Por: Agencia AFP.   9 abril

Boeing, golpeado por la paralización de su modelo 737 MAX, reportó una caída del 19% en la entrega de sus aviones comerciales durante el primer trimestre del 2019 al compararse con el mismo periodo del 2018.

El gigante aeroespacial entregó 149 aeronaves en el transcurso de los primeros tres meses del presente año (89 de la serie 737), mientras que el año pasado fueron 184 unidades, de las cuales 132 pertenecen a la familia de los 737.

Boeing suspendió la entrega de aviones de dicha serie “hasta que se encuentre una solución”, pero descartó detener la producción de la aeronave (es el modelo más vendido de la compañía). AFP para EF.
Boeing suspendió la entrega de aviones de dicha serie “hasta que se encuentre una solución”, pero descartó detener la producción de la aeronave (es el modelo más vendido de la compañía). AFP para EF.

La compañía ha estado bajo la lupa después de que dos aeronaves 737 MAX8 se accidentaron, una en octubre del 2018 y otra en marzo del 2019, provocando la muerte de 346 personas entre pasajeros y miembros de la tripulación.

Esas catástrofes llevaron a las autoridades de todo el mundo a inmovilizar a los aviones de la familia MAX, lo cual a su vez, restringió el suministro de aparatos nuevos que Boeing ya tenía previsto.

Las entregas de aviones están ligadas estrechamente a los ingresos de las compañías.

Ya la semana pasada, Boeing anunció que reducirá la producción mensual, de 52 a 42 unidades, de la línea 737 al menos por un tiempo.

El mercado espera que la firma aeroespacial actualice sus proyecciones anuales para la presentación de sus resultados trimestrales, la cual será dentro de dos semanas.

A inicios de año, la empresa esperaba un buen 2019 tanto en materia de ingresos como en ganancias por acciones.