Este año a los que han sido líder desde el 2007 (los monitores de ritmo cardíacos) perderán su trono

Por: Carolina Ruiz Vega 2 octubre, 2013
 Heart Rate es una aplicación para medir el pulso. El usuario solo debe tapar con su dedo el lente de la cámara, que capta los cambios de color de la yema, producto del bombeo de sangre. Con ello calcula el ritmo cardiaco.
Heart Rate es una aplicación para medir el pulso. El usuario solo debe tapar con su dedo el lente de la cámara, que capta los cambios de color de la yema, producto del bombeo de sangre. Con ello calcula el ritmo cardiaco.

El mercado de dispositivos inalámbricos portátiles para monitorear actividades deportivas y de salud está creciendo y llegará a ganar más de $6.000 millones en el 2018, según estimaciones de ABI Research.

"Los trackers están ganando rápidamente popularidad en el mercado, en especial, los del nicho de actividad física, que monitorean múltiples características del cuerpo humano, incluyendo movimiento, calorías quemadas, temperatura corporal y calidad de sueño", dice el analista, Adarsh ​​Krishnan.

Se espera que este tipo de aparatos crezca a una tasa compuesta anual del 40% y superen este año a los que han sido líder desde el 2007 (los monitores de ritmo cardíacos).

El segundo mercado de mayor tamaño son los aparatos de monitoreo domésticos, sobre todo los que se centran en los adultos mayores. También se espera que este segmento tenga un fuerte crecimiento (una tasa compuesta superior al 39%) en los próximos cinco años.

Los segmentos de dispositivos inalámbricos portátiles restantes son los de monitoreo remoto de pacientes y para profesionales de salud. Estos mercados son únicos debido a la relativamente escasa cantidad de proveedores y a los altos costos de los dispositivos, que superan los $200 en algunos casos y los $800 en otros.

Etiquetado como: