Por: Manuel Avendaño Arce.   9 septiembre
Elian Villegas, ministro de Hacienda considera que Conassif debió hacer un concurso público para designar al nuevo jerarca de Sugef. Fotografías: Alonso Tenorio y Mayela López.
Elian Villegas, ministro de Hacienda considera que Conassif debió hacer un concurso público para designar al nuevo jerarca de Sugef. Fotografías: Alonso Tenorio y Mayela López.

La forma en que se dieron las designaciones de Bernardo Alfaro como nuevo gerente general del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) y Rocío Aguilar como jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), sin que se realizaran concursos públicos, genera críticas y cuestionamientos por parte de Elian Villegas, ministro de Hacienda.

Villegas envió una carta, el pasado 4 de setiembre, al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif), para solicitar que el proceso de nombramiento del nuevo superintendente general de entidades financieras se ejecutara mediante un concurso público.

El Consejo finalmente designó, la tarde del lunes 7 de setiembre, a Rocío Aguilar como nueva jerarca de la Sugef quien además continuará a la cabeza de la Superintendencia de Pensiones (Supen) de forma simultánea.

“El tema de los concursos es importante porque gobierno corporativo es igual a transparencia, uno no puede pensar en que tiene la autoridad moral para hablar de buenas prácticas y de recordarle a la gente lo importantes que son estos temas, sino se practican cuando se tiene la oportunidad”, apuntó Villegas en entrevista con EF, la mañana de este miércoles.

A criterio del ministro, la elección de un superintendente es un caso clásico donde se deberían aplicar concursos públicos para abrir las posibilidades de conocer perfiles de personas con amplia trayectoria en la función pública, pero también otros candidatos emergentes que podrían venir del sector privado.

“Se trata de buscar a la mejor persona, dentro de esas posibilidades por supuesto que está doña Rocío, eso no lo discuto; pero hay temas en los cuales la forma es esencial y en este caso lo es, porque cuando usted elige por concurso tiene la oportunidad de contrastar y se legitima más la institución y el jerarca seleccionado”, agregó Villegas.

Conassif responde

Alberto Dent, presidente de Conassif, respondió a Villegas mediante una carta enviada el 7 de setiembre. En ese documento se explica que la ausencia de un concurso para nombrar al jerarca de Sugef no va en contra de las mejores prácticas de gobierno corporativo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“Tampoco va en contra de los lineamientos que este Consejo ha trazado para el sector financiero supervisado mediante la normativa que ha emitido sobre la materia (Reglamento Sobre Gobierno Corporativo y Reglamento Sobre Idoneidad de los Miembros del Órgano de Dirección y de la Alta Gerencia de las Entidades Financieras)”, recordó Dent.

El presidente de Conassif defendió que la normativa no establece que se deba abrir un concurso público para elegir a una persona, en su lugar, el proceso se lleva a cabo mediante la evaluación de la experiencia, antecedentes y atestados de los candidatos.

“En pocas ocasiones este Consejo ha tomado la decisión de realizar un proceso de selección abierto para seleccionar superintendentes. Sin embargo, ningún superintendente de la Sugef ha sido seleccionado mediante concurso. Este último hecho nunca ha impedido contar con personas de las más altas cualificaciones profesionales y personales”, añadió el jerarca de Conassif.

Sobre esta posición, Villegas considera que no es buena señal para la Sugef.

“Esto nos dice que la gobenanza corporativa de Sugef ha andado por los suelos, eso no puede ser, es realmente terrible. Viene a señalar que era el momento de hacer el cambio, pero se desaprovecha un momento en el que se pudieron haber hecho las cosas diferentes”, aseveró el ministro.

Conassif sostiene que la coyuntura de la pandemia planteaba la urgencia de nombrar a un nueva jerarca en Sugef para la toma de decisiones estratégicas que permitan velar por la confianza y la estabilidad del sistema financiero.

“Realizar un concurso cuando se cuenta ya con una persona idónea sería malgastar tiempo y recursos del público, en medio de una grave situación económica y financiera que, por el contrario, demanda celeridad y austeridad en el nombramiento”, concluye la misiva firmada por Dent.

Otros cuestionamientos

La posición de Villegas sobre la necesidad de hacer concursos públicos para designar a funcionarios en entidades bancarias o de supervisión del sistema financiero nacional no es nueva.

El pasado 1.° de setiembre el ministro había cuestionado el nombramiento “a dedo” de Bernardo Alfaro como nuevo gerente general del Banco Nacional.

Alfaro ejerció como jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) desde el 16 de junio del 2018 y presentó su renuncia al cargo el lunes 31 de agosto del 2020.

Además laboró durante 13 años como subgerente general del BNCR antes de convertirse en superintendente de Sugef. Ahora se prepara para regresar a la entidad financiera más importante del país.

Para Villegas la coyuntura política y social exige altos niveles de transparencia en el gobierno corporativo de las entidades públicas, sobre todo de los bancos.

“Lo óptimo hubiera sido que ese proceso fuera abierto, podían haber contratado una firma reclutadora de talentos para poder escoger entre 20 o 25 personas más preparadas para dirigir el banco, entre las que no dudo que habría estado don Bernardo; pero con un concurso transparente”, añadió el ministro.

El jerarca de Hacienda recordó que durante los últimos años se libraron discusiones en el país sobre el gobierno corporativo y el trabajo de las juntas directivas de los bancos, incluso se propusieron reformas a los reglamentos para fortalecer esos rubros de cara a la adhesión de Costa Rica a la OCDE.