La nueva luna de miel entre el mercadeo y el rastreo de datos

El ‘tracking’ o rastreo de datos encontró a su pareja ideal en el remercadeo

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /tecnologia/mercadeo-remercadeo-remarketing-redes_sociales-rastreo_de_datos-tracking_ELFCHA20150321_0001_5.jpg
    326x204
    La nueva luna de miel entre el mercadeo y el rastreo de datos
    / 21 MAR 2015

index

Quiero comprar una cámara. Entro a Amazon, miro los aparatos y no me convence ninguno. Cierro. A partir de ese momento, Amazon seguirá recordándome, desde todas las plataformas, cuánto quiero una nueva cámara.

¿Cómo lo hace? No es difícil conocer los gustos de un usuario si este se deja rastrear en la web, por medio de las cookies .

Ese comportamiento rastreado no se queda en Amazon sino que va a dar directamente a las grandes arcas de datos de Facebook y Google, que desde hace un par de años personalizan a su público y le ofrecen publicidad enfocada en sus gustos.

Eso no es todo. Facebook no me lanza el anuncio de cualquier cámara, sino la de la Nikon D3200, que fue la que busqué.

Esa relación que traspasa plataformas se llama remarketing y es la nueva clave para lograr una mayor fidelidad entre el cliente y la marca y hasta vender más.

“Como ya nos conocen, hay una barrera menos complicada para hacer llegar nuestro mensaje y responder a su necesidad”, dijo Paul Fervoy, director de la empresa costarricense MiWeb.

El remercadeo es la nueva razón de ser del tracking o rastreo de datos, pero en Costa Rica todavía es una estrategia incipiente, dice Gilles Maury, gerente de tecnología de la consultora Deloitte.

Aunque sí existen estrategias de fidelización a través de tarjetas de cliente frecuente, por ejemplo, el seguimiento entre canales no es muy común.

Maury no se refiere solo al intercambio entre páginas web, sino también entre dispositivos.

Hágalo en casa

No hay que ser Amazon. Cualquier empresa con un sitio de ventas o catálogos en línea puede aplicar este tipo de estrategias en línea, siempre que cuente con un analista preparado.

Google relata la historia de la startup Tirendo, que aumentó sus ventas en un 22% desde que usa los anuncios de remercadeo del buscador, llamados Adworks, que aparecen tanto en Google.com como en cualquier página que le brinde ese servicio al buscador.

Una tonelada de datos no sirve de nada si no hay una estrategia detrás de ellos.

“Los datos que obtenemos del consumidor nos regalan información de dónde pautar, a qué hora, con qué mensaje”, apuntó Elena Faba, de Darwin Zone.

En el caso de una pequeña empresa, una consultoría es lo ideal para lograr resultados.

Además, aunque los pasos son sencillos, el sitio necesitará un extracto de código nuevo para que Facebook y Google puedan rastrear a los usuarios e identificarlos luego en la lista de la red.

Las plataformas se cruzan

Contrario a la creencia popular, el correo electrónico sigue siendo una herramienta potente para el mercadeo el línea.

Plataformas que antes permitían gerenciar la relación con los clientes mediante el customer relationship management (CRM), ahora se han vuelto sociales y comparten sus registros con las redes para generar remercadeo.

Los dispositivos también traspasan las fronteras. ¿Alguna vez Duolingo le ha recordado que hoy no ha tomado su clase de italiano? Detrás de esas tácticas se esconde la misma estrategia: rastrear el comportamiento del usuario y lograr compra o fidelización.

El último estudio Red 506 reveló que, de los usuarios que hacen compras por Internet desde Costa Rica, la mayoría lo hace desde el móvil.

Los datos, eso sí, deben estar libres de todo pecado. Darle una leída a la Ley de Protección de la Persona frente al Tratamiento de sus Datos Personales N.° 8.968 es un requerimiento para todas las empresas que utilicen bases de datos con nombres de personas.

Sin embargo, pocas veces las empresas de mercadeo digital le conocen la cara o el nombre a los usuarios a quienes les está tratando de vender. Esa tarea se la dejan a Facebook y a Google.

Sostenbilidad y financiamiento