Luis Stein, presidente de la Asociación Gremial de las Empresas Chilenas Desarrolladoras de Software (Gechs), recomienda esfuerzos en conjunto para mayores avances

Por: Diana Lucía Salas Víquez 23 agosto, 2013
Luis Stein asegura que un adecuado ecosistema de innovación desarrolla una exitosa interrelación entre las universidades, la industria y el Estado.
Luis Stein asegura que un adecuado ecosistema de innovación desarrolla una exitosa interrelación entre las universidades, la industria y el Estado.

Trabajar la innovación como un tema regional y no como una política de país y promover iniciativas para la atracción de inversiones son las principales recomendaciones de Luis Stein, presidente de la Asociación Gremial de las Empresas Chilenas Desarrolladoras de Software (Gechs) y vicepresidente de la Federación de Asociaciones de América Latina, El Caribe, España y Portugal de Entidades de Tecnologías de Información (Aleti) para impulsar la innovación en Latinoamérica.

EF conversó con Stein, quien estará en Costa Rica para participar en el Foro Pronóstico sobre Tecnología, Medios y Telecomunicaciones organizado por Deloitte, la Cámara de Tecnologías de la Información (Camtic) y la Fundación Omar Dengo, el próximo martes 27 de agosto a las 2:00 pm.

-En cuanto al desarrollo de innovación, ¿va por buen camino Latinoamérica?

Yo diría que Latinoamérica está empezando el camino. Hay esfuerzos importantes en varios países, pero es necesario que el tema sea abordado como región para avanzar con mayor rapidez. Costa Rica viene a la cabeza y un ejemplo de ello es lo que pasó con Intel, cuando prefirió a Costa Rica y no a Chile para instalar sus operaciones. Los países deben ver la innovación desde la unión de lo público y lo privado y pensar a largo plazo, deben tomar decisiones e iniciativas que fomenten la atracción de inversiones. Que Intel se instalara en Costa Rica fue un despertador para Chile, para empezar con políticas importantes de atracción. Esa es una de las mejores formas para echar a andar los ecosistemas de innovación.

-¿Cuáles son los principales retos en este sentido?

Crear un buen ecosistema de innovación. Debe existir una interrelación entre universidades (conocimiento)y la industria -área que lleva la ciencia dura al mercado- (innovación). El Estado debe funiconar como un catalizador en este círculo. Mi recomendación es copiar todo lo que se está haciendo bien en otros países para aplicarlo en la región.

-¿Oportunidades de mejora?

Tenemos mucho por mejorar, se debe empezar por tener más colaboración entre lo público y lo privado por ejemplo, y que las empresas trabajen de forma directa con las universidades. Esta fusión no está funcionando como debería.

¿De qué hablamos cuando hablamos de cultura de la innovación?

La gente por lo general tiene mucha aversión al cambio. La innovación es justamente buscar una forma distinta de hacer las cosas, pero que esa nueva forma tenga un valor agregado. La innovación está en las cosas más insólitas, no tiene que ser necesariamente tecnológicas, muchas veces la innovación se encuentra en los procesos, en la forma de hacer las cosas.

Usted habla de la importancia de establecer la cultura de innovación en las empresas. ¿Cómo lograrlo?

Eso se aprende. Existen procesos que facilitan, pero se debe establecer de una forma activa, no es cuestión de inspirarse e innovar, va más allá y se trata de trabajo duro y constante. Mucho sudor más que inspiración.

¿Cuáles son los beneficios de esa cultura de innovación?

Cuando se aplica bien, la innovación normalmente mejora la productividad y eso es autoexplicable.

En ese sentido: ¿cómo darle prioridad a este rubro?

Es importante entender que al aplicar la innovación las cosas mejoran. En cada rubro es distinto el tipo de mejora, sin embargo, lo interesante es que muchos de los ejemplos de innovación no vienen de un gurú, vienen de un empleado, quien es el que día a día desarrolla procesos y al que nunca se el preguntó. Resulta que es el empleado uien tiene las mejores ideas para mejorar ciertos procesos.

- ¿Qué esperar para este año en materia de desarrollo de innovación?

Tuvimos el lujo de realizar en Chile la Primera Cumbre Latinoamericana de Innovación en julio anterior y fue una forma de reunir a líderes que impulsen la innovación desde distintos puntos: desde el ámbito público y privado. Quisimos promover la capacidad de influir en políticas públicas para buscar la innovación en forma regional y no individual.