Por: Cristina Fallas V.   22 abril

Más de 100 personas cancelaron sus reservaciones con Destinostv después de un incidente en Cancún, México, durante Semana Santa.

La polémica entorno al viaje surge en dos vías: el hospedaje en territorio mexicano y el regreso a Costa Rica de 180 personas.

Sobre el primer punto, el grupo de viajeros llegó a las 6:00 a.m. al Hotel Gran Oasis de la ciudad mexicana donde se les indicó que no habían habitaciones disponibles. Fue hasta cinco o seis horas después de su llegada, que se les asignó un espacio en las instalaciones.

22/04/2019. Escazú Village. El apoderado de la empresa turística Destinos TV, José Cortés, explico en conferencia de prensa la situación de un grupo de costarricenses en Cancún. En la foto: Foto: Albert Marín.
22/04/2019. Escazú Village. El apoderado de la empresa turística Destinos TV, José Cortés, explico en conferencia de prensa la situación de un grupo de costarricenses en Cancún. En la foto: Foto: Albert Marín.

José Cortés, dueño de la agencia de viajes, mencionó que tenían un acuerdo con la cadena de hoteles para que el check in se realizara más temprano de lo usual (entre las 2 p.m. y las 4 p.m.), pero que lo acordado evidentemente no se cumplió.

“En este caso no se dio (el ingreso temprano) y en el transcurso de la mañana cuando nos comunicamos con la dirección general de los hoteles, empezamos a colocarlos y proveerles sus habitaciones en la misma cadena, bajo el sistema todo incluido”, agregó Cortés.

El origen de los inconvenientes con las habitaciones supuestamente consistió en atrasos de otros vuelos, ya que quienes estaban hospedados en ese momento decidieron ampliar su estancia hasta el miércoles 17 de abril al medio día –fecha en que llegaron los ticos–. Fue de esa manera, en la que se generó un exceso de huéspedes.

Respecto al segundo punto, el acuerdo inicial con los clientes era que su vuelo de regreso a Costa Rica fuera el 21 de abril, pero el servicio se ofrecerá hasta este 22 de abril en la noche.

La empresa alegó que esta situación es consecuencia de que la Autoridad Mexicana de Aviación revisa que cada tripulación tenga las horas de descanso necesarias y que también se debe al cese de operaciones de “un modelo de avión de una marca conocida por ustedes", indicó el dueño de la agencia (haciendo referencia al Boeing 737 MAX)

“De lo anterior se desprende que acuerdos firmados con varias semanas de anterioridad, no se puedan cumplir al 100% por parte de las aerolíneas y están existiendo atrasos sobre todo en vuelos charters donde se le da prioridad a los vuelos itinerados”, explicó Cortés.

La compañía fue enfática en que la publicación del incidente con el viaje a Cancún provocó que 100 personas cancelaran sus próximas reservaciones y solicitaran la devolución de su dinero (el cual sería en un plazo de 30 días hasta normalizar la operación).

Destinostv también canceló viajes posteriores a Semana Santa debido a cambios de itinerarios por parte de las aerolíneas. Esta medida afectó dos vuelos que comprenden 300 personas.

El dueño de la firma manifestó que esto implica altos costos, aunque no detalló el monto.

Hace 11 meses, esta misma agencia de viajes enfrentó problemas con el traslado de costarricenses al Mundial de Fútbol de Rusia en 2018.

Esta compañía le vendió paquetes para la cita mundialista a 300 personas, las cuales viajarían desde Costa Rica hacia Rusia a través de un vuelo chárter el 13 de junio. No obstante, el viaje no se realizó ese día ya que, según la agencia de viajes nacional, la empresa extranjera que había contratado canceló de último momento.

Cinthya Zapata, directora de la oficina de Apoyo al Consumidor del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MIEC), le indicó a EF que la compañía no está autorizada para comercializar planes vacacionales a plazo con ejecución futura, es decir, cuando el consumidor cancela el monto del paquete y hasta después disfruta del viaje acordado.

De hecho, existe una orden de la Comisión Nacional del Consumidor, con fecha de noviembre del 2018, para que deje de hacer negocios con ese sistema contenida. Siendo así, ahora Destinostv podría enfrentar una denuncia penal por desobediencia a la autoridad, adicionalmente enfrentaría las acciones civiles que puedan desarrollar quienes se sienten afectados por lo ocurrido en Cancún.