El Marketplace, el Amazon Prime y los servicios son las tres principales apuestas de la compañía en los últimos años

Por: Carlos Cordero Pérez 15 julio, 2015
El 'Prime Day' es parte de la estrategia de Amazon frente a las modificaciones del mercado.
El 'Prime Day' es parte de la estrategia de Amazon frente a las modificaciones del mercado.

Aunque nació, se ha destacado y ha sobrevivido en estas dos décadas como una tienda en línea, Amazon ha tenido tres cambios que incluyen el servico Prime, para cuyos suscriptores se lanzó la oferta de aniversario con altos descuentos en compras este miércoles.

En una carta a los accionistas del 2014, Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, delineó las tres principales apuestas que realiza la firma y evaluó sus resultados: el Marketplace, que permite a terceros vender a través de la plataforma de Amazon; el Amazon Prime, un servicio premium para sus clientes; y el Amazon Web Services (AWS), que coloca a la empresa como un fuerte contendiente de servicios en la nube.

Según Bezos esta "oferta de ensueño" se caractariza por la capacidad para hacerla crecer, tener fuertes retornos de capital y ser duradera en el tiempo, "con el potencial para soportar varias décadas".

"Nos acercamos con las herramientas habituales: obsesión por el cliente en lugar de centrarse en el competidor, sincera pasión por la invención, el compromiso con la excelencia operativa y la voluntad de pensar a largo plazo", insistió Bezos en el documento.

Primer cambio: Marketplace

Para llegar al modelo híbrido actual de Marketplace, Amazon hizo dos intentos: subastas (Auctions) y ventas de terceros (zShops). Según Bezos en un inicio las ventas de terceros representaban 5% de los ingrestos totales a través del sitio y en el 2014 alcanzaron el 40%, con más de 2 millones de vendedores (dos terceras partes de otros países) y más de 2.000 millones de unidades colocadas.

Pese a que incluso este modelo implica competencia "interna", el sistema –iniciado en Estados Unidos y luego extendido a otras regiones– ha sido atractivo para los clientes e introdujo economías de escala que facilitaron reducir los precios y eliminar tarifas de envíos.

La firma fortaleció la operación mediante la automatización del proceso y ayudando a las compañías a llegar a nuevos mercados –185 países en total– con lo que casi una quinta parte de las ventas de estos terceros llega a clientes lejanos.

Esto también le permite a Amazon crecer en mercados como la India, donde cuentan con más de 21.000 "vendedores" y una oferta de más de 20 millones de productos.

Segundo cambio: Amazon Prime

El programa de Amazon Prime –un servicio premium por el cual el cliente se suscribe y paga una anualidad– fue lanzado hace 10 años diseñado para envíos rápidos y gratuitos. "Se nos dijo en repetidas ocasiones que se trataba de un movimiento arriesgado", recordó Bezos.

Y ciertamente parece que no fue fácil. En el primer año las cifras de resultados no estiraban para jusfiticarlo y demostrar que valía la pena. La clave se encontraba en –otra vez– las economías de escala para reducir el costo de las entregas, en la construcción de equipos de venta que garantizaran la automatización en la reposición y colocación de inventarios, y en la expansión de los centros de distribución.

Con la misión de poder cumplir con las fechas de entrega, Amazon expandió sus centros de 13 a 109 entre 2005 y 2014; además, desplegó más de 15.000 robots que apoyan la preparación de los paquetes de mercadería; e introdujo otros beneficios, como el Prime Instant Video (en 2011) con "decenas de miles" de películas y episodios de televisión disponibles a través de streaming ilimitado en EE. UU., el cual se amplió a Reino Unido y Alemania.

Para este último servicio se inició con contenido licenciado, pero –siguiendo el éxito de Netflix– se empezó a generar producciones propias, con la ventaja de mantener costos fijos en la distribución de la producción propia y de tener las herramientas para "aumentar las ventas en esta área tanto como las toallas de bebés".

En varias ciudades de EE. UU. incluso las entregas se realizan –con el servicio Prime Now– a pocas horas.

El servicio también se extendió para las ventas de terceros en Marketplace como FBA, donde Amazon se encarga de toda la logística. Según la firma el 71% de ellos reportaron incrementos de ventas de 20%.

El servicio las ventas a través de Amazaon Prime creció 50% a nivel internacional en el 2014 en relación al 2013; en este periodo, 40% de las ventas correspondencía a terceros que están en el Marketplace.

Las membresías a este servicio también aumentaron 50% en EE. UU. y 53% a nivel internacional, se indica en el reporte.

Tercer cambio: Servicios

El tercer cambio operado por la firma es el Amazon Web Services (AWS), que –tal como lo indicamos este martes– ya genera cerca de un cuarto de sus ingresos.

El servicio coloca a Amazon como un fuerte competidor en servicios en la nube a nivel corporativo con clientes como General Electric, Major League Baseball, Tata Motors, Qantas, NTT DoCoMo, Financial Times, News Corp. Kellogg, Condé Nast y la Comisión de la Bolsa de Valores, pero sus facilidades han sido preferidas también por startups y firmas como Pinterest, Dropbox y Airbnb.

La lógica del servicio es garantizar a las compañías un servicio de centro de datos más ágil y de menor costo, que facilite y agilice el desarrollo de proyectos tecnológicos en las empresas que son clientes.

Según Bezos, el AWS tenía más de un millón de clientes activos, incluyendo empresas e instituciones, con un crecimiento del 90% solo en el cuarto trimestre del 2014 respecto al mismo periodo del 2013.

El AWS también supone una alta dinámica de innovación, pues la compañía pasó de 160 servicios en 2012 a 280 en 2013 y a 516 en 2014, que van desde WorkDocs y Workmail hasta un servicio para las empresas que participan en el Marketplace o el Amazon Aurora, para almacenamiento de información y que según la compañía es hasta cinco veces superior a una base de datos típica.

Etiquetado como: