Por: Agencia AFP.   26 julio

Washington. El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo el jueves que Washington y Bruselas tienen la intención de concretar un acuerdo comercial, señalando que la prioridad es encontrar una salida al tema de los aranceles sobre el acero y el aluminio.

“Tuvimos una larga sesión de negociación ayer. Determinamos los lineamientos de un acuerdo y ahora los convertiremos en un verdadero acuerdo”, dijo a la cadena CNBC un día después de la reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. / AFP PHOTO / SAUL LOEB
“Tuvimos una larga sesión de negociación ayer. Determinamos los lineamientos de un acuerdo y ahora los convertiremos en un verdadero acuerdo”, dijo a la cadena CNBC un día después de la reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. / AFP PHOTO / SAUL LOEB

“Tuvimos una larga sesión de negociación ayer. Determinamos los lineamientos de un acuerdo y ahora los convertiremos en un verdadero acuerdo”, dijo a la cadena CNBC un día después de la reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Mientras que la Unión Europea ha sido castigada por parte de Estados Unidos con aranceles punitivos de 25% sobre el acero y 10% sobre el aluminio desde el 1 de junio, Mnuchin señaló que “el primer problema” que debe resolverse es precisamente el que refiere a estos impuestos estadounidenses y la resultante represalia europea.

“El primer paso es resolver estos problemas de inmediato para que no haya aranceles de ninguna de las partes”, agregó.

Mnuchin confirmó además que no habrá aranceles en el sector automotriz europeo durante las negociaciones entre Washington y Bruselas.

A fines de mayo, la Casa Blanca dio instrucciones a su secretario de Comercio para que determinara la conveniencia de imponer impuestos adicionales de hasta el 25% sobre las importaciones del sector automotriz.

Un día después del anuncio Trump y Juncker de un pacto para desactivar el conflicto comercial entre Washington y Bruselas, el canal de televisión CNBC preguntó a Mnuchin si la amenaza de aplicar aranceles a los automóviles se suspendía durante las negociaciones, y éste respondió: “Es correcto”.