Por: Carlos Cordero Pérez 18 noviembre, 2015
Las actuales tendencias tecnológicas están empujando al cambio digital en las empresas.
Las actuales tendencias tecnológicas están empujando al cambio digital en las empresas.

Siete tendencias tecnológicas estarán impactando los negocios —provocando su transformación— mucho más de lo que se ha visto hasta ahora.

"Las nuevas tendencias tecnológicas tiene un impacto 100 veces mayor que lo que hemos visto hasta ahora", aseguró Fred Campos, gerente regional de pre-ventas de Oracle. "Por eso hablamos de una disrupción digital. Son nuevos competidores, nuevos perfiles, nuevos clientes y colaboradores. Es una evolución de las personas, del negocio, de cómo se gobierna un país y se da servicios".

Precisamente, un reporte de Oracle enumera las principales tendencias que están cambiando la forma de hacer negocios:

1. La nube seguirá ganando terreno.

La nube se está convirtiendo en una de las tecnologías más buscadas por las empresas y las personas, desde lo personal, las redes sociales y finalizando en los negocios de todo tamaño.

La principal oferta de valor de la nube para las empresas es la capacidad para innovar más rápido, simplificar la administración de la tecnología y aprovechar las mejores prácticas de las industrias.

Gracias a la simplificación que ofrecen las soluciones de negocio en la nube, los procesos internos y externos de las compañías serán cada vez más eficientes y flexibles, ya que por su modelo de suscripción y escalabilidad, se ajustan perfectamente a las necesidades de la empresa.

El 64% de los representantes corporativos de los 2.263 —consultados en agosto de este año para un informe de Oracle— consideran que su organización es más ágil, es decir, es más capaza de adaptarse con rapidez a las nuevas oportunidades de negocio.

Mientras que el 81% indica que la capacidad de desarrollar, probar y lanzar nuevas aplicaciones de negocios rápidamente es de importancia crítica. La encuesta se realizó empleados que trabajan para grandes empresas globales.

2. Compañías pensarán en modo digital.

Un mayor número de grandes compañías desarrollarán estrategias digitales para aumentar la eficacia de sus procesos y transformar sus modelos de comercialización, la relación con sus colaboradores y clientes y la gestión de operaciones.

Los gerentes o directores de recursos humanos, mercadeo, finanzas, y operaciones deberán administrar sus departamentos con la ayuda de la nube o correrán el riesgo de perder competitividad.

Según Oracle esto incluye comprender los diferentes tipos de servicios disponibles, entendiendo también cómo cada uno de ellos se transforma en un diferencial de mercado, independiente del porte o sector de la empresa.

La tecnología digital pasará formar parte del ADN de estas empresas.

3. Internet de las cosas para empresas.

El Internet de las cosas (IoT) se convierte en una solución que puede optimizar y rentabilizar procesos en diferentes áreas de la organización.

Cada vez más, las empresas convertirán la automatización en un activo fundamental, con el fin de simplificar tareas que podrían ser complejas, convirtiéndolas en actividades ágiles, organizadas y eficaces.

No se necesita una mayor inversión de capital humano, costos o tiempos.

El IoT por sus características se convierte en una opción transparente basada en estándares abiertos existentes, que le permitirán ganar eficacia operativa sin precedentes y en consecuencia aumentar sus ingresos.

4. La omnipresencia reemplazará al omnicanal.

Las marcas dejarán de pensar en términos binarios de las compras convencional en tienda o directa y en línea (offline/online).

Las empresas e instituciones dejarán de pensar en sus clientes en tienda o en Internet como diferentes personas, así como dejarán de creer que sus operaciones en línea y físicas son independientes.

Se deberá pensar en un cliente omnipresente que sólo desea disfrutar de su marca y que únicamente recurre a un solo canal.

5. Big Data subirá a la Nube.

Segú Oracle ya no será necesario invertir en infraestructura para gestionar grandes volúmenes de datos y las empresas podrán aprovechar la Nube para organizar sus datos a través de inscripciones y tarifas mensuales.

Además, se espera que las tecnologías actuales se integren con repositorios de Big Data para compartir y correlacionar información, lo que impulsará la creación de una plataforma de información estandarizada entre múltiples marcas y soluciones.

Las empresas con buenas estrategias de Big Data emergerán rápidamente en el mercado, ya que tienen las herramientas para extraer el valor a los datos.

En relación con las soluciones de análisis predictivo, Oracle indica que habrá un crecimiento importante en la región, lo que aumentará la demanda de matemáticos y estadistas en las empresas para que puedan enriquecer las grandes cantidades de datos.

6. Aumento del uso de las aplicaciones.

Las empresas seguirán acelerando el uso de aplicaciones para flexibilizar sus operaciones, reducir costos y simplificar procesos, con el fin de que las empresas agilicen sus operaciones y mejoren el servicio.

Precisamente, gracias a la Nube, esto es posible.

La tecnología está encaminada hacia la digitalización tanto de procesos empresariales como de situaciones y ambientes personales.

Por ejemplo, no sólo se avanza rápidamente en crear soluciones para que una empresa mejore su gestión del talento, sino también para que los colaboradores puedan contar con herramientas personales que les permita comunicarse abiertamente, divertirse y socializar con quienes le rodean.

7. Infraestruturas resilientes.

En la era digital, las empresas deberán estar muy preparadas para la constante demanda a la que deben hacer frente sus procesos, servicios y sistemas.

Para ello, deben contar con una infraestructura disponible en todo momento, para evitar la pérdida de valor de la marca.

Los encargados de tecnología de la información (TI) deben asegurarse de diseñar sistemas a prueba de fallos, aprovechando las ventajas de las tecnologías modulares y los procesos avanzados de prueba.

Además, el reto es seguir creando servicios que se enfoquen en la simplicidad y la reducción de costos, y que respondan directamente a las necesidades del cliente.

Etiquetado como: