El Instituto realizó una promoción a finales de 2011 por la que fue denunciado, pero repitió la oferta un año más tarde

Por: Carlos Cordero Pérez 28 mayo, 2015
"Lo más importante es el momento en que el ICE incurrió en las prácticas monopolísticas: cuando los otros operadores iban ingresando", resaltó Gilbert Camacho, presidente de la Sutel.

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) tiene 3 días para presentar la apelación a la sanción que lo condena por haber incurrido en prácticas monopolísticas y si no lo hace deberá cancelar a Sutel la multa de ¢2.157 millones en 10 días hábiles.

"Ya el ICE fue notificado, tiene un plazo de tres días para apelar y en ese caso el proceso seguiría", dijo Gilbert Camacho, presidente de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Este jueves el regulador hizo público que condenó al Instituto, por haber incurrido en prácticas monopolísticas, con un monto que es equivalente al 0,58% de los ingresos brutos en telefonía móvil obtenidos por el ICE durante el período fiscal anterior a la práctica anticompetitiva.

Camacho explicó que en octubre y noviembre del 2011 el ICE lanzó una promoción denominada "Chip Extremo" en la cual ofrecía a los clientes una tarifa por minuto en llamadas a otros usuarios del mismo ICE que los otros operadores no podían replicar.

El problema, además, era que los operadores deben cancelar un costo de interconexión en llamadas entre usuarios de distintas compañías, por lo que la tarifa del ICE no dejaba margen a sus competidores y no les permitía cubrir los costos de operación.

"Lo importante es el momento en que hizo la promoción, cuando Claro y Movistar estaban ingresando, pues se constituía en una barrera de entrada", explicó Camacho.

Agregó que la denuncia fue interpuesta por Telefónica en diciembre del 2011, momento en el que se inició el proceso de investigación, el cual incluía audiencias con el mismo ICE.

Según Telefónica, con esa promoción un usuario que dedicara su saldo total podía hablar hasta 221 minutos y solo habría pagado ¢1.500, pues el ICE le otorga un bono inicial de ¢6.000 para un monto disponible de ¢7.500.

Si se dividen esos 220 minutos por los ¢1.500 que pagó el cliente, cada minuto le cuesta ¢6,8 lo que es cinco veces menor al precio máximo fijado por la Sutel de ¢34 y tres veces menor a la cuota de interconexión establecido en ¢17,95 por minuto.

Pese a que este proceso se había iniciado a finales del 2011 y que Sutel le había notificado, el Instituto volvió a lanzar la promoción a finales del 2012.

Camacho indicó que en este caso la Sutel contó con el criterio de la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) y se verificó que el ICE incurrió en prácticas monopolísticas.

"Incurrió en lo que se conoce como 'estrechamiento del margen'", reiteró. "Ningún operador podía competir contra el precio que el ICE daba en la oferta".

El funcionario reconoció que esta es la sanción más relevante adoptada por la Superintendencia desde la apertura del mercado, tanto por el monto como por el tamaño del operador, considerado el operador relevante en el mercado local.

Sobre otros casos que esté investigando la Sutel, Camacho respondió que no podía realizar ningún comentario.

Si se mantiene la multa, el dinero será trasladado al Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel), dedicado a programas y proyectos de telecomunicaciones, especialmente para comunidades con problemas de acceso a servicios de telefonía o Internet.

La Sutel indicó que para definir la multa se basó en los artículos 67, 68 y 70 de la Ley General de Telecomunicaciones y que aplicó el porcentaje ahí establecido de 0,58% sobre los ingresos de telefonía móvil.

Sin embargo, varios especialistas legales llamaron la atención de que el monto de la sanción se debe establecer sobre los ingresos brutos del operador, de acuerdo con el artículo 68, y no sobre el monto de uno de los servicios.

Etiquetado como: