La estabilidad en las estadísticas del sector contrasta con la dinámica de la oferta

Por: Carlos Cordero Pérez 9 agosto, 2015
 La oferta de servicios corporativos se volvió más ágil y con conexiones de más capacidad.
La oferta de servicios corporativos se volvió más ágil y con conexiones de más capacidad.

Las estadísticas muestran que el mercado de líneas dedicadas parece haberse estabilizado.

Sin embargo, en el terreno, el sector luce dinámico debido a la cantidad de operadores y la competencia en precio, diversificación de servicios y tipo de conexiones, calidad, agilidad y tiempo de respuesta, flexibilidad, valor agregado, atención personalizada, cobertura y respuesta a la demanda de los clientes.

Ese dinamismo se debe a que aumentó la necesidad de las empresas de mantener su red 100% integrada. “Hoy los empresarios quieren y deben saber exactamente qué sucede en todos sus negocios en tiempo real”, afirmó Arturo Sáenz, gerente general de American Data.

El mercado de líneas dedicadas incluye canales de conexión y comunicación punto a punto o multipunto (a varios sitios) y transferencia de datos, servicios de redes privadas virtuales (VPN, por sus siglas en inglés), alquiler de puertos de comunicación, fibra oscura y enlaces de alta velocidad, según la Superintedencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Estos servicios son contratados por empresas, instituciones públicas y entidades no gubernamentales, universidades, condominios, oficentros y para eventos específicos (como conciertos).

Aparente estabilidad

Las estadísticas de la Sutel, precisamente, muestran estabilidad.

En el país hay 53 operadores autorizados para ofrecer servicios de líneas dedicadas, pero solo 33 lo están comercializando.

Gilbert Camacho, presidente del consejo de la Sutel, dijo que este es un mercado caracterizado por las múltiples opciones, la existencia de empresas con experiencia en la provisión del servicio y la estabilidad, donde los clientes disponen de alto conocimiento tecnológico y la diferenciación se hace por calidad.

“Este servicio podría dinamizarse si los costos de capacidad internacional disminuyen”, afirmó Camacho. “Además, depende del crecimiento de la inversión extranjera directa y del auge de las medianas empresas del país”.

Las cifras incluso muestran un leve descenso en ingresos y líneas dedicadas entre 2013 y 2014.

Fuerte dinamismo

Los operadores coinciden en que el mercado cambió y se volvió muy dinámico pues los clientes exigen que el proveedor evolucione junto con sus necesidades técnicas y presupuestarias.

El cambio más evidente es con el aumento de operadores. Incluso la cuota de mercado del operador dominante varió del 70% al 63,7% del mercado entre 2013 y 2014, según la Sutel.

Con la mayor cantidad de oferentes, también se puede contratar conexiones de alta capacidad (sin las limitaciones de velocidades de antes) y con mayor valor agregado: enlaces de datos, Internet, telefonía IP, videoconferencia, videovigilancia, cómputo en nube y conectividad regional e internacional, entre otros.

A nivel de precios también hay modificaciones: por el costo de 2 Mbps de hace “pocos años” hoy se obtiene una línea de 10 Mbps. Según Víctor García, gerente de regulación de Claro, los costos hoy son 10 veces más bajos que antes de la apertura.

“Los precios se han vuelto mucho más competitivos”, confirmó Norman Chaves, gerente de asuntos corporativos de Tigo.

Hay más opciones tecnológicas (en especial con MPLS) y de gestión: el operador se encarga de la gestión y el soporte, de modo que el cliente no tiene que comprar equipos ni incurrir en costos de mantenimiento o reparación.

También se pasó de esperas de meses por una instalación a días, a brindar conexiones con estándares más rigurosos basados en acuerdos de nivel de servicio, y conexiones simétricas (fundamental para VPN y telefonía IP).

Otro cambio es la flexibilidad. El enlace se ajusta a lo que requieren el cliente (“a la medida”), incluso con servicios mixtos donde se divide el enlace para distintos puntos. “Es un mercado que exige ser ágiles y reaccionar rápido”, recalcó Karla Espinoza, gerente de comunicación de Telefónica.

“Lo que falta para lograr mayor competencia e innovación en servicios, es la desregulación de precios para la innovación comercial”, dijo García, de Claro.