Visa y Mastercard aprovechan el potencial de las tecnologías biométricas

Por: Krisia Chacón Jiménez 19 mayo

¿Le parece tener una tarjeta que autorice sus pagos con la huella digital, o que un selfie le autorice las compras en línea? Esto ya es una realidad, ya que Visa y Mastercard le están apostando a las tecnologías biométricas.

Visa y Banco Neon de Brasil lanzaron una solución que le permite a los clientes de la entidad financiera autenticar sus compras online mediante un selfie (además de las opciones de utilizar la huella digital y el PIN).

Los establecimientos comerciales normalmente solicitan la autenticación de las transacciones a los emisores de medios de pago electrónicos, ya que el comercio desea asegurarse de que el portador de la tarjeta es realmente su titular. En el mundo físico se usa el PIN. Mientras que en el mundo digital, la solución ofrecida por Visa a Banco Neon permite que la autenticación de la transacción se realice mediante un selfie dentro de la aplicación del banco.

Los brasileños pueden utilizar la autenticación por reconocimiento facial para confirmar una compra online.
Los brasileños pueden utilizar la autenticación por reconocimiento facial para confirmar una compra online.

Durante el proceso de apertura de cuenta, después que el usuario envía una foto del documento de identidad o licencia de conductor, registra una contraseña numérica, su huella digital, y toma una selfie para el reconocimiento facial. El sistema de seguridad y autenticación del emisor compara si la fotografía corresponde con la foto del documento. La imagen queda guardada en la base de datos de Banco Neon de forma segura y encriptada. El establecimiento comercial no recibe la foto del comprador.

"A través de la tecnología, buscamos siempre entregar soluciones eficientes que no por eso dejen de ser simples para el cliente. Basándonos en ese principio, en asociación con Visa, ayudamos a crear una forma de generar aún más seguridad para las compras online", comentó Pedro Conrade, CEO del Banco Neon.

¿Cómo funciona?

1. Cuando un establecimiento comercial registra en su sitio una compra realizada con una tarjeta Neon Visa y, por algún motivo, desea comprobar la identidad del portador de la tarjeta, envía una solicitud de autenticación al emisor de la tarjeta, en este caso el Banco Neon.

2. Visa procesa esa solicitud y la envía al Banco Neon, el cual envía una notificación al celular del consumidor preguntándole si realmente ha realizado esa compra por ese valor, brindándole al titular de la tarjeta la oportunidad de autenticar la transacción por medio de una selfie, clave o huella digital.

3. El consumidor, a su vez, elige el método de autenticación que le resulte más conveniente en ese momento. Una vez confirmada la identidad, la compra puede ser aprobada por el emisor.

En caso de que el consumidor opte por la selfie para autenticar su identidad, la foto debe tomarse en el momento para confirmar la compra. El sistema del Banco Neon le solicita al titular de la tarjeta que pestañee para confirmar la foto. De esta manera se añade seguridad adicional para confirmar que realmente el titular de la tarjeta está presente en el momento de la autenticación.

Este proceso cuenta con la seguridad del protocolo 3D Secure creado por Visa y solamente tiene lugar cuando el establecimiento comercial indica que es necesario solicitar la comprobación de la identidad del portador de la tarjeta para poder completar la transacción.

Huella dactilar

Mastercard incorporó una tarjeta biométrica que combina la tecnología de chip con huellas digitales para verificar la identidad del titular de tarjeta de manera conveniente y segura en las compras en tiendas.

Sudáfrica es el primer mercado en probar esta tecnología con dos pruebas concluidas con Pick n Pay, un minorista líder en supermercados, y en Absa Bank, una subsidiaria de Barclays África.

"La nueva tarjeta aprovecha la tecnología de escaneado de huellas dactilares, usada hoy en día para los pagos móviles, y puede ser utilizada en terminales EMV en todo el mundo", indicó Mastercard.

La tecnología funciona cuando el titular de la tarjeta inscribe su medio de pago registrándose en su institución financiera. Al hacerlo, sus huellas digitales quedan convertidas en una plantilla digital codificada que está almacenada en la tarjeta.

Al hacer las compras y pagarlas en la tienda, la tarjeta biométrica funciona como cualquier otra tarjeta con chip electrónico. El usuario introduce la tarjeta en la terminal de la tienda mientras coloca el dedo sobre el sensor integrado. La huella se verifica contra la plantilla, y si los datos biométricos concuerdan, queda aprobada la transacción sin que la tarjeta salga de la mano del usuario.

Mastercard desarrolló una tarjeta para confirmar los pagos con la huella dactilar.
Mastercard desarrolló una tarjeta para confirmar los pagos con la huella dactilar.
Los beneficios

Según Mastercard, autenticar biométricamente una transacción de pago confirma que la persona que está usando la tarjeta es el verdadero titular.

Los comerciantes pueden maximizar fácilmente la experiencia de compras que ofrecen a sus clientes, ya que la tarjeta funciona con la infraestructura existente de terminales EMV y no requiere ninguna actualización de equipos o software.

Para los emisores, la tecnología ayuda a detectar y prevenir el fraude, incrementar las tasas de aprobación, reducir los costos operativos, y fomentar la lealtad del cliente.

Además, una futura versión de la tarjeta incorporará la tecnología sin contacto, incrementando la sencillez y la conveniencia al momento de finalizar una compra.