Por: Jéssica I. Montero Soto.   8 enero
La Cámara de Empresarios del Combustible aseguró que las estaciones de servicio no pueden operar un mes con retenciones por encima del margen de comercialización. Foto: Alonso Tenorio
La Cámara de Empresarios del Combustible aseguró que las estaciones de servicio no pueden operar un mes con retenciones por encima del margen de comercialización. Foto: Alonso Tenorio

La Cámara de Empresarios del Combustible canceló la medida anunciada el 7 de enero, según la cual se suspendería la recepción de pagos con tarjetas de débito y crédito en las gasolineras. La cancelación se debe a la respuesta del Ministerio de Hacienda, que aceptó haber cometido un error al incluir las estaciones de servicio en las retenciones de impuestos.

José Miguel Masís Aguilar, director general de la Cámara de Empresarios del Combustible, explicó a EF que ahora se dedicarán a confirmar la eliminación de las retenciones con todos sus asociados y, de ser necesario, solicitarían una ratificación por parte de Hacienda, pero esto ya no implicaría cambios en el procedimiento de pago.

“El tema es que las estaciones tenían que reaccionar en razón de las sumas que se les estaban recaudando. Por ejemplo, el margen de comercialización representa un 8% del precio de venta, pero si usted me está reteniendo un 7,31% (sumando ventas y renta) y además de eso la comisión, sobrepasa ese 8% que yo recibo como prestador del servicio”, enfatizó.

Masís afirmó que los empresarios de combustible necesitan ese dinero para comprarle a Recope y que de no tomar medidas, las estaciones podrían haberse visto obligadas a cerrar. Sin embargo, el empresario niega la utilización del anuncio como medida de presión para conseguir las correcciones en el proceso.

“Si llegaba el cuerpo de Bomberos a pagar con tarjeta, créame que nunca se les iba a decir que no. Este no es un tema de terrorismo ni mucho menos, simple y sencillamente hay una afectación y hay que controlarla. Si Hacienda no colabora o si los bancos no colaboran, la acción la tengo que tomar yo como empresario”, advirtió.

Usted mencionó que la corrección de los errores es un tema de comunicación ¿entonces por qué inicialmente se anuncia la medida de no recibir tarjetas, si se podía optar por la comunicación con Hacienda?

Vamos a ver. El problema nuestro es con los bancos. Les indicamos que las retenciones no correspondían de acuerdo a la ley del impuesto sobre las ventas. En el tema de rentas debido a una resolución de 2014. Los bancos debieron acatar esa disposición por la simple razón de estar estipulado en una norma jurídica. Ellos indicaron que no, que ellos responden a los listados de Hacienda, contraviniendo desde mi punto de vista lo establecido en la norma. Lo que hizo Hacienda fue indicarles que efectivamente fue un error y que excluyeran a las estaciones de servicio.

Si ustedes tienen razón ¿por qué anunciar una medida de presión que afectaría, como ustedes calcularon, al menos a un cuarto de millón de personas?

No, no, es que usted lo ve como una medida de presión, pero realmente es una medida de urgencia para protección de las estaciones. Una estación que esté vendiendo combustible y todo su ingreso está siendo retenido, yo no puedo recibir un mecanismo así. Pero eso no es una medida de presión, póngale usted una medida cautelarísima para efectos de evitar un descalabro económico en la estación.

Entiendo su punto, lo que pasa es que una medida cautelar se habría aplicado, pero esta no se aplicó, solo se anunció, entonces es una medida de presión…

No se aplicó porque hoy se retorna a la normalidad. Vamos a ver, ya las sumas retenidas están retenidas y Hacienda tendrá que devolverlas, pero eso no debe perjudicar al consumidor. Le repito, si usted lo ve como medida de presión si pareciera que se usó eso para que Hacienda echara atrás un cobro. No, es que la retención era indebida.

¿Por qué no se siguió entonces el debido proceso para solicitar la anulación de la retención?

La actuación de la Cámara es porque todos acudieron a Hacienda durante la semana anterior, a las oficinas que estaban abiertas, recordemos que Hacienda realmente retoma operaciones completo a partir del día de ayer. La respuesta que estaban recibiendo nuestros afiliados era que les recibían la nota donde pedían la suspensión y los tramitadores les indicaban que el proceso normal era de un mes y que en ese tiempo les responderían si procedía o no procedía. Obviamente eso es inaceptable, usted no puede esperar un mes a que le sigan rebajando cantidades exorbitantes de dinero. Por eso es que ante Hacienda la Cámara solicita una solución inmediata, no esperar a los trámites normales.

Usted sabe que el anuncio hecho por la Cámara generó preocupación...

Le soy sincero, la intención era más prevenir al consumidor, porque si Hacienda no daba respuesta el día de ayer y los bancos tampoco actuaban, definitivamente la suspensión en la recepción de tarjetas iba a ser inmediata por todos los grupos y empresarios independientes. La reacción es ante una situación ilegítima y si no se revertía el proceso no se podían recibir tarjetas. En este momento el proceso se revirtió y no hay razón para no recibir tarjetas.

Si el interés era alertar a los consumidores ¿por qué no se hizo también una comunicación oficial anunciando que ya la medida no entraría en vigencia? (El pasado 7 de enero la Cámara envió un comunicado de prensa anunciando la medida, pero el 8 de enero no se había recibido ninguna comunicación)

Bueno, los mecanismos son variados. Se puede programar un campo pagado e iba a salir de 3 a 5 días…

Pero a los medios sí nos llegó un comunicado de prensa con el anuncio de la medida, y no hubo envío de información sobre la cancelación.

Nosotros estuvimos dando información posteriormente… Debo decirle que el acuerdo entre asociados de suspender la medida se dio prácticamente en horas de la noche y a mí me notificó la gente de Delta y de UNO que dada la posición de Hacienda ellos no iban a suspender la venta con tarjeta. Igual nuestros agremiados, por los chats por los que normalmente nos comunicamos.

Es un tema convulso realmente, por supuesto lamentamos las preocupaciones que se les pudieran haber generado a los consumidores. Y por supuesto, a los medios periodísticos he tratado de atenderlos en la medida de lo posible.

¿Usted cree que esta forma de manejar la información puede haber afectado la credibilidad de la Cámara?

Es probable, pero bueno, por desgracia yo no puedo anticipar un resultado. Es más, le advierto, yo no creía que puediese dar tanto revuelo y eso ya es una preocupación diferente y es el tema de si como consumidores estamos o no estamos en posibilidades de desprendernos de un procedimiento de pago. Al final si usted no me recibe la tarjeta, que yo he llegado a lugares donde no la reciben, simplemente pago en efectivo, estoy preparado, tengo los recursos. El tema es si el sistema financiero en este momento nos hace dependientes de un instrumento como ese.