Economía y Política

Boris Johnson quiere “reconstruir mejor” el Reino Unido tras la pandemia

Actualmente sufren escasez de suministros por la combinación de factores políticos y de salud

El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó este sábado su determinación para “reconstruir mejor” su país tras la pandemia, a pesar de los problemas de suministro que afectan al Reino Unido, acentuados por su salida de la Unión Europea.

"No hemos resistido al covid-19 para volver a la misma situación de antes", declaró Johnson antes del inicio el domingo de la conferencia anual del Partido Conservador en Mánchester, en el noroeste de Inglaterra.

Tras haber destacado que su gobierno cumplió su promesa de campaña llevando a cabo el Brexit y que la administración logró vacunar a la mayoría de la población, prometió "decisiones audaces" para responder a las prioridades de los británicos, como el empleo, la seguridad o el cambio climático.

"Todo esto muestra que cumplimos con nuestra palabra y ahora es el momento para ir más lejos. No solo para recuperarse, sino para reconstruir mejor", afirmó.

El congreso anual de los conservadores, que se celebra del domingo al miércoles, representa una oportunidad para Johnson para dirigirse a los militantes y cargos de su partido.

Su discurso está previsto para el miércoles en la primera conferencia nacional que los "tories" celebran de manera presencial desde el inicio de la pandemia.

Varias crisis

El primer ministro se confronta actualmente a múltiples crisis, como el aumento del precio del gas o los problemas de suministro en las gasolineras.

Según el ejecutivo, esta situación se debe a los efectos de la recuperación económica mundial tras la crisis sanitaria, pero también se vio favorecida por el Brexit.

Para intentar remediarla, flexibilizó su política migratoria, dando 10.500 visados de trabajo temporales, y el lunes desplegará el ejército para que garantice el suministro de combustible.

Al margen de una visita a un hospital de Mánchester el sábado, Johnson no descartó conceder más visados temporales, pero reiteró que el sector del transporte no podía seguir apoyándose en los conductores migrantes "de salario bajo".

Pese a este contexto, los conservadores (39%) siguen por delante de los laboristas (35%) en las intenciones de voto, según un sondeo de Opinium Poll publicado el sábado por la noche.

No obstante, 59% de los entrevistados piensan que el Brexit no está yendo bien, y 69% considera que el gobierno ha gestionado mal la crisis de los camioneros.

mpa-jit/mba/eb/es/erl