Vigencia de esta viabilidad fue concedida por un periodo de dos años para el inicio de las obra

Por: Andrea Rodríguez V. 17 diciembre, 2014

La Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena), confirmó la tarde de este miércoles el otorgamiento de la viabilidad ambiental al proyecto Terminal de Contenedores de Moín.

De acuerdo con un comunicado emitido por la entidad, con el otorgamiento de los permisos ambientales, el concesionario (APM Terminals) deberá de depositar el monto de garantía, nombrar un equipo multidisciplinario de regencia ambiental y presentar un Libro de Bitácora.

A su vez, APM deberá de entregar en un plazo no mayor a tres días, una declaración jurada de compromisos ambientales bajo escritura pública.

"La presente Viabilidad (Licencia) Ambiental (VLA) se otorga en el entendido de que el desarrollador del proyecto, cumplirá de forma íntegra y cabal con todas las regulaciones y normas técnicas, legales y ambientales vigentes en el país y a ejecutarse ante otras autoridades del Estado costarricense", detallá la Secretaría.

La vigencia de esta viabilidad fue concedida por un período de dos años para el inicio de las obras.

Paul Gallie, gerente general de APM Terminals Centroamérica, había manifestado en octubre anterior, que la empresa nunca había perdido ningún otro proyecto a causa de estudios ambientales débiles. La compañía holandesa opera otras 69 terminales portuarias a nivel mundial.

Con ello, Gallie aseguró que pese a las trabas que postergaban el inicio de las obras de la TCM desde hace casi dos años, APM Terminals estaba decidida a cumplir en todos sus extremos el contrato firmado con el Estado costarricense.

"Si estamos así dentro de cinco o diez años, esperaremos, aquí vamos a estar porque el contrato que fue refrendado por la Contraloría General de la República está vigente. Continuaremos trabajando con el Estado", subrayó.

El proyecto cuenta con el aval por parte de la Sala I y la Sala Constitucional.

Tanto el Estado como la concesionaria habían establecido para enero del 2015 la fecha límite para arrancar con la construcción de las obras.

El proyecto de la TCM ya cuenta con el aval de la Sala I y la Sala Constitucional.
El proyecto de la TCM ya cuenta con el aval de la Sala I y la Sala Constitucional.

El megapoyecto contempla una isla artificial de 80 hectáreas capaz de recibir barcos de hasta 13.500 TEU.

La nueva facilidad reduciría hasta en un 38% el costo de los fletes marítimos.

APM celebra y Sintrajap apela

Apm Terminals, en tanto, informó a través de un comunicado de prensa que los estudios de impacto ambiental fueron realizados con "dedicación y seriedad", lo cual, afirmó la empresa holandesa, quedó comprobado con el aval a losestudios.

Gallie, manifestó que la TCM ha sido, desde un inicio, un proyecto sostenible para el medio ambiente de la provincia de Limón y para el país.

"En nuestro estudio de impacto social y ambiental propusimos por ejemplo: medidas preventivas, de mitigación y de compensación; programas de conservación de especies, incluyendo las tortugas y programas dirigidos a la comunidad", detalló el jerarca del concesionario.

APM indicó que para el desarrollo del estudio de impacto ambiental la empresa escogió al Centro Científico Tropical para que colaborara en su elaboración.

"(La TCM) para nosotros es una obra estratégica (...). Consideramos que para Costa Rica la construcción de una terminal de contenedores moderna y especializada será fuente de atracción de inversión y generará desarrollo socio económico y contribuirá con la imagen del país y su competitividad", concluyó Gallie.

El Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap) anunció que prepara una apelación en contra del aval al estudio de impacto ambiental de la Terminal de Contenedores de Moín (TCM), otorgado este miércoles por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

El contrato de concesión de la TCM fue refrendado en el 2012 por la Contraloría General de la República.

* Colaboró el periodista Gerardo Ruiz.

Etiquetado como: