Por: Cristina Fallas Villalobos.   22 octubre, 2018

Los dueños de Pizzería La Fabbrica invierten $3,5 millones en el desarrollo de un mercado gastronómico, con una pequeña área de coworking, en Barrio La California.

Amor de Barrio, como se llama el proyecto, fue ideado desde hace dos años; sin embargo, empezó a ser construido a principios de año y estaría terminado antes del 31 de diciembre (las obras tienen un 95% de avance).

Amor de Barrio se sumará a la oferta de mercados gastronómicos de Costa Rica. Fotografía cortesía de Amor de Barrio.

El complejo tendrá un área gastronómica de 2.000 (m²) en los que se incluyen 11 quioscos -con más de 14 m² cada uno- con propuestas de comida libanesa, española, peruana, costarricense y otras. También habrá un bar en la azotea y en el sótano.

Por otra parte, dispondrán de 500 m² para co-working.

El edificio, que se ubica en la calle 21 sobre Avenida 1, cuenta con cerca de 300 sillas y su ocupación a nivel comercial alcanza el 80% en la actualidad.

Valerio Piccirilli, uno de los dueños del inmueble, explicó que escogieron Barrio La California porque los consumidores se muestran más atraídos por opciones gastronómicas y de entretenimiento en el centro de San José.

El diseño del lugar estuvo a cargo de la firma Gensler y la construcción es realizada por Manifesto.

Amor de Barrio llega a competir con otros mercados gastronómicos como Mercado La California, Container Platz, en Santa Ana, El Mestizo, en Escazú, Mercado Escalante y El Abasto, en el centro de San José.

Los dueños de Amor de Barrio invitarán a reconocidos artistas nacionales a intervenir el espacio. La obra artística en la pared es una referencia visual. Fotografía cortesía de Amor de Barrio para EF.

La idea de los mercados gastronómicos se diferencia de todas las propuestas de área de comida en dos puntos: la oferta de comida diferente (no la estandarizada de las cadenas internacionales) y la reunión con otras actividades que promueven convivencia.

El representante de Amor de Barrio destacó que este complejo se diferenciará de los existentes en el mercado porque cuenta con la estructura idónea para un mercado gastronómico.

“Desde sus inicios se ideó con ese fin”, indicó Piccirilli.