Desde que rige Ley de Telecomunicaciones solo se han adecuado 29 casos de 170

Por: Carlos Cordero Pérez 29 julio
 Según la Ley General de Telecomunicaciones, de junio del 2008, los concesionarios debían informar sobre las frecuencias asignadas y el Poder Ejecutivo –previa recomendación técnica de Sutel– debía resolver la adecuación.
Según la Ley General de Telecomunicaciones, de junio del 2008, los concesionarios debían informar sobre las frecuencias asignadas y el Poder Ejecutivo –previa recomendación técnica de Sutel– debía resolver la adecuación.

Únicamente 29 títulos habilitantes o concesiones de frecuencias (18%) tienen el trámite de adecuación concluido, de los 170 casos identificados por el Viceministerio de Telecomunicaciones y la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

La adecuación es el procedimiento ordenado por la Ley General de Telecomunicaciones del 2008, para que los concesionarios de frecuencias existentes en ese momento informaran de las bandas asignadas y el uso que le daban. Luego, el Poder Ejecutivo ajustaba la concesión.

Entre los 141 pendientes están títulos en análisis, en proceso de anulación del acto de concesión (lesividad), en tribunales (por recursos de los concesionarios), en proceso de extinción o de reasignación de la frecuencia.

Edwin Estrada, viceministro de Telecomunicaciones , justificó que la tarea implicó desde establecer las fases, requisitos y procedimientos necesarios hasta revisar y ajustar las concesiones a los usos, servicios y condiciones técnicas de operación dispuestas por el Plan Nacional de Atribución de Frecuencias (PNAF).

“Al día de hoy el Viceministerio de Telecomunicaciones no ha contado con el personal humano suficiente para cumplir en tiempo y forma con los trámites de adecuaciones indicados en las disposiciones emitidas por la Contraloría General de la República, aunado a la atención del alto volumen de trámites y temas de interés nacional que deben ser resueltos con extrema urgencia”, argumentó Estrada.

En el 2012 la Contraloría General de la República emitió un informe en el que enumeraba los problemas existentes en este proceso, incluida la falta de información confiable y completa sobre las concesiones, falta coordinación y la colaboración entre la rectoría y el regulador, e incumplimiento de concesionarios a la hora de brindar la información.

La Contraloría le daba al Poder Ejecutivo y a la Sutel hasta febrero de 2018 para identificar los casos que requerían adecuación y hasta julio del 2019 para resolverlas.

Este informe reconocía que la falta de información completa y confiable sobre las frecuencias era causada por la deficiente gestión de ese recurso antes del 2009, que estuvo a cargo de la Oficina de Radio, antes adscrita al Ministerio de Gobernación.

infografia

Limbo jurídico

A los concesionarios de frecuencias y a la industria de telecomunicaciones le sigue preocupando la velocidad del proceso.

El atraso coloca en un limbo jurídico a los concesionarios.

Además, al carecer de título habilitante, los concesionarios no están obligados a cancelar los cánones (regulación y espectro) y contribuciones definidas en la Ley del 2008.

También crea una situación de inseguridad jurídica ante otras entidades y para los clientes de los concesionarios.

“No son nada”, afirmó Juan Manuel Campos, director de Ciber Regulación , especialista legal en telecomunicaciones. “Prestan servicios y sus abonados no pueden siquiera reclamar el mal servicio que prestan. Estamos en el peor de los escenarios”.

El viceministro explicó que cada caso tiene características, grado de complejidad y hasta un proceso distinto. A como puede que avance a la adecuación, también puede que desemboque en la extinción, anulación o reasignación de la concesión.

Incluso, en muchos casos, se tienen que realizar consultas a la Procuraduría General de la República , órgano que también ha advertido sobre aspectos a subsanar en los dictámenes de la Sutel. En el camino también se reformó el PNAF y varias normas para cumplir lo establecido en la Ley General de Telecomunicaciones.

Por ejemplo, hay casos que ameritan la apertura de un proceso administrativo o de un proceso de lesividad o anulación. Aquí estarían los concesionarios que incumplen las características otorgadas en el título habilitante.

Estrada afirmó que, en este momento, se está trabajando con la Superintendencia en la elaboración de una disposición conjunta para acelerar la adecuación de los títulos habilitantes de radiodifución televisiva, para la transición a la televisión digital.

El Poder Ejecutivo espera que el encendido de la televisión digital se produzca, conforme con lo establecido, en diciembre próximo.

Asimismo, el viceministro reiteró que se realizan esfuerzos para finalizar las adecuaciones ya recomendadas por la Sutel.

infografia