Por: Cristina Fallas Villalobos.   Hace 4 días
Gessa implementa desde el 2014 una estrategia en la que ofrece un formato de tienda para tres tipos de consumidores. Siendo así, Saretto atiende el segmento socioeconómico alto; Peri, el medio y Súper Compro, el segmento de bajo ingreso. Foto de: Diana Méndez
Gessa implementa desde el 2014 una estrategia en la que ofrece un formato de tienda para tres tipos de consumidores. Siendo así, Saretto atiende el segmento socioeconómico alto; Peri, el medio y Súper Compro, el segmento de bajo ingreso. Foto de: Diana Méndez

La Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) desaprobó la adquisición del Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa) —dueño de los formatos Perimercados, Super Compro y Saretto—, por parte de Walmart de México y Centroamérica.

“Se votó de manera unánime denegar la concentración. Es decir, se denegó la solicitud de concentración económica entre las dos partes: Supermercados Unidos y el Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa)”, detalló el presidente de la Coprocom, Rodolfo Chévez.

La comisión consideró que la transacción implicaba que un agente económico, que ya tenía “mucho poder” en el mercado, se fortaleciera aún más con la fusión, generando riesgos en la incidencia de los precios e incluso excluir competidores o proveedores.

Una vez notificadas (lo cual ocurrió este 5 de diciembre), ambas partes (Gessa y Walmart) cuentan con los tres días siguientes para presentar un recurso de reconsideración, con el cual se agotaría la vía administrativa.

“En caso de que ellos presenten un recurso de reconsideración, cualquiera de ambas partes o las dos, nosotros podríamos estar resolviendo a mediados de enero. Estamos en una fase recursiva”, señaló Chévez.

Aquileo Sánchez, director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Walmart, mencionó que analizarán la resolución de Coprocom y evaluarán los pasos a seguir.

“Tenemos certeza de que esta transacción es positiva para el país y conveniente para el entorno competitivo. Seguimos comprometidos a servir a los costarricenses con nuestra propuesta de precios bajos todos los días; a la vez que generamos empleo y oportunidades de crecimiento para nuestros proveedores”, agregó Sánchez.

Al anunciarse el acuerdo de compra, en julio anterior, Walmart manifestó que con la transacción no pretendía acaparar nuevos tipos de consumidores, sino más bien acelerar su expansión y mejorar su presencia en zonas como el Pacífico.

Noticia en desarrollo.