Subida del precio se debe, entre otros, a la explosión en Libia

Por: Agencia AFP 26 diciembre, 2017

Nueva York. El precio del petróleo alcanzó este martes, en Nueva York, su nivel más alto en dos años y medio, tras la explosión de un oleoducto en Libia.

El barril de light sweet crude (WTI) para entrega en febrero subió $1,50 para alcanzar los $59,97 en el New York Mercantile Exchange, tras haber pasado la barrera de los $60 por primera vez desde el 25 de junio de 2015.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en febrero cerró a $67,02 en el Intercontinental Exchange (ICE), un alza de 1,77 desde el cierre del viernes, y un récord en dos años y medio después de alcanzar un máximo de $67,10, por primera vez desde el 18 de mayo de 2015.

Estos nuevos récords son “la combinación de varios factores aun si la información del día sigue siendo la explosión en Libia”, dijo Phil Flynn de Price Futures Group.

Una explosión se produjo el martes en un importante oleoducto que transporta el crudo desde el sur de Libia hasta una terminal en el norte del país, provocando una caída de la producción de más de 70.000 barriles por día, deploró la Compañía Nacional de petróleo (NOC).

Libia produce alrededor de un millón de barriles por por día, pero actos de sabotaje, movimientos de protesta en reclamo de aumentos salariales o movilizaciones políticas la alteran a menudo.

Esta explosión “aumenta los temores sobre la oferta mundial de petróleo, en función de que el oleoducto de Forties, en Europa, sigue parado”, explicó Flynn.

Ineos, el operador del oleoducto en el Mar del Norte, que encamina habitualmente más de 400.000 barriles de petróleo por día pero que está cerrado desde comienzos de mes, publicó un comunicado el lunes en el que anuncia que se reabrirá a comienzos de enero tras la realización de “pruebas” que se están desarrollando actualmente.

“El exceso de oferta que estamos conociendo hace varios meses ya ha cesado", señaló Flynn.

Por otra parte, “el frío que afecta a Estados Unidos y Europa aumenta fuertemente la demanda de calefacción” y acelera la “excepcionalmente elevada demanda” mundial, agregó el especialista.

Etiquetado como: