ETIQUETA

"instituciones desconcentradas"

¿Es tiempo de vender un banco público o el INS para aliviar las finanzas de Costa Rica?

La propuesta debe ser vista con ciertos cuidados y recelos. La venta de activos o instituciones estatales en medio de una delicada situación fiscal y de una desaceleración económica podría desencadenar complejas negociaciones entre el Gobierno –interesado en obtener la mejor renta posible– y los clientes, dipuestos a exigir ciertas condiciones y benificiones jurídicos adicionales.

Editorial: Repensar el Estado

El Estado costarricense ahora tiene dos bancos. En nuestra opinión, debería quedarse con el Nacional y vender el de Costa Rica. Este es un buen banco con una amplia base de depositantes, pero en los últimos años su gobierno corporativo ha sido tan deficiente que dio paso al escándalo del “cementazo”. Sería mejor venderlo ahora y evitar la suerte de sus dos hermanos menores.

¿Y el respeto a la empresa privada?

Es necesario apoyar los intentos existentes en corriente legislativa, que buscan modificar dicha excepción de la Ley de Contratación Administrativa, ya que cada día que transcurre sin que esa norma se reforme, es un día más en que el Estado irrespeta a las empresas privadas que operan en el país.

El costo de los sindicatos y la autonomía

Debemos preguntarnos cuánto nos cuesta la autonomía de las empresas —ICE, Recope, CNP, INS, Fanal, Incofer, CCSS y otras— y de las universidades estatales, que han sido secuestradas por esos mismos sindicatos y que en, vez de crear, destruyen valor para nuestra sociedad.

Cargar más
LO MÁS LEÍDO