Por: Laura Ávila.   3 agosto
“Es importante (aprobar los eurobonos) porque el mercado interno no nos ofrece un financiamiento profundo a largo plazo”, agregó el jerarca de Hacienda. Foto: Alonso Tenorio

Este lunes 3 de agosto Elián Villegas, ministro de Hacienda, confirmó que en el primer semestre del 2021 el Poder Ejecutivo enviará una nueva autorización de financiamiento por $4.500 millones de deuda externa a la Asamblea Legislativa. Esta línea de crédito a largo plazo se conoce como eurobonos.

La declaración del titular de Hacienda se dio durante la comparecencia que brindó ante el Congreso. “Inicialmente está pensado por $4.500 millones, $1.500 millones para el 2021 y tres emisiones de 1.000 millones para el 2022, 2023 y 2024”, manifestó Villegas.

Aprobar los eurobonos permite mejorar el perfil de la deuda con plazos más largos y tasas más convenientes, sobre todo en momentos de recesión económica.

Para este año se estima que las necesidades de financiamiento serán del 14,1% con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) y para el 2021 esta cifra alcanzará el 15%. Antes de la crisis sanitaria las necesidades de financiamiento eran del 12,5%, es decir, este indicador aumentó 1,6 puntos porcentuales con el brote del virus SARS-COV-2.

“Es importante (aprobar los eurobonos) porque el mercado interno no nos ofrece un financiamiento profundo a largo plazo”, agregó el jerarca de Hacienda.

El pasado 28 de julio Hacienda realizó el pago de un eurobono emitido en el año 2000 por concepto de $250 millones y que vencía el 1.° de agosto.

Mientras que en noviembre de 2019 el Gobierno de Costa Rica acudió al mercado internacional en busca de $1.500 millones, pero recibió ofertas hasta por $7.600 millones.

Los inversionistas que mostraron interés en ese momento provenían del mercado estadounidense, el latinoamericano, el asiático y el europeo.

Más impuestos y consenso con Asamblea para ir al FMI

Durante la comparecencia ante la Asamblea Legislativa el ministro también abordó otros temas. Tal es el caso de los canjes de bonos en el mercado interno.

Sobre este particular Villegas indicó que se realizarán dos en el corto plazo, uno de ellos en unas dos o tres semanas y el otro en un par de meses. Se estima que ambos canjes sean de al menos del 1% del PIB, aunque existe expectativa de que pueda ser mayor.

También anunció que el país requerirá de un nuevo ajuste fiscal de carácter temporal y estructural, por el impacto que recibe la economía costarricense producto de la COVID-19.

“Hemos señalado la necesidad de impuestos solidarios y progresivos, en esa vía se hablaría de nuevos impuestos”, respondió Villegas ante la consulta del diputado liberacionistas Wagner Jiménez.

Para el 2020 el Ministerio de Hacienda estima una contracción de los ingresos tributarios del 12%, mientras que para el 2021 tendrían un crecimiento del 10%.

Sobre las condiciones que negociaría el país ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder al crédito por $2.250 millones, Villegas indicó que el texto está casi diseñado pero que está sujeto a análisis.

Es decir, el Ejecutivo buscará una conversación previa con el Poder Legislativo antes de llevar documento al Fondo.

“Lo que vayamos a negociar va a tener alto grado de consenso en Asamblea”, indicó Villegas.

También explicó que en cuanto a la venta de activos el Gobierno ya finiquitó los términos de referencia para contratar una consultoría que determine el valor de la Fábrica Nacional de Valores (Fanal).

El otro activo que el Poder Ejecutivo valora para la venta es el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa).