La próxima versión principal será la oportunidad de la compañía para recuperarse y mostrar que Microsoft puede adoptar los dispositivos móviles sin sacrificar la experiencia informática tradicional.

Por: Agencia AP 29 septiembre, 2014
Aunque el nuevo sistema operativo Windows no saldrá a la venta hasta el próximo año, su éxito es crucial para Microsoft.
Aunque el nuevo sistema operativo Windows no saldrá a la venta hasta el próximo año, su éxito es crucial para Microsoft.

SAN FRANCISCO, California - Microsoft planea ofrecer esta semana un atisbo de su visión para Windows en momentos en que su nuevo director ejecutivo busca redefinir la compañía y recuperarse de traspiés de su emblemático sistema operativo.

Aunque el nuevo software no saldrá formalmente a la venta hasta el próximo año, analistas ya consideran que su éxito es crucial para Microsoft y para Satya Nadella, quien ha convertido en prioridad los dispositivos móviles y servicios a través de Internet desde que se convirtió en director ejecutivo de la compañía en febrero.

Con sus controles táctiles tipo tableta, Windows 8 había sido la respuesta de Microsoft al desplome de ventas de computadoras personales ante el alza en la demanda de dispositivos móviles. Pero la empresa se distanció de muchos usuarios al forzar cambios radicales de comportamiento.

La compañía de investigación IDC incluso culpó a Windows 8 de acelerar la baja en las ventas de PC en el primer trimestre completo posterior a la salida al mercado del sistema operativo en octubre de 2012.

Microsoft ha realizado algunas actualizaciones que atienden algunas de las quejas, pero la empresa de analítica Net Applications calcula que cinco de cada seis usuarios de Windows sigue usando una versión diferente a Windows 8.

La próxima versión principal será la oportunidad de la compañía para recuperarse y mostrar que Microsoft puede adoptar los dispositivos móviles sin sacrificar la experiencia informática tradicional.

"Es uno de los lanzamientos más importantes de su historia", dijo Patrick Moorhead, de la empresa de investigación Moor Insights and Strategy. "Es muy importante que lo entiendan bien".

Se espera que Microsoft proporcione el martes un vistazo previo a algunos de los rasgos nuevos durante una actividad que la empresa ha anunciado como una discusión sobre "lo que sigue para Windows". La compañía no ha dicho qué nombre asignará a la nueva versión de Windows.

El evento, a realizarse en San Francisco, está dirigido al mercado empresarial. Sesiones separadas se enfocarán en usuarios de computadoras para el hogar y en los próximos meses se realizarán otras.

Analistas dicen que las sesiones son parte de un esfuerzo de Microsoft para conseguir retroalimentación y evitar los tropiezos que tuvo con Windows 8.

Incluso dos años después de una disminución en la venta de computadoras personales, las licencias de software para Windows son un elemento crucial de un segmento comercial que contribuye aproximadamente con 21% del ingreso anual de Microsoft, el segundo más alto después de la venta de software comercial de la compañía.

Windows 8 incorporó nuevas características para computadoras personales, como funciones de pantalla táctil que son ahora comunes en las computadoras tableta.

Muchos usuarios de PC tuvieron dificultades para navegar la nueva interfaz, particularmente con teclados y ratones en dispositivos sin pantalla táctil. Además, extrañaron controles familiares como el botón de "Inicio" que fue durante mucho tiempo un componente de sistemas Windows previos.

"Fue un error de cálculo por parte de Microsoft", dijo el analista Steve Kleynhans, de la empresa de investigación Gartner. "No se puede forzar a las personas a una situación en la que cambia todo lo que conocen", señaló.