Por: Irene Rosich 26 noviembre, 2016
 La zona de confort no existe en el mercadeo digital
La zona de confort no existe en el mercadeo digital

La única manera de lograr que los empresarios, gerentes o tomadores de decisión estén de acuerdo en invertir en marketing digital es entregando resultados. Recordemos que es necesario tener un buen equipo de trabajo.

Mas allá de los likes , shares o tuits , el plan estratégico y de contenido debe impactar los objetivos de la empresa y lograr un ROI ( return of investment).

Para esto debemos empezar desde el día cero a seguir estos cuatro pasos fundamentales y así medir el ROI:

1- Definir objetivos: Dependen directamente de la estrategia de negocio. Ejemplos: Aumentar la satisfacción de clientes, generar visitas al punto de venta, aumentar las ventas, posicionar un nuevo producto, generar compras por web,

2- Establecer KPI: ya con el objetivo, definimos qué se necesita generar para lograrlo. Ejemplos: menciones positivas en redes sociales, reviews en Trip Advisor, tráfico web , interacciones sobre publicaciones del producto, búsquedas en Google.

3- Especificar metas: Deben ser reales y alcanzables. Ejemplos: cuatro reviews de Trip Advisor al mes, 20% de aumento en visitas a página web cada mes, 500 menciones positivas en dos meses, 30 ventas totales del nuevo producto.

4- Analizar y actuar: Definir los plazos de medición, el responsable de este análisis y tomar acción ante los resultados. Si se logran o no las metas, se debe analizar el porqué para identificar qué beneficia o no a la marca.

No debemos olvidar el enfoque y la intención de la inversión de parte de la empresa. El marketing digital, aunque es mucho más barato que el tradicional, no es gratis y se debe aprovechar al máximo el monto de inversión.

Por esto, no nos enfoquemos solo en aumentar likes, meterle pauta a todas las publicaciones para que tengan un mayor alcance y lograr retuits.

Definamos cuál es la necesidad del negocio y organicemos nuestra estrategia digital con base en esto.