Grandes bancos como JPMorgan, Bank of America, Merrill Lynch, Citigroup y Barclays decidieron, por ahora, no ser intermediarios de sus clientes

Por: Agencia AFP 11 diciembre, 2017

Nueva York. El bitcoin, la controvertida reina de las monedas virtuales, hizo este domingo 10 de diciembre un debut triunfal en el mercado financiero internacional, superando sin dificultad los $18.000 por unidad e incrementado la inquietud de algunos inversores ante el riesgo de una burbuja.

Bajo el símbolo “XBT” y con un precio de $15.000, uno de los primeros productos financieros que permiten apostar sobre la cotización futura de esta moneda virtual salió hacia las 23:00 GMT al Chicago Board Options Exchange (Cboe), una de las dos plataformas de negociación de este tipo de contratos en Estados Unidos.

11/12/2017. AP. EF. Personas usan un cajero de bitcoin en Hong Kong. El lanzamiento de los contratos de futuros de bitcoin confirman la gran aceptación de la moneda virtual. En muchas partes de Asia, ya tiene gran seguimiento de especuladores e inversionistas.
11/12/2017. AP. EF. Personas usan un cajero de bitcoin en Hong Kong. El lanzamiento de los contratos de futuros de bitcoin confirman la gran aceptación de la moneda virtual. En muchas partes de Asia, ya tiene gran seguimiento de especuladores e inversionistas.

Comenzó con volatilidad y un fuerte tráfico que hizo inaccesible la página web de Cboe durante los primeros 20 minutos. El operador bursátil aseguró, sin embargo, que las operaciones no se vieron afectadas y cerrarán su primera jornada este lunes 11 de diciembre hacia las 21:15 GMT.

Hacia las 03:20 GMT, la moneda virtual se disparaba a $17.750 por unidad para el contrato a futuro previsto para el 17 de enero, superando así su máximo alcanzado en las plataformas alternativas de internet donde se ha negociado hasta ahora sin ninguna regulación. En el Cboe llegó a subir hasta los $18.010.

Un contrato a futuros es un producto financiero que permite a los inversores apostar sobre la evolución de una moneda, es decir si su precio subirá o bajará.

Estos instrumentos constituyen la primera oportunidad oficial para los inversores profesionales de invertir en el bitcoin, creado en 2009 y del que algunos desconfían debido a su ausencia de regulación y su falta de transparencia, que lo ha convertido en un activo popular entre delincuentes y traficantes que desean blanquear dinero.

El Cboe “le otorga legitimidad porque reconoce que el bitcoin es un activo como cualquier otro (el dólar, euro, petróleo, gas, soja) que puede intercambiarse”, explica Nick Colas, experto en Data Trek Research.

El debut de la moneda virtual en un gran mercado internacional fue “bastante tranquilo y estable”, dijo a la AFP Bob Fitzsimmons, responsable de los contratos a futuro de Wedbusch Securities.

En las primera cuatro horas y media se registraron 1.694 operaciones, informó el Cboe, precisando que “los intercambio se desarrollan según lo previsto”.

Los intercambios son exclusivamente electrónicos. Sin existencia física, el bitcoin se fundamenta en un sistema de pago de persona a persona basado en la tecnología “blockchain” o cadena de bloques.

La criptomoneda divide a economistas, grandes capitales y financieros, pero tuvo eco en países excluidos del sistema financiero estadounidense como Venezuela o con una inflación y deflación elevadas.

Este entusiasmo se ha extendido recientemente por los países occidentales, donde las acciones de las compañías cotizadas son muy caras, lo que empuja a algunos inversores y pequeños ahorradores a buscar otros productos financieros.

Sin embargo, Jamie Dimon, director ejecutivo del banco estadounidense JPMorgan Chase, asegura que este instrumento es una “estafa”. Y una “burbuja especulativa” que probablemente “implosione”, en opinión de los Premios Nobel de Economía, Joseph Stiglitz y Jean Tirolle.

Estas advertencias, según dijeron a la AFP fuentes cercanas a las entidades, se reflejaron el domingo en la ausencia de un gran número de bancos: JPMorgan, Bank of America, Merrill Lynch, Citigroup y Barclays decidieron, por el momento, no ser intermediarios de sus clientes (fondos de inversión, firmas de capital privado) que desean invertir en productos de bitcoin.

Solo Goldman Sachs y ABN Amro acordaron intermediar por una cantidad determinada de clientes para minimizar los riesgos asociados a la volatilidad de bitcoin, señalaron a la AFP.

Solo se puede acceder al mercado de futuros a través de grandes bancos y agencias de corretaje autorizadas, que aceptan pagar a los inversores el dinero que les deben. Se exponen a riesgos significativos si sus clientes no pueden pagar.

Para evitar sorpresas desagradables, Wedbush Securities decidió aumentar los márgenes y los depósitos de garantía exigidos a sus clientes.

“Nos hemos asegurado de que nuestros clientes y nuestra empresa estén debidamente protegidos”, dice Fitzsimmons.

Además del Cboe, el Chicago Mercantile Exchange (CME), otro operador de cambio global, lanzará intercambios de bitcoin el 18 de diciembre y se espera que en 2018 le sigan Nasdaq, la plataforma en la que operan los gigantes de Silicon Valley como Google y Facebook.

La atracción del bitcoin es tal que los piratas informáticos robaron recientemente bitcoins por casi $60 millones de la plataforma eslovena NiceHash.