Por: AP .   10 mayo

Washington. El secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo viajará a Rusia la semana próxima para sostener conversaciones con el presidente ruso Vladimir Putin, en medio de disputas entre los dos países sobre Venezuela y otros asuntos, informó el viernes el Departamento de Estado.

US Secretary of State Mike Pompeo speaks during a press conference at the US Department of State in Washington, DC on April 22, 2019. - The United States announced on Monday it will no longer grant sanctions exemptions to Iran's oil customers, potentially punishing allies such as India as it tries to squeeze Tehran's top export. (Photo by ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP)

El martes se reunirá Pompeo con el canciller ruso Serguei Labrov en Sochi, un destino turístico en el mar Negro, y serán las conversaciones frente a frente de mayor nivel entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría desde que se publicó el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en la elección presidencial de 2016.

Putin y Trump hablaron extensamente por teléfono la semana pasada y Pompeo se reunió con Lavrov a principios de la semana en Finlandia. El viaje será el primero de Pompeo a Rusia como secretario de Estado.

El Departamento de Estado dijo que Pompeo, Putin y Lavrov hablarán del “pleno rango de los retos bilaterales y multilaterales” a los que se enfrentan ambos países.

Un alto funcionario del departamento dijo que además de Venezuela las conversaciones abarcarán Irán, el control de armas, las estancadas negociaciones nucleares de Estados Unidos con Corea del Norte, Siria, el apoyo de Rusia a los separatistas en el oriente de Ucrania y las preocupaciones de Washington sobre los intentos de interferencia rusa en las elecciones.

El funcionario, quien no estaba autorizado para detallar el viaje públicamente y habló bajo condición de anonimato, dijo que Pompeo no esperaba necesariamente que las conversaciones produjeran logros “durante la noche” y que más bien eran “una oportunidad de llevar la conversación a un mayor nivel”.

Luego de reunirse el lunes con Lavrov al margen de la reunión de cancilleres del Consejo Ártico en Rovaniemi, Finlandia, Pompeo dijo que creía que las conversaciones habían sido “buenas” y montaron el escenario para discusiones potencialmente positivas en las diferencias significativas entre Washington y Moscú en varios temas.

“Abarcamos una amplia gama de temas y creo que en todos trazamos un camino para que comencemos a tener conversaciones positivas en adelante”, dijo.

Luego de hablar con Putin el viernes pasado, Trump pareció minimizar la fuerte crítica del apoyo de Rusia al asediado líder venezolano Nicolás Maduro de Pompeo y el asesor de seguridad nacional John Bolton.

Trump dijo que Putin no tenía deseos de involucrarse en Venezuela, aunque Pompeo y Bolton multiplican sus exigencias de que Rusia y Cuba dejen de apoyar a Maduro a favor del líder de la oposición apoyado por Estados Unidos Juan Guaidó.

Pompeo visitará la embajada estadounidense en Moscú, se reunirá con líderes empresariales estadounidenses y depositará una ofrenda floral en un monumento de guerra.