La empresa presentará su nuevo portafolio de servicios para sector público en el segundo semestre

Por: María Fernanda Cruz 19 abril, 2015
 Radiográfica Costarricense, cuya base de operaciones está en el centro de San José, ofrece ya un portafolio de servicios para el sector privado con líneas de negocio nuevas y diversificadas.
Radiográfica Costarricense, cuya base de operaciones está en el centro de San José, ofrece ya un portafolio de servicios para el sector privado con líneas de negocio nuevas y diversificadas.

En el camino hacia los números negros, Radiográfica Costarricense encontró nuevos aliados, pero también definió a sus nuevos enemigos.

La empresa estatal, que otrora fuera la madre del Internet en Costa Rica, se enfocará en venderle al Estado servicios de gestión logística, provisión de infraestructura y gobierno digital.

Una ruta diversificada que le deparará algunas trabas, pero con la que pretende salir de la crisis en la que estuvo sumida durante seis años.

Contratos Racsa-Estado
Contratos Racsa-Estado

Su gerente, Francisco Calvo, especificó que para el segundo semestre del 2015 tendrán listo el portafolio de servicios especializados para el sector público.

Al menos en dos de las líneas en las que pretende especializarse, Racsa se topará con una competencia fuerte y directa desde las empresas privadas del país, que le venden servicios también a las instituciones públicas.

Por ejemplo, Radiográfica pretende ofrecer el servicio de centro de datos, virtualización y plataformas en la nube.

Tipo de adjudicaciones
Tipo de adjudicaciones

Un negocio en el que grandes empresas como Codisa (con casi 25 años en el país), ADN Solutions, Deloitte y ahora el Grupo GMS han captado la atención del sector público y privado.

Codisa, por ejemplo, da servicios al Banco de Costa Rica, Consejo Nacional de Concesiones, Banco Central y Empresa de Servicios Públicos de Heredia. El año pasado, el Estado le compró casi ¢196 millones, según cifras disponibles en el sitio web de la Contraloría General de la República (CGR). Varias de esas instituciones también le compran servicios a Racsa.

ADN Solutions, por su parte, le facturó al sector público unos ¢244 millones en el 2014, con clientes como la Promotora de Comercio Exterior y el Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi).

Además, hay instituciones que han comenzado a construir sus propios centros de datos en lugar de alquilarlos. Un ejemplo es el Ministerio de Hacienda.

¿Cómo competirá Racsa con empresas como estas?

Para Calvo, contar con el respaldo de la infraestructura del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), su casa matriz, es vital y lo envuelve en un clima de confianza frente a los clientes.

Hasta el momento, indicó el gerente, solo el Banco Popular ha contratado este servicio con Racsa, para la habilitación de su centro de datos alterno. Sin embargo, esta contratación no figura en la base de datos de la CGR.

Otras tres instituciones podrían estar interesadas en el servicio, pero Calvo evitó referirse a los nombres. Sí dijo que, aunque existe competencia, la necesidad del sector público es grande.

Se enfocarán en este sector pues el servicio a nivel privado lo seguirá vendiendo el ICE.

Servicios logísticos

En temas logísticos, Racsa ingresará también en un mercado en el que encontrará competidores que acumulan trayectoria en actividades como la gestión de inventarios, la automatización de procesos de compra, la facturación electrónica y los ERP.

Compañías como Softland, que cuenta entre sus clientes a Procomer y Popular Agencia de Seguros, ya brindan soluciones en estos campos.

Racsa se esfuerza por seguir la ruta de otras operadoras de telecomunicaciones que han variado su cartera de servicios y productos para entrar a un mercado que se dinamizó con la apertura.

Sin embargo, los especialistas en telecomunicaciones insisten en que necesita de un plan disruptivo que ofrezca servicios diferentes de otras empresas.

El sector privado no cree que lo esté logrando. Más bien, se preocupa de que los entes del Estado se vean obligados a crear convenios con Racsa. “No ha demostrado que esté en capacidad de competir”, dijo Luis Amón, vicepresidente de la Cámara de Tecnologías de la Información (Camtic).

La entidad cerró el 2014 en números rojos, con $5 millones de déficit, pero Francisco Calvo aseguró que, en términos operativos (ingresos en comparación con egresos, sin tomar en cuenta las deudas), ya están llegando a la estabilidad.

“Esa tendencia se mantiene hacia el 2015”, afirmó.

Productos ¿en vilo?

Diversificar también significa mantener algunos proyectos que ya tienen clientes y evaluar el cierre de otros que dejan pérdidas.

Es el caso de la guía telefónica, producto insignia del Grupo ICE.

“Estamos un poquito por debajo del equilibrio porque imprimirla es caro y también la distribución”, dijo, Calvo sin aclarar el monto específico.

Racsa reportó en el primer trimestre un 250% de aumento en los ingresos desde el sector público, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, la mayoría de compras registradas (81%) en la CGR están relacionadas con el pago de un espacio en la guía.

Los nuevos productos especializados llevan un “proceso de maduración” más extenso, justificó Francisco Calvo, y por ello aún no se visualizan en las inversiones del sector público.

Ante este panorama, Racsa puede ver oportunidades en diversificar las plataformas que utiliza para incluir los servicios móviles de información.

Esa es una posibilidad que ven con cautela. “Hay un mercado que paga por publicidad impresa”, dijo.

Para el gerente de Racsa, los números deficitarios de la guía telefónica se compensan con otras líneas de negocio tradicionales que sí son rentables.

Calvo comentó, por ejemplo, que los servicios de conectividad (Internet y telecomunicaciones) sí generan utilidades.

Con FullMóvil (telefonía e Internet móvil), se mantienen “tablas”, pero el proyecto se reenfocará en servicios para las instituciones del Estado a partir del segundo semestre de este año.

La empresa estatal también está a la espera de dos resoluciones del Ministerio de Hacienda. Una relacionada con el concurso para procesar las facturas electrónicas y el contrato final del Sistema Integrado de Compras Públicas (Sicop).

Ejes transversales

Radiográfica Costarricense innovará en tres líneas de negocio en las que pretende enfocarse a partir del 2015, sin dejar de atender a los clientes tradicionales que compran servicios de conectividad, correo electrónico y transporte de datos.

Gestión de logística: monitoreo y seguimiento de flotillas, EPR, gestión de inventario, automatización del proceso de compra.

Gestión de infraestructura: centro de datos, bóvedas digitales, virtualización y servicios en la nube. En este momento construye uno con el Banco Popular.

Gobierno digital: se trata de todos los servicios que ofrece la Secretaría Técnica de Gobierno Digital, enfocada en la relación del Gobierno con la ciudadanía.

Fuente Racsa.

Etiquetado como: