Datos se desprenden de la onceava Encuesta de Seguridad para la Industria Financiera publicada por Deloitte

Por: Diana Lucía Salas Víquez 16 junio, 2014
Tres de cada cuatro de las organizaciones encuestadas asignaron roles dedicados a la protección de la privacidad de la información, según la encuesta publicada por Deloitte.
Tres de cada cuatro de las organizaciones encuestadas asignaron roles dedicados a la protección de la privacidad de la información, según la encuesta publicada por Deloitte.

Aunque las entidades financieras reportan mayor proactividad en la implementación de medidas de seguridad innovadoras y en crear mayor conciencia en el tema de seguridad en el último año, solo el 35% de ellas considera que la función de seguridad de la información y los objetivos del negocio están relacionados.

Los datos se desprenden de la onceava Encuesta de Seguridad para la Industria Financiera publicada por Deloitte realizada entre 41 gerentes de Seguridad de la Información de bancos y aseguradoras de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Centroamérica, México y Perú.

Aún así, más del 50% de los encuestados de cada país señaló que su presupuesto para seguridad de la informacion incrementó y la mayoría de países consideró que sus gastos en seguridad de la información estaban alineados o por encima del plan estimado.

Según el estudio, Colombia y Perú experimentaron la mayor cantidad de incidentes de seguridad y privacidad en los últimos 12 meses.

Cumplimiento regulatorio y legislativo de seguridad de la información, protección de datos sensibles, Gobierno de seguridad de la información, medición y reporte y continuidad del negocio son parte de las principales iniciativas en materia de seguridad de la información implementadas por las empresas financieras en los últimos 12 años.

Las medidas son de gran peso si se tiene en cuenta que un 41% de las empresas de América Latina afirma haber sufrido infección por códigos maliciosos, según información recopilada por el Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica

Los datos se recopilaron entre más de 3.300 profesionales de distintas organizaciones.

Según el estudio, las compañías en general implementan los controles de seguridad, pero no realizan actividades para prevenir incidentes relacionados con sus trabajadores.

Otro estudio realizado por la empresa Symantec y la Organización de Estados Americanos (OEA), señala que durante el 2013 los ataques dirigidos con blancos específicos continuaron en aumento en la región y se hicieron más sofisticados.

“Las estafas de redes sociales y la presencia de troyanos bancarios se multiplicaron en toda América Latina y el Caribe. Además los eventos deportivos internacionales a celebrarse en Brasil podrían ser un blanco atractivo para los cibercriminales”, señaló Cheri McGuire, Vicepresidente de Asuntos Gubernamentales Globales y Políticas de Seguridad Cibernética en Symantec.

El Informe de la OEA y Symantec indicó que el 15,4% de los ataques dirigidos registrados en América Latina en 2013, tuvieron como blanco organizaciones que tienen entre 501 y 1.000 colaboradores.

El Reporte también incluye un ranking Latinoamericano de actividad maliciosa generada por país, en el que Costa Rica aparece en el catorceavo sitio, según los datos registrados el año pasado.