Por: Carlos Cordero Pérez.   6 junio
La colaboración es la esencia y el requisito fundamental de una red de contactos. (Foto archivo GN)
La colaboración es la esencia y el requisito fundamental de una red de contactos. (Foto archivo GN)

La emergencia sanitaria no ha terminado y no terminará pronto. Las medidas de distanciamiento, entre otra, seguirán con diversos grados de flexibilidad.

Lo cual no quiere decir que Usted se descuide. Tampoco es para que se aísle, menos si está trabajando, si requiere trabajo o si le urge vender.

Crear, desarrollar y mantener contactos mediante el networking es posible mediante un clic.

Bueno, probablemente necesite más de un clic.

El networking es una estrategia cuyo objetivo es que Usted genere y amplíe su red de contactos.

¿Cuáles contactos?

Depende de cuáles sean sus objetivos y perspectivas.

No es lo mismo una red de contactos para encontrar empleo que para hacer negocios. O, si Usted está en ventas, para lograr las metas del mes.

El uso de las herramientas digitales también cambia dependiendo de sus propósitos.

Identifique grupos

También varían los espacios virtuales donde desarrollar la red de contactos.

Cada quien debe identificar cuáles espacios tiene cerca y cuáles pueden ser útiles.

Por ejemplo, si son negocios, busque si la cámara de comercio u otro grupo local tiene cursos en línea, reuniones virtuales, directorios electrónicos o alguna otra actividad en línea.

Si requiere empleo, puede identificar academias o cursos en línea que brinden las empresas empleadoras que le permitan hacer contactos con otras personas y con esas empresas.

Una opción es crear las comunidades en línea: puede impulsar grupos a partir de intereses comunes en redes sociales o a través de las aplicaciones de mensajería.

Aproveche Skype, Zoom, Microsoft Team, Cisco Webex y Google Meet entre las herramientas que puede utilizar para conversaciones en grupo.

Programe conferencias con un especialista o con alguno de los mismos integrantes del grupo para activar su comunidad y atraer más contactos.

La idea es crear la red y mantenerse comunicados, incluso después de una conferencia o de una reunión virtual.

Redes sociales

La convivencia en línea hace obligatorio participar en redes sociales, aunque no en todas.

Dependiendo de sus objetivos, elija la que más conviene.

Normalmente son las redes donde están suscritos los demás miembros del grupo, sus clientes o los posibles empleadores.

En el primer caso, para mantenerse comunicados.

En el segundo, para promover y vender sus productos y servicios.

En el tercero, para estar al tanto de los anuncios de vacantes. (Y porque las compañías realizarán una búsqueda de información sobre Usted en esas mismas redes.)

(¿O cree que el último exabrupto que dijo en redes sociales sólo lo verán sus contactos familiares o amistades... y las enemistades que se ha creado?)

Compórtese

Lo cual lleva a una recomendación básica, elemental y muy reconocida.

Si quiere vender sus productos o servicios, especialmente, mantenga en sus redes sociales y en sus grupos las mismas reglas de juego que en su tienda: compórtese.

Dése a conocer profesionalmente y muestre cómo comparte propósitos, alianzas de negocios u ofertas laborales, e ideas y proyectos.

La presencia en línea incluye compartir contenidos profesionales periódicamente y participar en los contenidos compartidos por sus contactos: con un like, un comentario o un mensaje.

Vale también saludar por un festejo, como un cumpleaños, o hacerse presente (virtualmente, al menos) en caso de un problema o una desgracia personal.

Por supuesto, LinkedIn es la red social profesional donde debe participar activamente por defecto.

Instagram le permitirá mantener una imagen personal y profesional.

Los blogs son plataformas para crear contenido profesional propio en su área.

Sea persona civilizada

(O simplemente: trate de ser persona y aparecer como tal.)

Con las herramientas en línea y los canales digitales, como las redes sociales, podrá estar en contacto con muchas personas de distintos orígenes, creencias y países.

El networking es más que una red formada por una lista de contactos.

La creación, desarrollo y crecimiento de esta red depende de que Usted responda a las necesidades de las otras personas y que ellas hagan lo mismo por Usted.

Fomente un espíritu y una ética de colaboración mutua.

La amabilidad y el respecto son dos requerimientos elementales, por eso mismo.

Y va más allá: ponga atención a lo que le ocurre a otras personas e intente ayudar.

La ayuda puede ser escuchar o puede ser hacer recomendaciones, así como compartir experiencias y sus lecciones.

Tambiés es ir a lo legal (lo cual incluye cumplir la ley y compromisos, así como generar buenas relaciones y tener proactividad con su vecindad y con su comunidad).

Por ejemplo, avisar sobre un empleo pues otras personas pueden cumplir mucho mejor los requisitos para una vacante disponible.

Tarde o temprano, esa misma persona u otra de la red le soplará una opción donde es Usted el mejor candidato o candidata.

Lo mismo funciona para los negocios.