Por: J.D. Biersdorfer.   20 enero
Hay maneras fáciles de rescatar sus imágenes invaluables e incluso mejorarlas.
Hay maneras fáciles de rescatar sus imágenes invaluables e incluso mejorarlas.

Si ve que sus fotografías familiares comienzan a desvanecerse dentro de las cajas donde las guarda, en álbumes de fotos en malas condiciones o carruseles de diapositivas que se caen a pedazos, no tema. Hay maneras fáciles de rescatar sus imágenes invaluables e incluso mejorarlas.

Enviarlas a una empresa profesional de escaneo para que las digitalicen y las retoquen es una alternativa sencilla. Los servicios se encuentran en Internet con facilidad.

Sin embargo, si está inspirado (o quiere ahorrar) y desea transformar por su mano las fotografías, solo necesita tiempo y las herramientas adecuadas. Aquí le contamos cómo empezar.

La mayoría de las impresoras multifuncionales pueden escanear y copiar documentos. Si tiene una de esas pero nunca antes ha escaneado, revise el instructivo. ¿No tiene escáner? En Internet puede encontrar sugerencias de impresoras y escáneres confiables para adquirir uno.

A diferencia de las impresiones fotográficas, las presentaciones de diapositivas y los negativos necesitan luz de fondo para iluminar debidamente la imagen al escanearla. Algunos de esos dispositivos escanean impresiones, diapositivas o negativos.

Si tiene un escáner de cama plana, pero no tiene aditamento para escanear transparencias, una alternativa barata puede ser la plantilla descargable de un adaptador de cartulina casera de Make Magazine.

Usar una aplicación móvil que tome una imagen de la foto es una manera rápida de “escanear” fotografías. La imagen resultante quizá no tenga la misma calidad que una capturada con un escáner, pero las aplicaciones son baratas y así puede evitar exponer fotografías frágiles a la luz brillante.

Google PhotoScan (gratuita) y Photomyne (gratuita, con compras dentro de la aplicación) son dos aplicaciones para Android e iOS que fueron creadas para capturar imágenes de fotografías físicas. Ambas aumentan el color y el contraste de las fotografías, al igual que el Photo Scanner ($7) para iOS. Una aplicación todo propósito para escanear —como Microsoft Office Lens (para Android, iOS y Windows)— también es capaz de capturar fotografías.

Capturar diapositivas y negativos con una aplicación puede ser más desafiante debido a que son más pequeños y necesitan luz de fondo. La aplicación gratuita Helmut Film Scanner para Android y la FilmLab (que cuesta $6 ) para iOS son dos buenas opciones.

En cuanto haya escaneado tus fotografías, seleccione un programa para arreglar el color desvanecido, los rayones, las rasgaduras y otros efectos del paso del tiempo en las imágenes. Según la condición de estas, quizá pueda lograrlo con las aplicaciones gratuitas que tienen todas las opciones necesarias, como Fotos de Apple, Google Fotos o Microsoft Fotos. Todas incluyen herramientas para ajustar la iluminación y el color, así como para recortar los bordes rotos; los programas de Apple y Microsoft también tienen herramientas para eliminar manchas y defectos.

Si su programa fotográfico no se ajusta a sus necesidades, hay otros que le esperan en la tienda de aplicaciones. La familia de programas de Adobe —entre ellas Adobe Photoshop Elements para Windows y Mac (100 dólares; pero hay una prueba de treinta días disponible sin costo)— son algunos de los productos más populares.

El programa de código abierto GIMP para Windows, Mac y Linux también es poderoso y gratuito, aunque le puede tomar algo de tiempo aprender a usarlo.

Ahora es momento de usar las herramientas:

—Para rayones, rasgaduras y cortes en la fotografía, busque el “cepillo corrector”, el “corrector de defectos” o “el sello clonador” entre las herramientas del software, las cuales generalmente copian los pixeles circundantes para cubrir la imagen. Use la herramienta para dar clic o pasar por donde haya defectos.

— De clic en el botón automático de “Mejorar”, o arrastra las barras de herramientas del software con los ajustes manuales para corregir el contraste y el equilibrio de colores de la fotografía.

— Usa la herramienta que tiene el programa para recortar la imagen y deshacerse de fondos saturados y bordes raídos.

Revise la guía de usuario de la aplicación para obtener instrucciones específicas o busca una demostración en YouTube. Los tutoriales detallados están disponibles en línea, como la guía de Adorama para estas herramientas en Adobe Photoshop; la Digital Photography School en línea también tiene instrucciones.

Cuando haya limpiado y mejorado la apariencia de las fotografías, puede compartirlas con su familia de muchas maneras. Publicarlas en galerías de fotografías en línea como Google Fotos, iCloud o OneDrive permite que tus familiares vean y descarguen copias cuando sea (además de que también pueden subir sus propias imágenes). El almacenamiento digital también mantiene en un lugar seguro imágenes valiosas en caso de que haya incendios o inundaciones o derrumbes.