Por: Agencia AFP.   Hace 5 días

Washington. El fabricante estadounidense Boeing se apresura para encontrar una modificación para el sistema de estabilización de sus aviones 737 de la serie MAX, que se sospecha podría estar implicado en dos accidentes ocurridos en el transcurso de los últimos cinco meses.

La primera aeronave, operada por Lion Air, se siniestró 13 minutos después del despegue, en un fallido viaje entre Yakarta y Pangkal Pinang, en Indonesia.

Mientras que el segundo accidente fue el de un avión de la compañía Ethiopian Airlines con destino Nairiobi, Kenia, que se estrelló en el sureste de Adís Abeda también poco después de despegar.

Boeing suspendió la entrega de aviones de dicha serie “hasta que se encuentre una solución”, pero descartó detener la producción de la aeronave (es el modelo más vendido de la compañía). AFP para EF.
Boeing suspendió la entrega de aviones de dicha serie “hasta que se encuentre una solución”, pero descartó detener la producción de la aeronave (es el modelo más vendido de la compañía). AFP para EF.

El sistema MCAS –destinado a evitar la desestabilización del avión– es señalado como el responsable del accidente de la aeronave de Lion Air en el que murieron 189 personas, indicaron el viernes dos fuentes próximas a la investigación.

Las mismas fuentes especificaron que aún se desconocen las causas del siniestro del domingo en Etiopía, en el que murieron 157 personas. El análisis de las cajas negras comenzó hoy en Francia, país al que Etiopía encargó la investigación para intentar descubrir qué medió en la tragedia.

Boeing comenzó a trabajar en una solución para el sistema MCAS después del accidente de Lion Air, explicó a AFP una de las fuentes. La modificación está cerca de finalizar (en unos 10 días) y solo se necesitarían dos horas por nave para introducirla.

Contactado por la AFP, el fabricante estadounidense rechazó comentar esta información.

La empresa realizó una conferencia telefónica el jueves con tres aerolíneas que compraron algunas unidades del 737 MAX y les presentó la solución, dijo una de las fuentes. La empresa debería informar a otros clientes a principios de la próxima semana.

El constructor de aviones también suspendió la entrega de aviones de dicha serie “hasta que se encuentre una solución”, pero descartó detener la producción de la aeronave (es el modelo más vendido de la compañía).

Investigación en curso

La delegación etíope, encabezada por el jefe de la Oficina de Investigación de Accidentes del país, llegó a la Oficina Francesa de Investigación y Análisis (BEA) para comenzar la investigación.

Por ahora no se ha filtrado nada sobre el contenido de las cajas negras del avión de Ethiopian Airlines, que quedaron dañadas tras el siniestro. Una de ellas (la FDR) contiene los parámetros de vuelo y la otra (la CVR) posee las conversaciones y alarmas de la cabina.

La BEA dispuso de 10 técnicos del centro. Los trabajos sobre la CVR podrían alargarse hasta el sábado, escribió en Twitter la oficina francesa de investigación.

Etiopía pidió a Francia que se hiciera cargo del análisis porque no dispone de un laboratorio para analizar las cajas negras. Esto “no es un buen augurio para la integridad de los datos que contiene”, explicó un ex responsable de la BEA.

La agencia francesa difundió fotografías de la caja FDR en las que se veía notablemente dañada, aunque estos dispositivos son conocidos por soportar fuertes impactos. Si los datos que contienen las cajas están afectados, pueden solicitarle al fabricante (la estadounidense L3 Technologies) que los reconstruya total o parcialmente.

Las cajas negras del avión de Ethiopian Airlines quedaron dañadas tras el accidente en el que murieron 157 personas. AFP para EF.
Las cajas negras del avión de Ethiopian Airlines quedaron dañadas tras el accidente en el que murieron 157 personas. AFP para EF.

El organismo estadounidense encargado de la seguridad en los transportes, NT SB, envió a tres investigadores a Francia para participar en las pesquisas; una práctica habitual puesto que el avión es del constructor estadounidense Boeing.

La Agencia Estadounidense de Aviación ordenó suspender todos los vuelos de las aeronaves 737 MAX8 y MAX9 hasta nuevo aviso. Washigton justificó la decisión después de encontrar “nuevos datos” satelitales entregados por Canadá, en los que se muestran similitudes entre los dos accidentes de dicho modelo.

Esa medida se produjo después de que un número creciente de aerolíneas y países decidieran dejar en tierra esos modelos de avión o prohibirlos en su espacio aéreo hasta que se asegure que no representan un problema de seguridad.

Según reveló el New York Times el jueves, el piloto del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines se encontró en una situación de emergencia inmediatamente después del despegue. Pidió con voz de “pánico” regresar cuando el avión comenzó a acelerar a una velocidad anormal.

“Break, break, solicito vuelta a casa”, dijo el comandante a los controladores del tráfico aéreo, según una persona que tuvo acceso al intercambio entre la tripulación y los controladores.

El término “break, break” se utiliza para dar prioridad a un mensaje, lo que significa que la tripulación se enfrenta a una situación de emergencia que los pilotos no pueden manejar. “Solicita orientación para aterrizar”, agregó el comandante.