Encuesta se aplicó a 737 usuarios en Latinoamérica y a 168 en Centroamérica

Por: Diana Lucía Salas Víquez 27 febrero, 2013
Una encuesta desarrollada por ESET Latinoamérica revela que los teléfonos móviles son los dispositivos más robados en Latinoamérica
Una encuesta desarrollada por ESET Latinoamérica revela que los teléfonos móviles son los dispositivos más robados en Latinoamérica

¿Le han robado su teléfono celular alguna vez? Si su respuesta es afirmativa, usted forma parte del 58,6% de usuarios en Latinoamérica que aseguran haber perdido su dispositivo móvil a causa de un robo, de acuerdo con una encuesta realizada por la empresa ESET Latinoamérica.

Los resultados confirman el uso masivo de los teléfonos celulares y el alto valor comercial que mantienen actualmente los smartphones.

Un 6,1% de los encuestados mencionaron el robo de su notebook, mientras que al 3% le robaron su netbook. Las tabletas se ubicaron en el último puesto en cuanto a frecuencia de robo.

“Una opción válida para minimizar el impacto que conlleva perder un dispositivo, ya sea por robo o extravío, es contar con una solución de seguridad que permitageolocalizar el equipo y, en caso necesario, borrar la información de manera remota”, aseguró Raphael Labaca Castro, coordinador de Awareness& Research de ESET Latinoamérica.

Otra de las recomendaciones es mantener una copia de seguridad (backup) de la información de forma regular, y establecer una contraseña de bloqueo que impida a usuarios no deseados acceder a la información del dispositivo.

A pesar de los resultados en la región, en Costa Rica no existe una cultura aseguradora para los dispositivos móviles, y para los pocos que desean utilizar esta alternativa, las opciones son escasas.

Una de ellas la ofrece Mapfre, sin embargo, la oferta es únicamente en modalidad colectiva; es decir, para empresas que deseen asegurar su equipo electrónico y no para clientes que pretendan asegurar su teléfono celular.

ASSA Compañía de Seguros y el Instituto Nacional de Seguros (INS), también ofrecen pólizas para aparatos que tengan componentes electrónicos.