Por: Paula Umaña.   24 enero
La jefa de misión del FMI para Costa Rica, Manuela Goretti, explica los detalles del plan acordado con el Gobierno. Fotografía: Captura de pantalla conferencia de prensa.

El viernes anterior, Costa Rica firmó un acuerdo con la misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI), con el que se pretende acceder a un crédito de Servicio Ampliado por $1.750 millones.

El acuerdo incluye varias aristas, con las que se busca aumentar los ingresos a las arcas del Ministerio de Hacienda así como disminuir el gasto público, en un intento por mejorar las débiles finanzas públicas de Costa Rica.

Los objetivos principales del acuerdo son lograr un superávit primario del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2023 y disminuir la deuda pública al 50% del PIB para el 2035. Para ello, se pretenden varias acciones que incluyen ya sea la modificación en la manera de tributar o bien la eliminación de exoneraciones, para aumentar los ingresos.

Este es un repaso de los cambios que se avecinarían en materia tributaria:

1. Uno de los proyectos modificaría la forma en que se tributa sobre las utilidades. Con el nuevo modelo, que pone énfasis en las personas físicas, se suman las diferentes fuentes de ganancias.

Si esa suma de ganancias da como resultado menos de ¢8,2 millones al año el tributante estará exento de dicha renta. Además, con el nuevo proyecto se fija un tope que será de 27,5%. Las tarifas van desde el 10% hasta dicho tope.

German Morales, socio director de Grant Thornton, explicó que el mínimo vital de ¢8,2 millones genera que se disminuya la base exenta, ya que actualmente las personas asalariadas con un salario bruto mensual de hasta ¢817 mil están exentas del cobro, pero con la modificación ese monto se reduciría aproximadamente a ¢683 mil.

“Va haber una recaudación mayor a nivel de personas físicas porque hay una disminución de la base exenta, del mínimo vital, y hay un aumento de tarifas en que las personas físicas tienen como otros ingresos distintos al salario”, dijo Morales.

Los cambios en renta global dual vendrían a través del proyecto de Ley de Renta Global Dual (Expediente 22.383).

Según el Ministerio de Hacienda, la propuesta beneficia a todos los trabajadores independientes y a los profesionales liberales “en razón de que la iniciativa plantea subir el monto a partir del cual pagarían el tributo, pues solo lo harían aquellos que reciban más de ¢8,2 millones en el año”.

“Esto implica que algunos ya no tendrían que pagarlo y otros pagarían menos en total”, señaló la institución.

Adrián Torrealba, abogado especialista en derecho tributario de Facio & Cañas y exdirector de Tributación, explicó que parte de las propuestas del Gobierno, como la renta global dual, se orientan a una imposición más apegada al principio de capacidad económica.

“El cambio de orientación es bastante satisfactorio, incluso se le baja a las personas jurídicas del 30% al 27,5% (renta), que es una forma de impulsar la reactivación económica y es alinearnos más a OCDE”, dijo Torrealba.

Otras propuestas

2. Por otro lado, el Gobierno también planteó un impuesto del 0,5% a las casas de lujo con valor superior a los ¢150 millones. Actualmente, se gravan las viviendas con valores superiores a los ¢133 millones.

Sobre este proyecto, Torrealba aseguró que hay que analizar el proyecto con mayor atención para establecer si no se afecta en algún sentido a la clase media del país, pero que en principio va orientada al pago según las capacidades.

3. También se propuso al Congreso el impuesto del 25% a premios de lotería mayores a los ¢250.100. La Junta de Protección Social (JPS) se manifestó el año anterior en contra del proyecto, pues aseguran que disminuiría la compra del producto y, además, promovería la venta de lotería ilegal.

Con este impuesto, el Gobierno pretende generar un 0,09% del PIB por año.

4. Por otro lado, también se promoverá un incremento de cinco puntos porcentuales en las tarifas del impuesto sobre las remesas. En cuanto a las exoneraciones, se eliminaría la de renta al salario escolar.

Además, se homologa al 15% el gravamen a las rentas de capital y aumenta por dos años la tarifa al 16,5%. Estas propuestas se tramitan bajo el Proyecto de Ley de Reducción de Beneficios Fiscales y Ajuste de Tarifas en Rentas del Capital para Fortalecer el Sistema Fiscal.

Aún ninguna de las medidas está en pie, pues necesitan pasar las pruebas en la Asamblea Legislativa para su aprobación. Asimismo, el acuerdo al que llegó el país con la misión técnica del FMI es preliminar, ya que deberá ser avalado por el Directorio del organismo. Luego, deberá ser analizado por la Asamblea Legislativa.