Por: María Fernanda Cisneros.   31 agosto
El tipo de cambio promedio del Monex llegó a ¢575,67 el 31 de agosto, tras una subida de ¢3,59 respecto al día previo.

Las ventanillas de los bancos mostraban un tipo de cambio de venta de entre ¢580 y ¢585 en la tarde del 31 de agosto.

El precio promedio del dólar en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) llegó a ¢578,25 tras una subida de ¢3,59 respecto al día anterior.

Estos movimientos no son cosa de un día. Algunas sesiones atrás, el mercado de divisas empezó a agitarse e inclusive requirió de la venta de dólares, para la estabilización, por parte del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

La autoridad monetaria vendió unos $39 millones en tan solo dos días de la semana (29 y 31 de agosto), luego de un periodo de seis meses de relativa tranquilidad.

En ambos días, la intervención del Central representó la mayor porción (96% y 89%, respectivamente) del monto negociado en el Monex.

¿Qué ha llevado al tipo de cambio a perder la estabilidad que registraba? En términos generales, el mercado actúa acorde al efecto estacional que muestra agosto cada año, pero también a la expectativa de que el tipo de cambio fluctúe más.

Más en detalle, el comportamiento del precio del dólar estaría explicado por cinco factores.

Ver más!

Primero, hay que tener presente que agosto presenta cada año una estacionalidad. En este mes el tipo de cambio tiende a aumentar, comportamiento que también ocurre en diciembre, por ejemplo.

En setiembre, el mes que se avecina, el tipo de cambio tiende a disminuir por el pago de impuestos.

En segundo lugar está la dinámica del mercado de divisas, fomentada por el déficit fiscal.

Las ventanillas de los bancos han mostrado ser superavitarias en dólares. En otras palabras, no ha existido tanta presión por la demanda de divisas, ya que han comprado más dólares al público de lo que venden.

Agosto mantuvo este patrón inicialmente.

Sin embargo, en la segunda quincena se observa un déficit de dólares en ventanilla, es decir, las entidades han vendido más dólares, respecto a lo que han comprado.

La explicación de un mercado con mayores ventas estaría relacionado a los atrasos y la espera generada para la aprobación de la reforma fiscal, así como el faltante de dinero que enfrenta el Gobierno para atender sus obligaciones, explicó Ariel Barrantes, analista de Riesgo de Banco Cathay.

Si la problemática fiscal se mantiene sin solución, esto podría presionar al alza el tipo de cambio y esta es parte de la expectativa que reflejan la población.

El promedio de variación que espera el mercado en el tipo de cambio subió en agosto, luego de haberse casi estabilizado por cuatro meses.

El tercer motivo va más allá de la oferta y la demanda de divisas en el mercado. Se trata de un cambio regulatorio.

Desde junio, el BCCR incorporó una comisión de 0,7% por cada transacción.

Para evitar ese costo, recientemente algunas instituciones financieras han comenzado a comprar y vender entre ellos, explicó Emmanuel Agüero, especialista en análisis económico de Aldesa.

Lo anterior ha provocado que el mercado esté ilíquido y algunos grandes compradores han tenido que tomar el precio que les den.

El saldo negociado en Monex es muestra de esto. Semanas atrás el monto total semanal promedio negociado en Monex era de $60 millones, pero el promedio de las últimas dos semanas es de $30 millones.

“Si bien vemos ese movimiento por un tema regulatorio, de no tomar medidas de política podría descencadenar en un asunto especulativo que deprecia la moneda de manera repentina, principalmente por la coyuntura económica actual”, añadió Agüero.

El cuarto factor que estaría incidiendo es el mensaje del Banco Central.

Las cotizaciones del dólar podrían ser un reflejo del deseo de una mayor flexibilidad del tipo de cambio, que ha manifestado Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central, desde que asumió el cargo el 1° de agosto, explicó el economista Alberto Franco.

El mercado podría estar probando qué tanta volatilidad permitirá la autoridad monetaria.

Cubero declaró que quiere añadirle grados de flexibilidad al precio del dólar, aunque de forma gradual. La aplicación de esa gradualidad quedará a discreción del Central, según la dinámica del mercado.

Al mismo tiempo, el presidente del BCCR ha sido claro en expresar que tampoco permitirá movimientos abruptos del dólar, puesto que reconoce que esto se podría traducir en un riesgo al tratarse de una economía tan dolarizada.

Ese riesgo es la gran porción de las deudas en dólares que están en manos de no generadores de divisas (personas que reciben su salario en colones pero se endeudan en dólares, y por tanto cargan con el riesgo cambiario).

La quinta explicación al movimiento reciente del precio del dólar es la disminución en el premio por invertir en colones.

Esto ha sucedido principalmente en el corto plazo, explicó Franco.

El nivel de las tasas de interés de Estados Unidos ha aumentado y con ello, el atractivo de invertir en moneda nacional ha bajado.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) situó las tasas de interés en el rango de entre 1,75% y 2% y aunque en agosto no aplicó otra subida, dejó claro que venían en camino más alzas.