proveedores: En lugar de invertir en centros de datos, se recurre a proveedores de servicios.

Fuente Tableau y Oracle.