La mayoría de usuarios utilizan más sus smartphones y dejan de utilizar las tabletas para servicios bancarios en línea

Por: Carlos Cordero Pérez 20 octubre, 2015
El 80% de los usuarios que aprovechan servicios de banca en línea chequean los saldos de sus cuentas desde los móviles, según Forrester.
El 80% de los usuarios que aprovechan servicios de banca en línea chequean los saldos de sus cuentas desde los móviles, según Forrester.

En cuatro años prácticamente se triplicaron los usuarios de servicios bancarios en línea desde dispositivos móviles en Estados Unidos y Europa, en especial aprovechando las conexiones y facilidades de sus teléfonos inteligentes (smartphones).

Según un informe reciente de la firma de investigación de mercados, Forrester, actualmente el 36% de los consumidores estadounidenses y el 25% de los europeos son activos usuarios de servicios bancarios móviles.

En el 2011, los consumidores que aprovechaban los servicios bancarios en línea eran 13% en EE. UU. y 9% en Europa.

El informe recalca que la adopción de los servicos móviles de banca creció "aceleradamente" en pocos años, desplazando otros dispositivos, y se volvió cotidiana.

En Costa Rica, según el estudio Red 506 de El Financiero, un 19% de los usuarios realiza pagos en línea.

Forrester detalló que en EE. UU. el servicio más popular es la revisión de los saldos de las cuentas bancarias (80%), seguido de la revisión de las transacciones realizadas (52%) y la transferencias de dinero (45%).

En Europa, el chequeo de saltos también es la actividad dominante (78%), al que le siguen la revisión de las transacciones realizadas (53%) y la recepción de alertas a través de mensajes cortos de texto (40%).

El reporte destaca que los usuarios están prefiriendo el smartphone a la tableta en sus operaciones bancarias en línea con dispositivos móviles.

El uso de la tableta cayó del 2014 al 2015 del 19% al 17% en EE. UU. y del 13% al 11% en Europa.

Forrester indica que el pago de compras usando el móvil creció a 35% de los usuarios de servicios bancarios móviles en EE. UU. y a 24% en Europa.

El crecimiento del uso de servicios bancarios móviles es frenado por las preocupaciones de privacidad y seguridad, en especial en Europa donde 30% de consumidores se resiste a este tipo de servicios por temores sobre sus datos y a fraudes bancarios.