Por: El Universal/GDA/México.   18 mayo
Un avión de Avianca despega de la pista del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Fotografía: Cortesía de Avianca/Archivo GN.
Un avión de Avianca despega de la pista del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Fotografía: Cortesía de Avianca/Archivo GN.

Cuidad de México. Ciudad de México. Avianca Holding inició un proceso de reducción de costos y ajustes a sus planes de inversión para mejorar su rentabilidad.

En el primer trimestre del año, la aerolínea canceló un pedido de 17 aviones Airbus y pidió un aplazamiento para la incorporación de otras 35 aeronaves, lo que generó una reducción de $2.600 millones en compromisos financieros y una protección en recursos de caja por $350 millones.

La aerolínea también vendió sus participaciones en los negocios de entrenamiento de tripulaciones CAE, donde tenía 50%, y en Contact Center-BPO Getcom, donde también tenía 50%. Además, aplazó los arriendos en términos de contrato de ciertas aeronaves, con lo que se ahorrará $14 millones al año.

Avianca pertenece a Synergy Group, el conglomerado industrial que tiene pendiente una inversión de $100 millones en Aeromar. En el primer trimestre, Avianca obtuvo $1.150 millones en ingresos operacionales y transportó a 7.7 millones de pasajeros, un 4.3% más en comparación con el mismo periodo de 2018.

“Estamos satisfechos en haber alcanzado avances importantes en diferentes frentes del plan de transformación corporativa. Es un buen inicio para la consolidación de nuestra nueva estrategia que se verá reflejado en una mejor posición financiera”, indicó Roberto Held, vicepresidente senior de Finanzas de Avianca Holding.

La reducción de gastos y desinversión responde al alza en los precios del combustible, la reducción en la demanda de pasajeros en ciertos mercados de América Latina y el encarecimiento del dólar.

La aerolínea también canceló 16 rutas durante el primer trimestre, principalmente hacia Centro y Norteamérica, aunque anunció un incremento de capacidad desde Bogotá hacia Cali, Medellín, Santiago de Chile, Orlando y Barcelona, con el objetivo de buscar las rutas más rentables.

La compañía inició formalmente la operación de Regional Express Americas, la aerolínea especializada en vuelos regionales al interior de Colombia.

La línea aérea cerró el primer trimestre con una flota de 190 aviones, número que se reducirá en los próximos meses al salir los Embraer 190 y la flota Cessna 208 cuando se concrete la venta de las aerolíneas regionales SANSA y La Costeña que operan en Costa Rica y Nicaragua.