Gracias a la tecnología en la nube, muchos pequeños y medianos empresarios han reducido gastos y se han vuelto más eficientes.

Por: Eduardo Baldares 20 junio, 2016
La nube resulta muy útil para los empresarios porque les permite guardar y gestionar material sin necesidad de un archivo físico.
La nube resulta muy útil para los empresarios porque les permite guardar y gestionar material sin necesidad de un archivo físico.

"La nube me ayuda a trabajar y, además, me ahorra gastos en tiempo, transporte y reuniones". La contundente respuesta de Roberto Barrantes, al ser consultado sobre cómo repercute la computación en la nube en su empresa de diseño, no deja lugar a dudas. Su valoración es más que positiva.

"Antes tenía que moverme de un extremo a otro de la ciudad solo para ir a dejar o recoger discos compactos o llaves mayas. En cambio, hoy tengo mi propia nube privada, donde comparto los artes con mis clientes y proveedores, con eficiencia y seguridad. Eso me ha ahorrado mucho dinero y me deja más tiempo para el trabajo específico de diseño".

Manuel Murillo, técnico en computación, es otro profesional que se beneficia de este sistema virtual, porque, según revela, "me resulta muy útil para archivar material audiovisual y documentos en Internet, sin necesidad de un disco físico".

¿Qué es?

La nube que tanto valoran Barrantes y Murillo es un espacio virtual en Internet, de uso individual o compartido, donde se pueden alojar archivos de todo tipo destinados a un sinfín de necesidades de carácter personal o profesional. Esta herramienta se ha convertido en un sustituto o complemento de los medios tradicionales para almacenar y compartir información: discos duros, memorias flash, tarjetas de memoria o unidades de CD/DVD.

La nube ha adquirido relevancia a medida que los empresarios han tomado conciencia de la necesidad de guardar datos a buen recaudo y compartir contenido digital de forma rápida e instantánea sin necesidad de contacto físico. Además, ha despegado gracias al perfeccionamiento de las redes móviles y de la banda ancha, lo que ha contribuido a optimizar el almacenamiento de cientos de megabytes de datos en unos pocos minutos.

No menos importante, brinda confianza a aquellas personas preocupadas por tener un sitio seguro donde poder almacenar información más susceptible de ser perdida o deteriorada, pues los discos duros de las computadoras y las memorias USB pueden terminar fallando con el tiempo o incluso pueden perderse.

¡Aprenda!

¿Quiere saber cómo Barrantes, Murillo y muchos otros empresarios y trabajadores redujeron costos gracias a la tecnología? Si la respuesta es sí, acuda, sin costo alguno, a la capacitación virtual que Microsoft impartirá sobre las capacidades extendidas que la tecnología puede añadir a las pymes.

En ella se abordará cómo, a través de la adopción de la nube como medio para gestionar, producir, almacenar y compartir archivos, entre otras funciones, es posible reducir costos.

Esta es la segunda charla –de un ciclo de tres– impartida por Microsoft con el apoyo de El Financiero. La transmisión en vivo, vía web, se realizará este miércoles 22 de junio a las 11 a. m. Además del preponderante tema de costos, se explicará cómo la adopción de la nube puede darle a su empresa la vanguardia tecnológica de forma permanente, permitiéndole adaptarse a las necesidades cambiantes del mercado sin incurrir en cuantiosas inversiones.

Regístrese aquí para asistir (sin costo alguno) al seminario de capacitación virtual: http://bit.ly/268rxAj