El ICE es investigado por la Sutel ante posibles tácticas anticompetitivas

Por: Carlos Cordero Pérez 24 enero, 2016
 Las telefonías fija y por Internet pasaron de generar ¢46.326 millones en el 2011 a ¢57.089 millones en el 2014.
Las telefonías fija y por Internet pasaron de generar ¢46.326 millones en el 2011 a ¢57.089 millones en el 2014.

Si un usuario de telefonía fija desea pasarse a telefonía por Internet (VoIP) podría conservar su número gracias a la facilidad de la portabilidad.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ofrece ese beneficio a sus clientes corporativos desde agosto del 2015. Pero si alguien desea pasarse a un servicio de VoIP de otro operador, y conservar su número telefónico fijo, enfrentaría obstáculos.

La entidad alega que el servicio fijo solo puede ser explotado en virtud de autorización legislativa y que la única concesión otorgada es al ICE.

El gusto de pasarse y Moviéndose entre operadores
El gusto de pasarse y Moviéndose entre operadores

“La portabilidad numérica una de las principales herramientas para incentivar la competencia en los mercados de telecomunicaciones. Su implementación en el servicio de telefonía fija carece de sentido al no ser este un servicio en competencia”, dijo José Luis Navarro, director de relaciones regulatorias del ICE.

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) inició el 10 de diciembre pasado una investigación para determinar si aplica un procedimiento administrativo y alguna sanción al ICE por posible práctica anticompetitiva.

En el Instituto desconocen lo resuelto por Sutel. “No disponemos de la supuesta denuncia ni el acuerdo del Consejo de Sutel al que hace referencia el periodista”, respondió Navarro.

¿Mercado sin competencia?

El mercado de telefonía fija –que según Sutel comprende la telefonía básica tradicional y de VoIP– cambió desde el 2010. En el último reporte de la Superintendencia se evidenció que la telefonía básica –que brinda el ICE– cayó 10% en el 2014 respecto del 2013.

La VoIP creció un 27%, alcanzó 41.249 suscriptores y cuenta con varios oferentes encabezados por Tigo (con 42% de este mercado), Cabletica, Telecable, Telefónica y CallMyWay, entre otros.

El ICE no ha tenido una buena experiencia con la portabilidad móvil. Por ejemplo, en el 2015 se efectuaron 294.553 portaciones y el operador menos beneficiado fue el Instituto.

Mientras la institución ofrece la portabilidad a sus clientes corporativos para recuperar terreno y ganar ventaja, interpuso un recurso judicial contra Sutel para evitar la portabilidad fija a usuarios que deseen cambiarse a un operador de servicios VoIP conservando el número telefónico.

Para los operadores los afectados son los usuarios. “Los clientes de telefonía fija tienen derecho a cambiar de operador con el mismo número telefónico”, afirmó José Gutiérrez, gerente de nuevos negocios de Cabletica.

La portabilidad fija permitiría a los clientes domésticos y corporativos cambiar de operador según sus necesidades; de acuerdo con las ventajas de precio, calidad y tecnología.

Además conservarían el número telefónico, que es una condición vital para ser contactado.

“La portabilidad fija permitiría que más usuarios puedan ejercer su derecho de escoger el servicio que mejor se adecúa a sus necesidades, sin tener que perder su número de teléfono”, dijo José Pablo Rivera, gerente de regulación de Telefónica.

Preparados

Las compañías sostienen que con VoIP los clientes residenciales y corporativos podrían disminuir la factura, obtener minutos gratis para comunicaciones con otros usuarios del mismo operador y gozar de paquetes con minutos para llamadas a celulares y a teléfonos fijos (tradicional o IP).

A nivel corporativo también se ofrecen servicios asociados como telepresencia y teleconferencias, acceso remoto, redes virtuales privadas e Internet.

Los operadores dicen estar preparados para facilitar la portabilidad numérica fija.

“En el momento en que podamos disponer de portabilidad en redes fijas, el cliente podrá aprovechar los beneficios”, dijo Norman Chaves, gerente de asuntos corporativos de Tigo.

Para Claro, es evidente que si el ICE ofrece la facilidad a sus clientes de pasarse de telefonía básica a VoIP y conservar el número, la entidad no puede alegar imposibilidad técnica.

Por eso consideró que la oferta del Instituto a sus clientes es una práctica anticompetitiva, pidió la investigación y también una medida cautelar contra el ICE. Esta última fue denegada por Sutel.

La compañía acusó directamente al ICE de impedir aprovechar la portabilidad fija, pese a que la Sutel ha dispuesto en los últimos tres años diversos plazos para su implementación.

“Existen suficientes elementos para dictar una medida cautelar, fijando una fecha para la implementación de la portabilidad fija y que los usuarios puedan ejercer su derecho a la libre elección conservando sus números”, dijo Víctor García, gerente regulatorio de Claro.