Por: Aili McConnon.   13 septiembre, 2018
A medida que más turistas adinerados acuden a Marruecos, Marrakech se reinventa con hoteles de lujo y resorts para atraer visitantes. Ejemplo de ello es el Downtown Hotel Corporation.
A medida que más turistas adinerados acuden a Marruecos, Marrakech se reinventa con hoteles de lujo y resorts para atraer visitantes. Ejemplo de ello es el Downtown Hotel Corporation.

Una de las primeras paradas para los visitantes de esta ciudad es La Medina, el barrio árabe cacofónico y laberíntico de la ciudad, atiborrada de encantadores de serpientes, artistas de henna y comerciantes que venden especias, alfarería y textiles.

Últimamente, Marrakech también está llena de sonidos más modernos: el rugido de los vehículos de construcción que trabajan en la edificación de una serie de hoteles y centros vacacionales para acomodar a una ola creciente de turistas.

Marrakech desde hace mucho ha sido una escapada de fin de semana para los marroquíes adinerados de Casablanca y Rabat, la capital del país. Sin embargo, un aumento de visitantes internacionales acaudalados está ayudando a impulsar el auge de construcciones de lujo y a atraer la atención mundial a la “ciudad roja”, como se le llama debido a sus edificios rosados.

A principios de agosto, la cantante Madonna celebró su cumpleaños número 60 en Marrakech y documentó los festejos en Twitter.

Más de 11 millones de personas visitaron Marruecos en el 2017, un aumento del 10 % en comparación con el año anterior, de acuerdo con el Ministerio de Turismo de Marruecos. El número de visitantes estadounidenses ha aumentado a un ritmo aún más veloz. El año pasado, más de 254.000 estadounidenses visitaron el país norafricano, un ascenso del 29 % por encima del 2016 y de un 81 % respecto del 2012.

Una mayor cantidad de vuelos, la relajación de los reglamentos de visado y un esfuerzo que concertó el Reino de Marruecos para modernizar la infraestructura y mejorar la seguridad han sido los factores contribuyentes. Mientras más visitantes llegan a Marruecos, Marrakech se está reinventando para aumentar el número de turistas, que se quedan durante tres noches en promedio.

“Uno de los principales desafíos del sector turístico en Marrakech es aumentar la duración de las estancias”, dijo Alexis Reynaud, gerente editorial del Oxford Business Group, una firma de investigación y consultoría. “Los nuevos centros vacacionales y hoteles de primer nivel están comenzando a ofrecer mucho más que solo alojamiento de lujo para animar a la gente a que se quede más tiempo”.

La avenida M está a la cabeza de estos nuevos emprendimientos, un proyecto de usos múltiples con un costo de cien millones de dólares conocido como Avenida Jardín porque incluirá cerca de 10.033 metros cuadrados de jardines y áreas verdes embellecidas, acompañados de unos 17.001 metros cuadrados de tiendas, restaurantes, cafeterías y galerías. El alojamiento incluirá un hotel de 168 habitaciones del grupo hotelero portugués Pestana y 88 residencias privadas del Four Seasons.

“Estamos intentando crear un nuevo centro de la ciudad”, dijo Nabil Slitine, director ejecutivo de M Avenue Development, que en el 2011 ayudó a abrir el Four Seasons Resort, uno de los primeros hoteles internacionales en la ciudad.

Paul White, presidente de la rama residencial del Four Seasons Hotels and Resorts, dijo que quería aumentar la presencia de la empresa en Marrakech. La avenida M, que está cerca del aeropuerto y el centro de conferencias del Palais de Congrès, ofrece “acceso a las vistas de la ciudad, entre ellas la medina y los jardines Menara, y a la vez es un conveniente punto de partida para explorar la región circundante, incluyendo la cordillera del Atlas”, comentó.

Cristiano Ronaldo

Cerca de ahí, un hotel W está en construcción, está programado que se abra un hotel Ritz-Carlton en el 2022, y se está construyendo un hotel Park Hyatt en medio de un complejo urbano de golf y tiendas minoristas con un costo de $450 millones, conocido como Marrakech Golf City, que se inaugurará en el 2024.

Aunque la demanda ha aumentado, varios inconvenientes han obstaculizado estos proyectos. La inestabilidad en otros países norafricanos como Egipto y Túnez provocó preocupación en los primeros inversionistas, y la escasez de terrenos utilizables en Marrakech hace que los grandes proyectos de bienes raíces sean costosos.

El gobierno ha generado un gran impulso para promover el país, especialmente Marrakech. Una nueva división de la policía se ha enfocado en el turismo y ha ayudado a disminuir los robos, la violencia y el tráfico de drogas con el fin de que la ciudad sea más segura para los turistas.

El gobierno también ha modernizado la infraestructura, incluyendo la construcción de una nueva central de trenes en el 2008. A finales del 2016, una nueva terminal se agregó al aeropuerto internacional en Marrakech.

Los visitantes de negocios también están llegando en grandes cantidades, gracias a más conferencias internacionales como la sesión número 22 de la Conferencia de las Partes, o COP22, una cumbre sobre el cambio climático en el 2016.

La relajación de los reglamentos de visado para países específicos también ha aumentado el turismo. En junio de 2016, Marruecos exentó a los ciudadanos chinos de los requisitos para obtener una visa. En el 2017, 118.000 visitantes llegaron desde China, un aumento del 1.022 % en comparación con el 2015.

Para aprovecharlo, Marrakech está aumentando sus ofertas. Los visitantes ya llegan a la ciudad para explorar los muchos jardines secretos, relajarse en los tradicionales baños de vapor marroquíes llamados hammams y pasear por los zocos. Estos mercados, llenos de tiendas que cubren callejones y calles estrechas, venden una amplia variedad de productos, como alfombras bereberes ornamentales y tajines pintados a mano, así como dátiles, nueces y otras frutas.

Marrakech también se está moldeando como un destino artístico contemporáneo. El diseñador francés de alta costura Yves Saint Laurent célebremente comenzó a pasar tiempo en Marrakech en la década de 1960 y, a finales del 2017, un museo de Yves Saint Laurent se inauguró cerca de una de las antiguas residencias del diseñador a poca distancia del jardín Majorelle. Diseñados por el pintor francés Jacques Majorelle, los jardines de una hectárea albergan cientos de especies de plantas, cascadas y piscinas paisajísticas, así como brillantes edificios color azul cobalto, por lo que es uno de los más grandes atractivos turísticos en Marrakech.

“Los museos y el arte de primer nivel ayudan a atraer a viajeros más adinerados”, dijo Reynaud del Oxford Business Group. “Los turistas pueden visitar las galerías y también comprar arte a precios razonables en comparación con Londres, Nueva York y París”.

El hotel Pestana CR7, cuya construcción está planeada en la avenida M, aportará una influencia portuguesa también. Este proyecto conjunto entre la cadena de hoteles más grande de Portugal y Cristiano Ronaldo, la estrella del fútbol, se dirigirá a los milénials. Ronaldo dijo que se sintió atraído a Marrakech porque era un “destino único, exótico y auténtico, con un enorme potencial turístico”.

Aunque se vendió el 80 % de las residencias del Four Seasons, aún está por verse cómo absorberá el mercado inmobiliario de Marrakech todas las propiedades en construcción.

En el 2017, los precios totales de los bienes raíces en Marrakech aumentaron un cinco por ciento, pero el volumen de comercio cayó un trece por ciento. “Los precios eran demasiado altos, y la burbuja tenía que estallar. Ahora, hay un mejor rango para comprar”, comentó Reynaud.

“De cualquier manera, Marrakech es drásticamente distinto que hace cinco años”, comentó. “Ya no es un destino de mochila al hombro”.