Por: María Esther Abissi.   9 mayo

La inflación bajó en abril para ubicarse en 2,38%, 0,23 puntos porcentuales menos que en el mes previo, cuando se ubicó en 2,61%.

Durante este mes, de los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo 51% aumentaron de precio, 36% disminuyeron y solo el 13% no presentaron variación.
Durante este mes, de los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo 51% aumentaron de precio, 36% disminuyeron y solo el 13% no presentaron variación.

El índice, calculado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Inec) y determinada por la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor, es el segundo más bajo del año, superado solo por febrero, cuando se registró una inflación de 2,21%.

Hasta abril, la inflación acumulada es de 0,51%, superior a la acumulada hasta abril del 2017, que era de 0,15%.

Durante este mes, de los 315 bienes y servicios que integran la canasta de consumo 51% aumentaron de precio, 36% disminuyeron y solo el 13% no presentaron variación.

Productos como el tomate, la cebolla, la vainica y la papa registraron las mayores caídas de precios, mientras que otros como los huevos, los servicios domésticos, los boletos aéreos y los servicios de corte de pelo tuvieron aumentos.

Las bebidas alcohólicas y los cigarrillos fueron los que más aumentaron de precio, así como los muebles y artículos para la vivienda, mientras que las prendas de vestir y los alimentos y bebidas no alcohólicas tuvieron los mayores efectos negativos.

La variación interanual de abril de este año es una de las más bajas registradas desde el 2009. La más alta se dio precisamente en ese año, cuando el crecimiento de la inflación fue de 11,75%, seguida por la inflación de abril del 2013, que fue de 6,31%.