Por: Andrea Hidalgo.   27 septiembre

La emergencia sanitaria y sus respectivas medidas para evitar el contagio masivo le abrieron las puertas del desarrollo al comercio electrónico (e-commerce). Supermercados, tiendas, farmacias y hasta emprendimienos encontraron en las plataformas en línea el aliado ideal para mantener a flote sus comercios y seguir percibiendo ingresos durante el confinamiento.

Asegúrese de verificar que su tarjeta cuenta con un seguro que se ajusta a sus necesidades, de ser necesario adáptelo o cámbielo. Foto cortesía Oliba

El efecto ‘maravilla’ de las compras en línea también supone ciertos riesgos para los consumidores, pues para efectuar el pago deben ingresar los datos de la tarjeta de débito o crédito en diferentes sitios. Con esto aumenta el riesgo a fraudes, robo de información y clonación, entre otros.

Según el Instituto Nacional de Seguros entre marzo y agosto de 2020 se registraron 152 problemas con tarjetas, de los cuales más un 56% son por fraude, el 36% corresponden a desempleo, mientras que el restante 8% es por robo o extravío. La entidad ofrece 13 productos relacionados con tarjetas.

Para este tipo de eventualidades las entidades bancarias ofrecen seguros para proteger a sus clientes. ¿Qué tipo de incidentes cubren y cómo se puede evitar pagar por un seguro que no abarca sus necesidades?

De acuerdo con datos de la compañía de seguridad informática, ESET, la información personal de los clientes está comprometida a diario, para el 14 de septiembre se registraron 1.904 tiendas a las que habían añadido un skimmer en la página de pagos que recolectaba los datos personales y financieros de compradores.

La firma de estudios de mercado Kantar, División Worldpanel, descubrió que los consumidores centroamericanos han asimilado con éxito las compras en línea y plantean seguir haciéndolas. En Costa Rica: casi 9 de cada 10 personas seguirá recurriendo al comercio electrónico para sus compras de bienes de consumo de alta rotación (FMCG por sus siglas en inglés).

La Superintendencia General de Seguros de Costa Rica (Sugese) tiene registrados 38 productos que abarcan la cobertura de riesgos relacionados con tarjetas de crédito y débito. Sin embargo, el costo de la prima y el tipo de seguros que se le ofrece a los consumidores dependerá de la entidad bancaria.

Ver más!

Pese a que la mayoría de bancos cuenta con el servicio de seguro para tarjetas (otorgado por aseguradoras), las coberturas excluyen u omiten la posibilidad de ciberataque dentro de los riesgos.

La póliza más común es la que está tipificada como ‘seguro contra robo y fraude’, que abarcan cargos no reconocidos, transacciones realizadas por personas no autorizadas con una tarjeta, falsificación o utilización del número, siempre y cuando esta no haya salido de la posesión del tarjetahabiente.

De las entidades consultadas, Bac Credomatic confirmó a través de correo electrónico, que ofrece varios seguros que brindan protección para el uso de la tarjeta denominado ‘Seguro de Tarjeta de Crédito’ el cual cubre a sus clientes en materia de afectaciones financieras por robo, pérdida de la tarjeta, fraude o riesgos cibernéticos.

“También tenemos un Seguro de Banca Línea, el cual protege a los dueños de cuentas y tarjetahabientes de fraudes en la web, transferencias de fondos de actos fraudulentos a través de nuestra plataforma o por estafa. Esta póliza cuenta con una suite de seguridad que le permite proteger sus dispositivos de virus y otras amenazas cibernéticas”, agregó Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporativas.

Ver más!

Danilo Montero, director general de la Oficina del Consumidor Financiero, explicó que los usuarios deben ser precavidos a la hora de adquirir un seguro, además tiene que existir el consentimiento del consumidor para incorporarlo, es decir, no son obligatorios.

“No pueden obligar al consumidor a aceptar un seguro, ni pueden exigir que los contratos que requieran sus clientes se firmen con determinada aseguradora o cierto intermediario”, agregó Montero.

Recomendó que antes de adquirir una tarjeta los usuarios deben asegurarse de que las entidades financieras les notifiquen qué tipo de seguro ofrecen, cuáles son sus beneficios (condiciones de la póliza) y la aseguradora que les estará cubriendo.

Recomendaciones de seguridad

“Ahora las entidades financieras están obligadas a reportarle a sus usuarios los movimientos en las respectivas cuentas, a veces uno paga el pan con la tarjeta, siempre se debe poner atención a ese tipo de movimientos”, advirtió Tomás Soley, jerarca de la Superintendencia General de Seguros de Costa Rica.

Pese a que los cibercrímenes siguen en aumento, los usuarios pueden tomar una serie de precauciones para evitar problemas originados en donde colocan su información personal.

De acuerdo a Carlos Parada, director de tarjetas de Crédito de Scotiabank, estas son algunas consideraciones que pueden tomar los usuarios en sus compras diarias de comercio electrónico:

  1. Nunca introduzca sus datos personales o de sus tarjetas en sitios de dudosa reputación o a los cuales llegó por invitación de remitentes desconocidos
  2. Utilice comercios conocidos y de buena reputación. Revise los comentarios de usuarios anteriores, relacionados con el comercio y los productos que vende. Un comercio que quiera ganar su confianza siempre pondrá a su disposición esta información.
  3. Ingrese siempre a la página web o app oficial donde realizará la compra. Si es una página web, verifique si aparece un candado en la barra superior de navegación o un https, al lado izquierdo de la dirección de la web. Si no aparece, es un sitio inseguro.
  4. Utilice una conexión segura a Internet en todo momento.
  5. Mantenga actualizado el sistema operativo de su equipo, así como el antivirus. No ingrese a una página web si se activa el antivirus.
  6. Cree contraseñas seguras y evite mantenerla igual por periodos prolongados.
  7. Si recibe un correo electrónico de un remitente desconocido o de una cuenta que aparenta ser oficial, evite ingresar a los links o archivos adjuntos, principalmente si le solicitan información confidencial sobre tus cuentas bancarias para supuestamente “completar una compra”. Antes de responder o ejecutar cualquier acción, lea con cuidado el correo, verifique la dirección del remitente, compruebe que la página web a la cual le redirige es segura.
  8. Para evitar ser víctima de fraude, es importante que revise constantemente sus estados de cuenta o el listado de movimientos. Usualmente las aplicaciones o sitios web de las entidades financieras permiten revisar las transacciones de las cuentas con detalle de fecha y lugar de la compra.
  9. Verifique las opciones que le ofrece el banco para activar las notificaciones de movimientos en sus cuentas. Esta es una práctica recomendada para mantener su dinero seguro.