Por: Manuel Avendaño A..   17 enero
03/11/2017 San José. Fachada del Edificio del Banco de Costa Rica (BCR) en Avenida Segunda. Foto: Rafael Pacheco. (Imagen con fines ilustrativos).
03/11/2017 San José. Fachada del Edificio del Banco de Costa Rica (BCR) en Avenida Segunda. Foto: Rafael Pacheco. (Imagen con fines ilustrativos).

En la actualidad los miembros de las juntas directivas de empresas estatales como el Banco de Costa Rica (BCR) o el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) son nombrados prácticamente “a dedo”, de acuerdo con el criterio del Consejo de Gobierno y sus integrantes.

El caso del cemento chino despertó una serie de cuestionamientos sobre la forma en que el Gobierno elije a las personas que conforman una junta directiva. Algunas voces desde la Asamblea Legislativa cuestionaron que exdiputados o personas con poco conocimiento en el área de banca y finanzas, manejaran los destinos de los bancos públicos, por ejemplo.

Costa Rica emprende desde 2010 un largo camino de cambios y ajustes para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Una de estas modificaciones es justamente crear un mecanismo transparente, abierto y robusto para nombrar a los directivos de las empresas en las que el Estado tiene participación accionaria.

Este jueves 17 de enero, el Gobierno anunció la creación de la Unidad Asesora de la Propiedad Accionaria del Estado, se trata de una institución adscrita a la Presidencia de la República que desarrollará las funciones de selección de directivos, capacitación de quienes ocupan estos cargos, seguimiento, evaluación y rendición de cuentas.

Carlos Elizondo, secretario del Consejo de Gobierno y quién asumirá la dirección de la nueva unidad, aseguró que para poner en marcha la iniciativa ya se cuenta con dos personas que trabajan en el desarrollo de una estrategia para la selección de directivos y para ofrecer capacitación a los actuales jerarcas.

El nuevo proceso de selección

La forma en que el Consejo de Gobierno elige a los directivos de las 14 empresas estatales y de las 18 instituciones públicas autónomas cambiará por completo.

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmará en los próximos días un decreto que reescribe y define las reglas de los nuevos concursos para seleccionar a los directores.

Elizondo explicó que, a partir de febrero, se habilitará una página web en la que se publicarán los concursos para nombrar a los directivos de empresas como el BCR, el Banco Nacional (BN), el ICE, el Instituto Nacional de Seguros (INS) y de instituciones autónomas como la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

Estos concursos públicos permitirán que todas las personas interesadas en el país puedan presentar sus atestados y seguir en línea el camino de su solicitud.

La Unidad Asesora de la Propiedad Accionaria del Estado evaluará las hojas de vida de los postulantes con base en criterios preestablecidos como los años de experiencia para el cargo, el grado académico, logros profesionales relevantes en el campo, integridad y reputación, experiencia previa como miembro de una junta directiva, manejo de equipos de trabajo, habilidades de liderazgo y de comunicación oral y escrita, capacidades de diálogo y conciliación.

Esta nueva entidad hará las entrevistas previas y trasladará una lista de finalistas al Consejo de Gobierno para que se concrete la designación definitiva del directivo.

Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia, aseguró que este sistema garantiza libre concurrencia (cualquier interesado que cumpla con los requisitos gozará de libertad de participación), igualdad de trato, publicidad de los concursos, legalidad de los procedimientos, seguridad jurídica, economía procesal y formalismos del procedimiento, idoneidad comprobada, buena fe por parte de la administración, paridad de género, así como disponibilidad de los datos relevantes en formato abierto y neutral.

La primera plaza que se sacará a concurso con el nuevo mecanismo de selección será para buscar a un miembro de la junta directiva del ICE en las próximas semanas.

¿Para cuáles instituciones aplica?
Empresas estatales sujetas al seguimiento de la Unidad Asesora 
Banco de Costa Rica (BCR)
Acueductos y Alcantarillados (AyA)
Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer)
Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop)
Instituto Nacional de Seguros (INS)
Correos de Costa Rica 
Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope)
Banco Nacional de Costa Rica (BN)
Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)
Instituto Nacional de Seguros (INS)
Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva)
Junta de Protección Social (JPS)
Sistema Nacional de Radio y Televisión (Sinart)
Fábrica Nacional de Licores (Fanal)
Instituciones autónomas sujetas al seguimiento de la Unidad Asesora 
Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)
Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep)
Instituto Costarricense de Deporte y la Recreación (Icoder)
Instituto Costarricense de Turismo (ICT)
Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM)
Instituto Nacional de Aprendizaje (INA)
Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop)
Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU)
Patronato Nacional de Ciegos (Panaci)
Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara)
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conacit)
Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca)
Instituto de Desarrollo Rural (Inder)
Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS)
Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC)
Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu)
Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (Judesur)
Patronato Nacional de Infancia (Pani)

Fuente: Casa Presidencial.

Capacitación y evaluación

La nueva Unidad Asesora de la Propiedad Accionaria del Estado también ofrecerá capacitación a los directivos de las diferentes instituciones.

“Esta es una de las buenas prácticas que se adoptarán como parte de las recomendaciones de la OCDE”, indicó Elizondo en entrevista con EF, este jueves.

Las capacitaciones se desarrollarán sobre temas que contribuyan a mejorar la gestión del Gobierno Corporativo en las diferentes instituciones. Se tratarán áreas como roles y responsabilidades, dirección estratégica, conflictos de interés, transparencia y rendición de cuentas.

La herramienta de evaluación de los directivos es la menos desarrollada hasta ahora. Así lo aceptó Elizondo, quien dio algunas luces del sistema que se implementará.

Le Unidad hará evaluaciones del rendimiento de las instituciones y empresas públicas para analizar el trabajo de la junta directiva completa, pero también solicitará informes anuales a cada uno de los directores, una práctica que en la actualidad queda a criterio de cada institución y del propio Consejo de Gobierno.

También se harán seguimientos de desempeño financiero de las empresas estatales, se analizarán y sistematizarán los informes de cumplimiento, se aplicarán auditorías y estudios de control, y se evaluarán oportunidades y riesgos.

La enumeración de tareas que aportó Casa Presidencial parece bastante grande para una incipiente unidad que cuenta, de momento, con apenas dos funcionarios.

EF consultó a Elizondo el número total de directores que serán evaluados cada año en las 32 empresas e instituciones del Estado, pero el jerarca no puntualizó una cifra exacta, agregó que en promedio son siete miembros de juntas directivas por cada entidad por lo que se trataría de cerca de 224 personas.

Aunque es un proyecto ambicioso que busca reescribir la forma en que, a lo largo de los años, los gobiernos han designado directivos a dedo político, todavía es una inciativa que debe crecer en cantidad de funcionarios y recursos para garantizar mejores prácticas en el Gobierno Corporativo de las empresas estatales.