Por: Nicole Pérez.   16 abril
Hace un año la empresa Grupo Q ―como parte de sus acciones de responsabilidad social empresarial― envía entre 50 a 60 toneladas de llantas al mes a Multiservicios Ecológicos, provenientes de los 16 talleres Autopits que hay en el país y de las recolecciones de los clientes de Grupo Q. Fotografía: Rafael Pacheco.

En Naranjo de Alajuela, en las instalaciones de una planta industrial, las llantas usadas que llegan en camiones, son descargadas, ingresan por una banda transportadora y al final del proceso terminan convertidas en tapetes, alfombras, adoquines, caucho para canchas sintéticas y piedras decorativas, entre otros.

La empresa Multiservicios Ecológicos tiene como objetivo principal dar un manejo adecuado a los residuos para evitar que contaminen el medio ambiente.

Así es como en su planta procesadora, se dedican a triturar llantas para convertirlas en diferentes subproductos o tipos de materiales, esto funciona como un reciclaje o reutilización de los materiales a los que posteriormente se les da otro uso con los productos terminados.

La compañía —que es gestora ambiental autorizada— trabaja con residuos peligrosos; especiales ―como las llantas―; y ordinarios. Sin embargo, en noviembre de 2019 construyeron las instalaciones para el único y exclusivo de un residuo (las llantas), la cual nació a partir de la experiencia que han adquirido por 20 años en los procesos de desechos.

“En el país existen algunos procesos de llantas, por ejemplo se puede utilizar como combustible alterno (coprocesamiento en hornos cementeros). Con este proceso que estamos implementando, además de la separación de todos los componentes y que tengan un uso, es un fin. Estamos subiendo un peldaño para que se pueda reciclar la llanta”, explicó Natalia Quirós, encargada del departamento legal de Multiservicios Ecológicos.

Quirós indicó que la procesadora trabaja con la figura de la unidad de cumplimiento, esto significa que toda persona o empresa que importe llantas, tiene que hacerse responsable de un porcentaje de esa importación y destinarla a los gestores ambientales autorizados, a su vez estos le dan un uso o destino adecuado.

“Actualmente no hay un porcentaje impuesto por ley, sino que el porcentaje lo pone la persona. Hay gente que importa miles de llantas y que solamente pone en su recuperación un 5%. La planta se sostiene principalmente por las otras funciones, porque la capacidad no está llena al máximo”, agregó.

Por ejemplo, desde hace un año Grupo Q (importador de vehículos y operador de talleres) ―como parte de sus acciones de responsabilidad social empresarial― envía entre 50 a 60 toneladas de llantas al mes a Multiservicios Ecológicos, provenientes de los 16 talleres Autopits que hay en el país y de las recolecciones de los clientes de Grupo Q.

“Con esta acción evitamos que terminen en lotes baldíos, calles, ríos, mares. Protegemos al medio ambiente y cumplimos con las leyes de Costa Rica”, dijo Jazmín Durán, gerente de mercadeo regional de Post Venta de Grupo Q.

La planta tiene una capacidad en este momento de 30 toneladas diarias, disponen de 10 trabajadores y laboran ocho horas, que depende directamente del volumen de llantas que reciban. Fotografía: Rafael Pacheco.

El sostén económico de Multiservicios Ecológicos depende de los otros procesos que realizan con los desechos que manejan; ya que la captación de llantas aún es muy baja en el país, incluso existen días en que no operan por falta de material.

La planta tiene la capacidad de procesar en este momento 30 toneladas diarias, disponen de diez trabajadores y laboran ocho horas. Estos dependen directamente del volumen de llantas que reciban.

Asimismo, la maquinaria utilizada es moderna y automatizada. La línea de trituración son tres máquinas: la principal que se encarga de “desgarrar” la llanta; la segunda máquina que se encarga de la separación y el tamaño del material; y la última denominada granulador que es donde se obtienen los diferentes granos para realizar los productos.

Ver más!
Las etapas

Greivin Vargas, gerente de operaciones de Multiservicios Ecológicos, explicó que las llantas están compuestas por tres elementos: el acero, el textil (nylon), y el caucho, y la planta realiza la separación de todos estos componentes por medio de tres etapas:

1. Ingresa el camión a la planta para descargar las llantas y colocarlas en la primera máquina de trituración completa. Seguidamente, la llanta pasa por un seleccionador que busca el tamaño idóneo para seguir con el proceso.

2. Separación de los componentes: “La máquina lo que hace es un triturado más fino y la idea es que separe las secciones o las bandas que tiene”, explicó Vargas.

En esta etapa, se separa el acero, con todos sus alambres y capas; el nylon; también sale el caucho del cual se obtienen los subproductos.

En el caso del acero, este se compacta en cubos que se distinan como chatarra en exportación hacia Korea y Canadá.

También, las llantas que traen mucho nylon que se envía como combustible alterno a los hornos cementeros, en este caso lo llevan a Cemex.

3. La tercera y última etapa, es la forma en que le buscan un uso a los subproductos, es decir, la materia prima para hacer pisos, caucho para cancha sintética y piedras decorativas de caucho, entre otros.

“La parte más exitosa del proceso es que todos los subproductos que tienen las llantas se dividen y tienen diferentes destinos. Por ejemplo, lo que es caucho se aprovecha en diferentes secciones como las canchas sintéticas, pisos, secciones de jardinería”, agregó el gerente de operaciones.

La comercialización de los productos terminados
A partir del 1°. de mayo van a comenzar a vender en Almacenes El Rey su primer producto: piedras decorativas de caucho reciclado, las cuales funcionan para evitar la erosión del suelo y mantener la humedad. Se pueden utilizar en las plantas para decorar el jardín. Fotografía: Rafael Pacheco.

Multiservicios ecológicos tiene una empresa subsidiaria, Cauchos Ecológicos, la cual se encarga de comercializar y distribuir los productos que provienen de la planta procesadora.

“Nos toca investigar y desarrollar productos de cero a partir de los materiales que vienen de los procesos de Multiservicios Ecológicos. Trabajamos con una economía circular, es decir donde las materias primas provienen del resultado”, expresó Luis Leandro González, gerente de Cauchos Ecológicos.

A partir del 1°. de mayo van a comenzar a vender en Almacenes El Rey su primer producto: piedras decorativas de caucho reciclado, las cuales funcionan para evitar la erosión del suelo y mantener la humedad. Se pueden utilizar en las plantas para decorar el jardín.

Asimismo, con el caucho están haciendo piso con diferentes espesores, moldes y tamaños y venden gránulos para cancha sintética a clientes específicos.

“Conforme las organizaciones vayan entendiendo el beneficio que les da utilizar estos materiales, nosotros vamos a poder captar más de Multiservicios para transformarlo en producto”, agregó González.

Más iniciativas en Costa Rica
Hace dos años, Fundellantas formó una alianza con Cemex para convertir sus llantas recolectadas en combustible alternativo, utilizado en el horno cementero. Fotografía: Cortesía.

Fundellantas es una fundación sin fines de lucro, desde el 2001 se ha dedicado a la gestión de las llantas de desecho con soluciones innovadoras y ecoeficientes a la problemática ambiental y de salud pública.

La organización siempre fue conocida en el país por fabricar los denominados “llantiones”, una “paca” de varias llantas que se podían comprimir y se utilizaban para la retención de taludes.

Sin embargo, Elsie Álvarez, directora ejecutiva de Fundellantas, afirmó que desde febrero de 2019 la organización dejó de hacerlos por ser una solución limitada en cuanto a su capacidad de tratamiento, ya que era artesanal. Ahora, sus llantas pasan por el peldaño de coprocesamiento y son destinadas a la firma Cemex.

Hace dos años, Fundellantas formó una alianza con Cemex para convertir sus llantas recolectadas en combustible alternativo, utilizado en el horno cementero. Fuente: Elsie Álvarez, directora ejecutiva de Fundellantas.

“La fundación está siempre a la vangardia buscando lo mejor en tecnología para el tratamiento de las llantas. El 100% de las llantas que recolecta la fundación se convierten en combustible alternativo”, destacó Álvarez.

Asimismo, recientemente Fundellantas inició un acercamiento con los 82 gobiernos locales con el fin de apoyarlos en el cumplimiento de la Ley para la Gestión Integral de Residuos; y organizar campañas periódicas de recolección de llantas usadas.

Por otra parte, desarrollan una campaña anual permanente de recuperación de llantas usadas con Riteve, que además cuenta con el aval del Ministerio de Salud y el Ministerio de Ambiente y Energía, así como con el apoyo del programa Ecoins y el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA).

La campaña comprende cinco puntos de recolección en las estaciones de Riteve ubicadas en Heredia, Cañas, Puntarenas, Guápiles y San Carlos. Además, en todos los puntos de recolección, las llantas pueden ser canjeadas por puntos del programa Ecoins.

“Nuestra misión en Fundellantas es garantizar formas innovadoras de dar un tratamiento responsable a las llantas de desecho y en alianza con Cemex brindamos una solución ecoeficiente a la problemática ambiental y de salud pública. Generamos una industria baja en carbono que contribuye con el plan de descarbonización del país mitigando el impacto de la contaminación y del cambio climático”, agregó Álvarez.