Beneficios del grupo español de telecomunicaciones registró una caída del 34,7% hasta los 3.000 millones de euros

Por: Agencia AFP 25 febrero, 2015
El presidente de Telefónica, César Alierta (c), junto al consejero delegado, José María Pallete (i), y el director financiero, Ángel Vila Boix (d), durante la rueda de prensa en la presentaron los resultados de la compañía correspondientes a 2014.
El presidente de Telefónica, César Alierta (c), junto al consejero delegado, José María Pallete (i), y el director financiero, Ángel Vila Boix (d), durante la rueda de prensa en la presentaron los resultados de la compañía correspondientes a 2014.

Madrid.- El grupo español de telecomunicaciones Telefónica registró en 2014 una caída del 34,7% de sus beneficios hasta los 3.000 millones de euros debido al nuevo sistema de cambio de divisas de Venezuela y otros acontecimientos excepcionales, anunció este miércoles.

A pesar de que Telefónica había advertido de que los cambios monetarios en Venezuela iban a afectar a sus resultados, los analistas preveían un beneficio neto de 3.700 millones de euros.

El resultado operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (OIBDA), que sirve de indicador para el grupo, reculó un 18,7 % hasta los 15.520 millones de euros, y el volumen de negocio cayó un 11,7% hasta los 50.380 millones, según un comunicado.

La modificación de la tasa de cambio en Venezuela de 6,30 hasta 50 bolívares fuertes por dólar recortaron en 399 millones de euros los beneficios de Telefónica, que perdió 405 millones en costes de reestructuración y otros 257 debido a la depreciación de su participación en el holding italiano Telco, principal accionista del grupo Telecom Italia.

La nueva política de divisas de Caracas, sin embargo, no debe afectar "a los planes de inversión y de crecimiento" de Telefónica en Venezuela, donde mantiene su compromiso "de seguir desarrollando las telecomunicaciones en el país", dijo el grupo el 16 de febrero.

A pesar de este declive, el gigante de las telecomunicaciones, muy presente en Europa y en América Latina, cree que podrá invertir la tendencia en los próximos años.

El grupo espera una progresión de su volumen de negocio de más del 7% en 2015 y del 5% en 2016. En cuanto a su margen OIBDA, prevé una ligera erosión este año y una posterior estabilización.

Para ello, apuesta por reforzar su actividad en los sectores de fuerte valor añadido, como la fibra óptica, los servicios de televisión de pago y los smartphones, indicó en el comunicado.

"La ejecución de la estrategia de transformación en los últimos años y el evidente cambio de tendencias que se está produciendo nos llevan a incrementar el nivel de ambición para los dos próximos años", explicó el presidente del grupo, César Alierta, citado en el comunicado.

Frenazo

Tras una desmesurada política de adquisiciones, frenada en seco por la crisis, Telefónica decidió centrarse de nuevo en sus mercados principales: España, Alemania y Brasil.

En España, cuya economía salió en 2014 de seis años de crisis, Telefónica registró una caída del 7,2% de sus ventas anuales hasta los 12.000.000 millones. Pero esta caída se moderó en el último trimestre, precisa el grupo.

En Alemania, la cifra de negocios progresó un 12,4% a 5.520 millones de euros. En este mercado, Telefónica se reforzó adquiriendo E-Plus, filial de la holandesa KPN.

En Brasil, debe tomar las riendas del grupo de telecomunicaciones GVT del francés Vivendi. En ese país vio su cifra de negocios recular un 8,1% a 11.230 millones de euros en 2014 en este país.

El grupo ya ha vendido sus actividades en República Checa e Irlanda y también quiere retirarse del mercado británico, por lo que se encuentra en negociaciones con el conglomerado hongkonés Hutchison Whampoa para venderle su filial de telefonía móvil O2 por cerca de 12.000 millones de euros.

A finales de 2014, la deuda neta del grupo ascendía a 45.090 millones de euros.

Etiquetado como: