Sutel incumple con regla de reducir anualmente precios máximos de Internet en el último quinquenio

Por: María Fernanda Cruz 19 octubre, 2014
 Los precios fijos máximos para Internet móvil prepago se calculan con modelos económicos diferentes a los de móvil pospago y fijo, pero ninguno de ellos ha disminuido el porcentaje anual que dicta el reglamento de fijación de tarifas.
Los precios fijos máximos para Internet móvil prepago se calculan con modelos económicos diferentes a los de móvil pospago y fijo, pero ninguno de ellos ha disminuido el porcentaje anual que dicta el reglamento de fijación de tarifas.

La Superintendencia de Telecomunicaciones incumple desde hace cinco años con la regla que exige disminuir anualmente un porcentaje en las tarifas de los servicios regulados.

El Reglamento para la Fijación de Tarifas de la Ley General de Telecomunicaciones establece que, cada año, la Sutel debe reducirle un porcentaje a los precios determinado por el incremento en la eficiencia de los operadores.

A esta disminución se le llama Factor de ajuste por eficiencia, pero la Superintendencia nunca lo ha aplicado.

Comparación de banda ancha fija
Comparación de banda ancha fija

Tampoco ha establecido los precios de Internet móvil pospago e Internet fijo, como lo manda el reglamento. Estos se basan, todavía, en las tarifas máximas que había fijado la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos antes de que se abriera el mercado de las telecomunicaciones.

Así lo confirmó Walter Herrera, director de Mercados de la Superintendencia, quien adujo el incumplimiento a que la normativa no responde a las características actuales del mercado.

“Solo si la Superintendencia determina que un mercado necesita hacer una revisión de esa tarifa fijada, lo hace. Si no, el precio lo determina el mercado”, dijo.

En los diferentes servicios de Internet, hasta el momento, solo los precios de la modalidad móvil prepago fueron calculados por la Superintendencia.

El precio de un byte descargado en la modalidad prepago es de ¢0,0075 sin impuestos, el mismo que la Sutel pretendió establecer este año para el Internet móvil pospago. El proceso de cambio en ese modelo tarifario está frenado por la Sala Constitucional.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) cuestionó, en un estudio sobre la propuesta de la Sutel, si los costos tomados en cuenta para la nueva tarifa se basan en los parámetros adecuados.

Según el informe del Micitt, el documento para la audiencia pública deja dudas sobre la metodología utilizada, pues tomaba en cuenta datos de la telefonía móvil en general y no del servicio específico que se pretendía regular.

Herrera, de la Sutel, argumentó que los modelos económicos para las tecnologías convergentes deben tomar en cuenta una serie de factores.

El miembro del Consejo de la Sutel explicó que la propuesta se basó en cifras correspondientes a Internet móvil y no a telefonía.

La Sutel trabaja en este momento en un modelo tarifario que deberá quedar listo para el primer trimestre del 2015.

Este fijará los nuevos precios máximos para los operadores de servicios de Internet que cobran por velocidad.

Cálculos

Las tarifas reguladas se basan en modelos económicos extensos que incluyen, a grandes rasgos, los costos en que incurren las empresas, una tasa de retorno de la inversión hecha (rentabilidad) y la demanda asociada al servicio.

“Se construye una hipotética empresa eficiente con la información de las operadoras. Decimos: ‘Esta empresa necesita cubrir esta demanda con estos niveles de calidad y con estos costos’, y se fija el precio eficiente del mercado”, comentó Walter Herrera.

Dentro del rubro de costos aparecen las inversiones en infraestructura y equipo y otros gastos financieros como los derivados por la demora en los pagos y los atribuidos a la facturación.

Las operadoras, a partir de ese precio, pueden establecer tarifas más bajas, pero no pueden brincarse ese límite.

La tabla presenta las tarifas correspondientes a Internet asimétrico de hasta 4 Mbps. Para las que corresponden a un ancho de banda superior solo hay tarifas fijadas para un servicio simétrico: uno en el que la velocidad de descarga y la de subida es igual.

Según el pliego tarifario, disponible en el sitio web de la Sutel, por un servicio simétrico de 10 Mbps, las tarifas pueden ascender a los $666 mensuales. Por uno de 20 Mbps, llegan a los $1.200.

Como no existen precios establecidos para una modalidad asimétrica, los operadores pueden llegar a cobrar esos montos, aunque la velocidad de subida sea muy inferior a la de bajada.

Internet, ¿más barato?

El país es dueño de uno de los niveles más bajos de precios en América Latina. Sin embargo, en comparación con otros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se queda muy atrás.

“Una conexión de 2,5 Mbps cuesta casi 3 veces más en América Latina respecto a los países de OCDE”, dijo Herrera.

Aunque la Sutel no ha disminuido las tarifas máximas, las operadoras mismas, por el impacto de la competencia, han ido decreciendo en sus precios.

Del 2009 al 2013 el costo para el usuario de Internet fijo se han reducido a la mitad, de acuerdo con las estadísticas anuales de la Sutel.

Eso sí, los especialistas insisten en que, al comparar los precios cobrados con la calidad del servicio, el costo termina siendo más alto para los usuarios.

“Mi hija cree que el logo de Netflix es la ruedita que da vueltas para cargar la película. ¿Eso es internet barato? No, eso es una estafa”, comentó Enrique Meseguer, especialista en el área.

En el país coexisten más de cien empresas que ofrecen Internet de banda ancha fija y cinco en la tecnología móvil, pero el mercado aún es regulado.

La competencia efectiva para el Internet fijo, insisten los expertos, solo llegará en el momento en que varios operadores puedan viajar por una misma red sin las barreras de entrada que esto supone en la actualidad.

Herrera comentó que las principales barreras para la competencia suponen el uso de infraestructura ajena por parte de nuevos operadores, como es el caso del uso de postes y redes.

¿Por qué en Costa Rica es más caro el Internet de banda ancha que en Uruguay? La clave está en el impulso que le ha dado el país del sur a la infraestructura y el fomento a la competencia.

Así lo han determinado estudios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y otros organismos.

Muchas de estas condiciones están ausentes en el mercado costarricense: la última milla de fibra óptica para permitir que más empresas de telecomunicaciones lleguen hasta el mismo hogar es aún un sueño lejano.

Precios máximos

Estas son las tarifas máximas que debe pagar por Internet.

Ancho de banda de subida y de bajada

Tarifa plana en $

128/64

15

256/128

18

512/256

24

1024/512

37

2048/768

61

1536/768

71

2048/768

90

4096/768

168

Etiquetado como: